LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Colombia"

Colombia

0 213 vistas

La Junta Internacional para la Fiscalización de Estupefacientes ha asignado a Colombia el 44 % del cupo mundial para cannabis medicinal; mientras que a EE.UU el 33 %

Los dos países que ha recibido más aprobaciones para producir y cultivar cannabis medicinal por parte del JIFE (Junta Internacional para la Fiscalización de Estupefacientes adscrita a la ONU) ha sido Colombia y Los Estados Unidos con un 44% y un 33% respectivamente.

Australia con un 3%, Israel con un 10% y otros países con menos de un 2%, son naciones que tienen autorización del organismo internacional para su producción. En Europa, estas autorizaciones son más complicadas por cuestión de controles, prohibiciones y penalizaciones de cultivos, además de uso clandestino.

Con un cupo de cuarenta y cinco toneladas autorizadas a Colombia en dos años, este podría ser mayor si naciones como Argentina, España, Alemania, japón, Canadá, Australia, México o algunos otros, estuviesen interesados en adquirir los cultivos .

Colombia estaría en la primera posición para producir cannabis para la exportación a otros piases de productos terapéuticos, alimentos o bebidas. El INVIMA en Colombia es el organismo en Colombia que otorga este tipo de autorizaciones. Más de 20 sociedades extranjeras y mixtas, combinadas con colombianas, han solicitado autorizaciones legales, para producir y cultivar cannabis en Colombia destacando a compañías como Pharmacielo Colombia Holdin SAS  FCM Global SAS, Cannavida SAS, Khiron Life Science Corp, Camecol SA y Medican SAS además de algunas más.

Departamentos en Colombia como el Cauca, Antioquía, Santander, Tolima, Huila y varios más, están muy interesados en que este tipo de cultivos y producción puedan ayudar a la población rural con sus economías locales.

Las distintas variedades de esta planta y con manipulaciones genéticas, pueden adecuarse a los distintos terrenos y climas. También, los beneficios económicos de estos cultivos a través de tributaciones o gravaciones, pueden ser una gran ayuda para estos departamentos que pueden encontrar en el cultivo de esta planta un gran apoyo en la creación de empleo rural.

Con la legalización de los cultivos y la producción de cannabis para la exportación autorizada por la ONU, Colombia puede transformarse en el mayor o uno de los mayores proveedores de cannabis a nivel mundial. Al ritmo frenético de las ofertas en favor de Colombia, el país podría exportar a cinco años unas 360 toneladas de cannabis que supondría un valor de venta superior a los 160 millones dólares.

2 153 vistas

Khiron Life Science Corporation es una de las firmas que buscan afianzarse en este reciente mercado del cannabis medicinal en Colombia. Directivos de la empresa han confirmado que este miércoles va a recibir a un grupo de inversores canadienses para mostrarles el potencial de este negocio.

Se trata de una de las compañías pioneras en este negocio que lucha por crear un modelo único y sostenible dentro del mercado. Además tendrá que abastecer la demanda por el producto prácticamente desde cero.

Con una encuesta realizada a 200 médicos por la propia Khiron, en la que les preguntaron si estaban dispuestos a recetar marihuana medicinal, la mayoría reconoció su disposición para considerar esta alternativa, pero sólo si encuentran una empresa seria y con los más altos estándares. También están dispuestos a recibir estudios médicos que validen el beneficio de esta planta.

Andrés Galofre, vicepresidente de la compañía afirma que están trabajando para mostrarse como una firma con el máximo rigor. “Es necesario que el mundo entienda que el cannabis es una opción real para tratar muchísmas enfermedades”.

Y en este aspecto el trabajo con la comunidad médica es esencial para las empresas que entraron en el negocio del cannabis medicinal, pues la actual ley no permite que se haga publicidad. Así que sólo existen dos maneras en las que se podría generar esta demanda: o bien que el médico la recete, o que sea el propio paciente es que solicite al médico estudiar la posibilidad de prescribirle cannabis medicinal para tratar su enfermedad.

Pero no sólo concienciar a la comunidad médica es suficiente para generar la demanda, sino que también debe haber un entrenamiento del sector médico. Preguntas como la dosis que se debe recetar o la frecuencia con la que se debe administrar, será un tema que los equipos técnicos tendrán que investigar antes de prescribir el producto. Y posteriormente se debe hacer una campaña de pedagogía para que el médico se especialice en este producto.

En el caso de Khiron, cuantan con dos expertos en el tema como son Sidney Himmel, químico y financiero canadiense con más de 30 años en el mercado de capitales, y el doctor Danial Schecter, médico también canadiense y fundador de Cannabinoid Medical Clinic, el primer centro de referencia en Ontario, Canadá, que cuenta en la actualidad con 22 clínicas que brindan atención a más de 22.000 pacientes bajo el Reglamento de Marihuana para Propósitos Médicos de Canadá.

