NEWS

¿Por qué se secan las hojas de mi planta de cannabis?

diciembre 10, 2020, 8:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

El cultivador de cannabis que cuente con un mínimo de experiencia, sabe que una planta con las hojas sanas es siempre sinónimo de que todo marcha bien. En cambio, cuando aparecen marcas, quemaduras, deformaciones o algún cambio tanto en el color como en la textura, es sinónimo de que algo empieza a fallar. En esos momentos en los que esto ocurre y se es novato en el cultivo, lo más común es perder los nervios, entrar en internet y leer en 5 minutos cien temas distintos. Lo peor es que lo más normal es no conseguir averiguar el por qué se secan las hojas de la planta de cannabis.

Lógicamente eso no soluciona nada y lo único que consigue es confundir más al cultivador. O actuar de forma equivocada por culpa de que no se ha verificado si la solución leída es la mejor. Se abona cuando puede ser un problema de sobrefertilización. Se riega cuando es un exceso de riego. O se usan insecticidas que realmente son innecesarios pues no existe una plaga. En este post, trataremos de daros algunas pistas para localizar cualquier problema que se pueda presentar y manifestar con daños en las hojas.

Por qué se secan las hojas de mi planta de cannabis: la importancia del pH del agua

Uno de los errores más comunes, por no decir que se trata del más común, es no regular el pH del agua de riego. Esto es algo básico en un cultivo. Por encima y por debajo de determinado rango, la planta comienza a mostrar dificultades para asimilar determinados nutrientes. Y esto sucede aunque en el sustrato haya una gran cantidad de nutrientes disponibles. Depende de cual de ellos se vea afectado, al igual que si son varios, las hojas comenzarán a mostrar síntomas de carencia. Puede ser amarillamiento de toda la hoja, tan sólo en los nervios, con forma circular o incluso quemaduras.

En cuanto veamos la primera hoja con algún síntoma extraño, inmediatamente comprobaremos si hemos estado regando con un agua con el pH adecuado. Los siguientes riegos, lógicamente ya comenzaremos a hacerlos con un pH bien ajustado, entre 6.0 y 6.5 para cultivos en tierra. En muchas ocasiones esto es suficiente para que la planta de nuevo comience a asimilar los nutrientes del sustrato y el problema se corrija. Si tenemos claro que no se trata de un fallo en el control del pH, descartaremos esto y seguiremos buscando de donde puede venir el fallo.

¿Se secan las hojas de mi planta de cannabis por riegos mal hechos?

Los riegos también pueden ser una de las causas frecuentes por el cual se secan las hojas de una planta de cannabis. Tanto por su frecuencia, como por su realización. Además de regular el pH como hemos dicho, el riego es clave para el buen desarrollo de una planta. La marihuana es una especie que consume grandes cantidades de agua. Pero en cambio no le gusta nada tener un substrato siempre encharcado.

Ante un exceso de riego, las hojas se encorvan hacia abajo y pierden firmeza. Podría a simple vista confundirse con falta de agua, por lo que regando no haremos otra cosa que empeorar la situación. Antes de nada, asegúrate de que éste puede ser el problema. Prueba a levantar la maceta y comprobar su peso. Así sabrás si la planta tiene exceso de riego, o por el contrario lo necesita.

Asegúrate de no tener ni plagas ni hongos

Muchas veces nos llegan fotos de plantas infestadas de araña roja o trips, preguntándonos que por qué se ponen las hojas así. En ocasiones la plaga está tan avanzada, que no hace falta ser un experto para verla a simple vista sin necesidad de nada más.  Salvo problemas graves de visión, una plaga siempre es muy fácil detectarla y no debería haber ningún tipo de confusión con un problema de carencias o excesos. Hojas comidas, con picaduras o sucias, es indicio de que algún insecto ha encontrado un buen refugio y fuente de alimento en nuestras plantas. Revisa bien a fondo, sobre todo el envés de las hojas que es donde se suelen refugiar.

Algunos hongos también pueden dar lugar a confusión cuando es la primera vez que se sufren. Oídio, mildiu, botritis en tallos… Para esto lo mejor es buscar información sobre cada uno de estos hongos, y comparar fotos con lo que padecen nuestras plantas. Una vez identificada la plaga o el hongo, la trataremos con algún producto específico para ella. Si no estamos convencidos que no es eso, descartamos y seguimos buscando el causante del problema.

Los nutrientes móviles e inmóviles

Los nutrientes móviles, son aquellos que la planta puede distribuir de una zona a otra.  Es decir que si una planta tiene una carencia de algún nutriente móvil, por sí sola es capaz de mover dicho nutriente desde las hojas más grandes a las zonas de crecimiento. Con ello sacrifica las hojas más viejas para que la planta pueda seguir desarrollándose. Los nutrientes móviles son el nitrógeno, el fósforo y el potasio (los 3 nutrientes primarios), además de zinc y magnesio.

Los nutrientes inmóviles, por otro lado, son aquellos que la planta no es capaz de distribuir. Cuando se agotan las reservas de ese nutriente en una hoja, comienza a mostrarse la carencias. Por lo que lo más normal que la carencia de un nutriente móvil se produzca en primer momento en las zonas de crecimiento, es decir en las apicales y hojas más jóvenes. Los nutrientes inmóviles son el calcio, el azufre, el molibdeno, el hierro, el cobre, el boro, el manganeso, el cobalto y el cloro.

Esto nos dará una pista muy importante. Una carencia que podamos ver primeramente en las hojas más viejas, puede significar sin duda que se trata de la falta de macronutrientes. Simplemente subiendo la dosis del abono base de crecimiento o floración suele ser suficiente. En cambio si las carencias se presentan en las hojas más jóvenes, significará que nuestra planta sufre una carencia de microelementos. En este caso debemos optar por algún abono rico en todos estos micronutrientes.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular