LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Una industria y mercado del cannabis que esta enraizando fuertemente

Una industria y mercado del cannabis que esta enraizando fuertemente

0 294 vistas
Macfoto

Un producto de alto consumo que quiere pagar impuestos, crear puestos de trabajo, ser una gran industria y todo ello, arrebantándoselo al mercado negro e ilegal.

Cada día que pasa, algún país o nación aparece en las noticias en el que voces interiores claman por otra forma de tratamiento hacia la planta del cannabis o sus consumidores. Y, Siempre los argumentos son los mismos en los distintos países.

Qué si la guerra contra las drogas cuesta mucho dinero al heraldo público. Qué si la fuerte prohibición no ha servido para desterrar el consumo de esta planta milenaria con sus miles de años de consumo. Qué si las cárceles y juzgados se desinflarían si no existiesen tantos enjuiciamientos a personas por consumo o por delitos sin sangre. Qué las autoridades policiales dedicarían su escaso tiempo a cosas importantes para la sociedad. Qué no haríamos tan poderosos a las mafias o delincuentes que se lucran con un producto de alta demanda y consumo. Qué muchas personas podrían encontrar un trabajo legal en vez de trabajar ilegalmente con lo que eso quiere decir. Qué se podrían recaudar millones y millones de impuestos que podrían reedistribuirse en salud y educación. Qué si se controlase la producción nos evitaríamos problemas con la salud y las malas practicas profesionales. Qué se podría investigar en mejores condiciones si fuese un producto totalmente legal. Y, lo más importante, que se acabaría con el error de décadas de prohibición que ha hecho transgresores a miles de personas por el simple hecho de consumir.

Podríamos escribir muchos argumentos que son repetidos en todos los países por las personas que buscan acabar con la prohibición. También es cierto, que todos estos argumentos por el simple hecho de regular el consumo y la producción, perfectamente se materializarían con los correspondientes beneficios para el conjunto de la sociedad. Por lo tanto, ¿que pasa con este movimiento en las distintas naciones?

En todos los países usan los mismo argumentos

El cannabis sativa, que sería la forma común y científica de llamar a esta planta en todos los países del mundo, tiene algo que nos une a todos. Sencillamente, es que todos los argumentos son coincidentes en las distintas naciones. Es decir, todas los beneficios para la salud, la economía o las instituciones beneficiaría a todos los países.

El movimiento legalizador o regulador esta llegando como una gran ola a todas las costas en los cinco continentes, es más, todos los argumentos que se utilizan en un país puede ser utilizado en cualquier otro. En todos los países serían validos, los países recaudarían impuestos o tasas, crearían industria con sus puestos de trabajo, habría menos delincuencia, se restaría poder económico a las mafias y no habría tanta hipocresía gubernamental entre unos productos que son legales aunque maten y otros que no.

Si al principio parecía una locura de un pequeño país como Uruguay el comenzar a gestionar este error de la prohibición. Mas tarde, estados como los del grandullón EEUU o poderosos del G7 como Canadá, se apuntaban a esta medida legalizadora que a parte trae millones de dolares bajo el brazo. Esto último, aunque ninguna nación cara al publico quiere ponerlo como motivo, si que parece ser un buen revulsivo para que por lo menos algunos países levanten las cejas y quieran escuchar o por lo menos no cerrarse a la opción reguladora.

Si hasta no hace mucho, solo eran “cuatro” las naciones que valoraban esa posibilidad regulatoria, con el bonito sonido del “cannadolar” o “cannaeuro” que llevaría la medida, los países que se interesan parecen empezar a ser más de un simple puñado. En Europa, raro es el país en el que no existen voces que abogan por un cambio lo antes posible. La creación de una industria local, en vez de dejar esa industria en manos de otros países ya aventajados en el sector cannabis comienza a ser un clamor. En el viejo continente por ejemplo, los países nórdicos que tienen unas tasas de consumo más bajas que el resto, ya se han apañado en llegar acuerdos con empresas canadienses -las más aventajadas actualmente- y ya han firmado acuerdos para abastecer ese mercado medicinal más fresco como el finlandés, noruego, sueco o danés.