Además, la empresa ha llegado a un acuerdo con la Asociación Colombiana de Neurología para trabajar en varios frentes conjuntamente para el próximo año 2018, entre ellos la sensibilización del cannabis medicinal en la población.

Khiron todavía sigue estructurando su sistema de producción y desarrollando sus productos. Se espera que a partir de septiembre del próximo año el tercer trimestre de 2018 ya puedan comenzar a ofrecer cannabis medicinal a pacientes colombianos.

“La idea es llegar a los pacientes con productos de valor agregado, donde la parte de biotecnología sea el elemento diferenciador, porque allí es donde está el valor”, dijo Galofre.

2 329 vistas

Colombia Cannabis Tour es una joven empresa que ofrece las primeras visitas guiadas a los cultivos de cannabis de las comunidades indígenas de Colombia. Desde la reciente legalización del cannabis medicinal en este país, son muchas las personas interesadas en este tipo de recorrido.

La empresa cuenta con guía bilingüe y durante el recorrido se va explicando el proceso de cultivo, cosecha y secado, así como la producción del aceites empleador en el tratamiento de diferentes enfermedades.  Israelíes, estadounidenses y europeos son la gran parte de turistas que muestran intereses en realizar el tour cannábico. El precio es de 180.000 pesos colombianos, unos 51 euros.

Colombia Cannabis Tour lleva un año realizando tours a diario. Los primeros tours se hicieron con miembros de la comunidad cannábica que el año pasado asistieron a la Expomedeweed.  todos los días, a las 9 de la mañana una Van recoge a los turistas, de todas las nacionalidades en Cali. Y durante 7 horas que dura el recorrido, uno no deja de enamorarse de los paisajes del Valle del Cauca y de toda la cultura cannábica que se respira.

El tour incluye servicio de transporte con aire acondicionado. Un aperitivo de galletas o frituras. Visita a los cultivos de cannabis, en donde se podrás ver plantas en diferentes fases y los procesos de cosecha y secado. Después una cata de variedades en el que se obsequirará con un souvenir sorpresa. Y para finalizar, un almuerzo típico. Además de un seguro de viaje.

El coordinador del Cannabis Tour, Walter González, es el responsable del hasta ahora único tour cannábico legal de toda latinoamerica. Deja muy claro que no apoyan ninguna actividad ilícita. Tampoco pretenden incentivar el consumo y dicen que aprovechan las riquezas agrícolas de Toribio, Jambaló, Corinto, Tacueyo y El Palo para impulsar el turismo en la región.

“Pretendemos que el turista vaya conociendo la otra cara de Colombia, aparte del narcotráfico o estigmas que pueda tener esta planta. También se puedan conocer estas regiones, que son hermosas. Es bien sabido que Colombia va en camino a la legalización. Ahora se está buscando el ecoturismo sostenible para estas regiones. El Caucasufrió el flagelo de la guerra con las guerrillas”.

En la Expomedeweed que se celebra este 27 de noviembre en Medellín, Colombia Cannabis Tour tendrá un stand y una posterior excursión para los asistentes a la expo. Los excursionistas podrán ir al Cauca, la zona indígena donde se cultiva en cannabis, haciendo noche en un hotel de la zona para dormir.

0 376 vistas

El municipio de Florencia, capital del departamento de Caquetá y la ciudad más importante en el sureste de Colombia por su número de habitantes, ha sido noticia hace unos días. El motivo fue una incautación masiva de cannabis que en su final no salió como las autoridades desearon.

Todo comenzó con un operativo donde el Ejército y la Fuerza Aérea. También en colaboración con la Policía y Fiscalia, donde se intervinieron 900 kilos de cannabis. Éste pertenecía a la disidencia del frente armado 49 de las FARC, en el ayuntamiento de Solita, también en Caquetá.

La marihuana estaba envuelta en 15 grandes sacos y cuyo destino era Brasil. Siguiendo la ley en vigor, los militares con base en Florencia decidieron quemarla en el patio del batallón de Infantería Juananbú. En lugar de desplazarse, decidieron hacerlo en este lugar.

El general al mando del batallón ordenó cavar un gran hoyo. En él introdujeron el contenido de los 15 sacos y después, le prendieron fuego. Se ve que el general no tuvo en cuenta el factor climático, porque ese día el aire que soplaba en la localidad corría en su contra.

Una vez la hierba comenzó a ser devorada por grandes llamas, el humo se dirigió rápidamente a los barrios cercanos. Estos barrios son sobretodo de clase media, que reaccionaron de inmediato a esta repentina y densa niebla cannábica.