La industria del cannabis en la Italia mediterránea, por ahora se abastecerá a través de su pequeña industria productora que, raramente, es dirigida por su ejercito. “Mi capitán, 100 kilos más de skunk que el mercado se nos calienta”. El ejercito es el que cultiva y produce a bajo coste para el Estado italiano el cannabis con THC y que debe abastecer su mercado. Grecia, que aún se están levantando del fuerte golpe de ésta crisis de una década y que donde las nuevas izquierdas gobiernan, solicitan la inversión, puestos de trabajo y creación de industria local con el cannabis para ayudar con su “viacrucis” .

Malta por el contrario, ya ha llegado acuerdos para la producción de cannabis con inversionistas extranjeros y se les pide a los agricultores, como publicó el Sunday Times de Malta, que vendan sus campos a los posibles cultivadores de cannabis, y éstos en dificultades ven en la oferta un salvavidas. Chipre, un país isleño también en el mediterráneo, ya allanó en su Parlamento el aterrizaje de una industria del cannabis medicinal. Su ministro de Salud, George Pamboridis, dijo “El objetivo y propósito es atraer a inversionistas internacionales que expresen interés en las dos licencias que se otorgarán para el cultivo de cannabis medicinal” y además argumentó que para el cultivo de la planta Chipre tenía muy buenas condiciones climáticas y favorables en la isla.

Alemania se esta erigiendo como el mayor mercado de toda Europa y uno de los tres mas grandes del mundo. Las empresas canadienses que pueden producir y exportar cannabis para uso medicinal, se están quedando en principio, con este gran mercado del cannabis medicinal alemán. Mientras se firman acuerdos para abastecer de flores o mejor dicho, cogollos de marihuana, las acciones bursátiles de estas compañías extranjeras no paran de subir. Alemania necesitará varios años para poder abastecerse ella misma.

 

Otro gigante europeo como Francia y donde siempre ha sido duramente prohibida la planta, con los nuevos tiempos también esta cambiando en esta dirección. Hace unas semanas nos sorprendía una encuesta francesa y por primera vez en su historia la mayoría de los franceses abogaba por la legalización recreativa, por el uso medicinal el dato a favor es abrumador. También la Ministra de Salud francesa, Agnès Buzyn, dijo sobre el cannabis medicinal y como un cambio de dirección “nunca sería hostil con lo que puede aliviar el dolor” . También en Francia se esta viviendo un boom en la creación de comercios que venden cannabis light o cáñamo, con menos de 0,2% de THC.

Y si subimos mas al norte, veríamos que en el Reino Unido parece que se esta cociendo un cambio importante con todo el tema del cannabis. Hace unas semanas leíamos que Gran Bretaña, según JIFE de la ONU, era el mayor exportador de cannabis medicinal de toda Europa. El gobierno del Reino Unido niega que el cannabis tenga usos médicos y al mismo tiempo supervisa “el mayor mercado mundial de producción y exportación de cannabis medicinal con licencia gubernamental” . También, importantes políticos liberales ya abogan por seguir al nuevo mercado legal canadiense y aplicarlo en las Islas Británicas, regular e imponer impuestos. Escocia, que también pertenece al Reino Unido, quiere poder legislar sobre el cannabis medicinal en su territorio, ya que su gobierno es partidario de su legalización, todo lo contrario y que por ahora el Parlamento londinense.

En la península ibérica, otros dos países están poniendo los cimientos de esta gran y nueva industria. En Portugal, se ha aprobado por parte de su parlamentarios la regulación y cultivo de cannabis medicinal y ya se están creando unas inmensas instalaciones para su producción, por parte de un conglomerado de empresas portuguesas y canadienses. En España, ya existe una creciente industria que rodea el cultivo personal y también, ya se han empezado con las infraestructuras para el cultivo a gran escala que abastecerá la demanda medicinal, también a cargo de un conglomerado hispano-canadiense.

Polonia, otro de los grandes países europeos por población, ya legalizó el cannabis medicinal a finales del año pasado y aunque por ahora tiene que importar la sustancia, ya se están poniendo las bases para poder cimentar una industria dentro del país.

Aparte de estos ejemplos de países que ya están en el germen de esta nueva industria, la mayoría de estos movimientos regulatorios con el cannabis son de nivel medicinal y no recreativo. Pero también es cierto y a nadie se le escapa, que es la primera forma de entrada regulatoria del cannabis y cuando es aceptado ese uso, el siguiente que es el lúdico ya tiene el camino allanado.