Mientras algunos vecinos se quejaron de inmediato en las redes sociales, otros celebraron esta degustación gratuita como reconocieron algunos de los asistentes de las ferias comerciales y ganaderas que ese día había en la ciudad.

Una militar del batallón justificaba: “Fue un error de planeamiento porque no contamos con la brisa. Estaba en contra de nosotros… Yo no sentí nada, me quedé dormida. Pero parece que había gente bastante contenta en el barrio de al lado”.

Ya lo dice el refrán, nunca sopla a gusto de todos.

4 239 vistas

La empresa colombo española Med Colombia obtiene la licencia para fabricar derivados de cannabis para fines médicos y científicos

Adjudican a Med Colombia de la autorización estatal para la producción de cannabis con fines medicinales, anunciada recientemente por el gobierno de Colombia. En España una de las autorizaciones ha recaído en la empresa Alcaliber

Una empresa colombiana de capital español dirigida por un joven emprendedor ha obtenido una de las licencias que han sido autorizadas en por el Ministerio de Salud colombiano para fabricar derivados del cannabis con fines médicos y científicos. Bajo la Ley 1787, conocida con Ley Galán, un total de seis empresas de país han obtenido los permisos.

Según ha informado el gerente de la compañía Med Colombia, Iván Bravo, esto supone un paso significativo para Latinoamérica y en especial para Colombia que seguramente empezará a liderar la investigación  y fabricación de productos derivados de cannabis, con el fin de mejorar las condiciones de salud de miles de personas que no han obtenido resultados positivos con los productos farmacéuticos tradicionales

La empresa Med Colombia, con presencia en Colombia desde 2015,  está realizando alianzas estratégicas con diferentes universidades del país para continuar en su proceso de investigación y desarrollo de nuevos productos medicinales a base de la planta del cannabis.

“Es nuestro compromiso con el país no sólo poner a disposición de la comunidad científica una nueva propuesta medicinal a base de cannabis, sino abrir un espacio para una industria creciente en la que Colombia tiene un gran potencial”, explica Iván Bravo, gerente de Med Colombia y también de Sativa Distribuciones SAS.

Al igual que muchos españoles, Iván Bravo, se vio obligado a abandonar España debido a la crisis económica, y ha sido en Colombia donde ha encontrado su oportunidad de trabajar en un mercado emergente de gran proyección en los ámbitos científico y académico, aprovechando tres de los activos fundamentales que reúne el país: la legislación favorable, el acceso a profesionales cualificados y el clima adecuado.

La vocación científica es prioritaria para la empresa y, según nos cuenta Iván Bravo, desde hace años colaboran con la Universidad de Cundinamarca (UCondinamarca) y fruto de esta alianza estratégica, ahora Med Colombia se dedicará a la investigación, pruebas de campo, al desarrollo y la reproducción de variedades de cannabis con fines medicinales y de cáñamo industrial, mediante el empleo de técnicas innovadoras, como son la selección asistida por marcadores genéticos moleculares, el análisis de cannabinoides y terpenos mediante cromatografía de gases con detector de ionización de llama, o la propagación y mantenimiento de genéticas in vitro.

Ahora MED Colombia investiga con plantas poliploides y también están llevando a cabo un programa de desarrollo de variedades de cáñamo industrial.

Iván Bravo aspira a consolidar la compañía como proveedora a gran escala de organizaciones, universidades y compañías: “queremos ser la respuesta a la demanda de los profesionales de la salud, las instituciones de investigación, las iniciativas estatales de investigación y los consumidores”.

Junto a Med Colombia y las otras cinco empresas que han obtenido sus licencias bajo este reglamento, ya son doce las compañías autorizadas para desarrollar esta actividad en Colombia. Este permiso posibilita, dependiendo de las modalidades en las que se haya solicitado, la fabricación, exportación, investigación, comercialización y distribución de los derivados de cannabis psicoactivo.

Al igual que la empresa colombo española Med Colombia, otros de los nuevos licenciatarios cuentan con capitales extranjeros pero todas están ubicadas y creadas en Colombia.

Mientras, en España –donde se dan las licencias a cuentagotas- la farmacéutica Alcaliber (perteneciente a un grupo controlado por Torreal, la sociedad de inversión del empresario Juan Abelló) ha recibido la autorización del gobierno español para importar, exportar, distribuir y producir cannabis medicinal. Alcaliber se ha visto reforzada con este permiso y ahora acaba de aliarse con una de las empresas más potentes del mercado cannábico canadiense, Canopy Growth Corporation, para comenzar su actividad en el sector.

1 1.825 vistas
Foto: Laboyanos.com

En la ciudad de Florencia, Colombia, el ejército quema dentro de su cuartel 820 kilos de potente cannabis y la humareda producida sorprende y afecta a la población.