El consumo no va a desaparecer y ¿quien lo abastecerá?

El consumo de cannabis no va desaparecer, siempre existirá una demanda y por lo tanto tiene que haber una producción. De los estados depende que esa producción sea clandestina como hasta la fecha o por el contrario, se controle, regule y pague sus impuestos como otra más.

En esta ecuación gana todo el sistema. En primer lugar el estado; por lo tanto de una forma u otra toda la sociedad. En segundo lugar el consumidor; calidad sin el mercado callejero. En tercer lugar la creación de industria; el ciudadano puede entrar en ella como creador-inversor o trabajador. En cuarto lugar la salud; más investigación y asesoramiento por parte de los profesionales médicos. En quinto lugar los más jóvenes; más prevención y educación. En sexto lugar la hacienda publica; recaudará donde antes no lo hacía. En sexto lugar los garantes de la ley; se aliviará la justicia y la policía se centrara en lo importante.

Otro dato importante, es que esas millonarias cifras que mueve la venta del cannabis, tanto medicinal como recreativo, entrarían en el circuito legal restándose al mercado negro con todo lo que significa. A tenor de los datos que nos llegan desde mercados que ya la han regulado, como los estados norteamericanos, las cifras no pueden ser más aclaratorias. Como ejemplo, solo el estado norteamericano de Colorado, con cinco millones y medio de habitantes, vendió cannabis por valor de 1.500 millones de dolares en el 2017. Las cifras mareantes que puede producir las ventas y sus imposiciones en forma de impuestos, hacen que muchas economías empiecen a tener muy en cuenta este aspecto económico que va ligado al cannabis.

Cayendo como fichas de dominó

En un primer momento, todo el mundo miraba de reojo, las medidas de apertura o de regulación, de una nueva industria del cannabis medicinal. Pero, ahora si, después de unos años de su puesta en marcha y de ver que no se ha caído el cielo, ni que los argumentos catastrofistas de los prohibicionistas se han cumplido, muchos gobiernos empiezan a considerar dar luz verde, como un mal menor en unos casos y como una oportunidad en otros.

Si en América, 30 estados de EEUU de una forma u otra tienen legalizado el consumo de cannabis medicinal y nueve estados más su uso recreativo, Uruguay ya esta legalizado el consumo adulto, Canadá acaba de legalizar el uso recreativo para adultos, Colombia quiere ser el gran invernadero mundial de cannabis, México acaba de legalizar el uso medicinal y Chile y Argentina ya tienen legalizado el consumo medicinal, ¿el cannabis ya esta implantado en América?

Si en Europa ya existe una carrera de “qué cierre la puerta el último”. Si en Asia, más restrictiva con consumos psicoactivos, hablan de que naciones como China o India ya usaban en sus culturas el cannabis desde hace miles de años. Si en África ya se abrió la carrera por esta nueva industria como en Sudáfrica , Lesoto o Zimbaue. Y, si en Australia y Nueva Zelanda sus territorios ya comienzan a legalizar por estados. No hace falta ser muy listos para comprender, que la larga prohibición del cannabis ha hecho mucho daño a los ciudadanos, pero estos gigantescos movimientos económicos que conlleva el cannabis y que hasta ahora se los ha embolsado el narcotráfico ilegal, estas cifras, también son una buena palanca y van ayudar que esas fichas de dominó sigan cayendo ya mayor rapidez. Ya lo verás.

Por Mac.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 10 vistas
Hace tiempo que Super Strains no nos presentaba ninguna nueva variedad. Este banco holandés, hace años adherido al fabricante de fertilizantes Hy-Pro, se hizo...

0 68 vistas
Un nuevo estudio en ratones dice que el ingrediente activo del cannabis mejoraría la memoria en los pacientes con alzheimer

0 102 vistas
La vaporización de cannabis cada vez más se está convirtiendo en un método muy popular de consumo de cannabis.

0 39 vistas
El cannabidiol (CBD) ha mostrado una eficacia similar en las epilepsias pediátricas graves a otros fármacos antiepilépticos.