La capital del departamento del Caquetá celebraba estos días sus tradicionales ferias comerciales y ganaderas cuando una particular neblina de marihuana invadió sus céntricas calles.

El humo producido por la quema de marihuana llamada “cripy” invadió las calles del municipio de Florencia y el teléfono de urgencias no para de sonar. Después de una masiva incautación, 819 kilos de marihuana de fuerte potencia, el ejercito colombiano dentro de su cuartel y en el centro de la ciudad, incineró la montaña de cannabis produciendo un humo que acabo entrando por las calles de la capital de Caquetá “colocando y mareando” a muchos de sus habitantes.

Los ciudadanos observaron una niebla con un fuerte olor que procedía de las instalaciones de los militares del batallón de infantería No. 34 Juananbú y hay quien pensó en un gran “festín militar”.

Un ciudadano del barrio dijo a la prensa posteriormente “El barrio La Vega, que queda cerca de la Brigada 12, hay una ‘humazón’ inmensa y la gente se está quejando, porque dicen que en el batallón están quemando una marihuana que incautaron y aquí en el barrio estamos trabados”.

Muchos curiosos también indagaron de donde llegaba ese olor que al principio alarmo a los ciudadanos, aunque otros “expertos” hablaban de la calidad del cannabis incinerado.

Fuente militares dijeron que días anteriores hubo una incautación de marihuana en Solita y Curillo y de inmediato se pasó a su quema, lo que produzco el humo y olor en la ciudad.

“Tengo que pedirle disculpas a la comunidad por la falla, porque el impacto negativo ha sido alto. Se ha quemado dentro de la Brigada en el sector de polígono y no pensábamos que iba afectar. Sin embargo, estaba lloviendo, había muchos factores negativos”, dijo el general Cesar Augusto Parra, comandante del Brigada y añadió “Aclaramos que no eran los soldados que estaba consumiendo. Solo que eran 819 kilos que fueron destruidos la noche anterior”.

Como anécdota, diremos que algunos usuarios de la planta estuvieron horas por las inmediaciones del cuartel atraídos por el fuerte olor y sus efectos.

2 134 vistas

El Ministerio de Salud de Colombia otorga la primera licencia para el cultivo y procesamiento de marihuana medicinal. Medcann Colombia es la empresa que cuenta con la primera licencia y que va a permitir a esta empresa desarrollar el cultivo de cannabis para transformar en medicamentos con altos estándares de calidad farmacéutica.

Hace unos días también se otorgaron otras licencias para producir y transformar marihuana con fines medicinales como Cannabis Medical GroupMed Colombia, Colombian Organics, Canmecol y Khiron Colombia. Medcann comenzará con 10 hectáreas de cannabis con bajo y alto contenido en THC en el termino de Fuente de Oro. Meta. En total serán doce las empresas las que cuenten con la autorización del Ministerio de Salud para producir en Colombia, además de las nombradas anteriormente Cannalivio, Pideka, Ecomedics, Econnabis, Cannavida y Pharmacielo serían otras empresas que se unirían ha este docena de autorizadas.

El vicepresidente ejecutivo de Medcann Colombia, Felipe Harker, dijo que “esta concesión muestra la confianza del Gobierno en los proyectos de origen nacional y más concretamente en la seriedad de la propuesta de valor” que ofrece la compañía que deja espacio para que otras empresas también soliciten las correspondientes concesiones. Khiron fue la primera empresa que consiguió esta licencia en Agosto, con capital extranjero, y asegurando que a partir del 2019 ya sacaría al mercado productos de cannabis medicinal.

A Medcann, la licencia también le otorga vía libre para desarrollar su centro de propagación y desarrollo genético, una planta de procesamiento y varios laboratorios.

0 431 vistas

Será el primer curso sobre cultivo de cannabis en Colombia y que consistirá en un cuarenta por cien de teoría y otro sesenta por cien de práctica. En en próximo Agosto se inaugurará la apertura del curso que se dará en la Universidad de Colombia.

José Rafael Caro Cruz, profesor de Agronomía en La Universidad Nacional de Colombia será quien imparta el curso, y precisó que dicha capacitación no busca animar el consumo de cannabis, sino su potencial medico.

Y es que durante el curso los profesores que lo instruirían enseñarán a los alumnos a confeccionar los diferentes productos a base de cannabis.

El curso trae como objetivo “enseñar las bases científicas para el cultivo de cannabis, su procesamiento y emprendimientos sociales o empresariales”, dice la Universidad.

Esperan que tras realizar el curso, los alumnos tengán la capacidad de identificar, analizar y aprovechar la legislación actual y los métodos para su desarrollo legal de los cultivos basados en el cannabis; y se construya el conocimiento de las distintas variedades fortaleciendo las capacidades de sus alumnos en el tratamiento del cultivo para fines medicinales.

Se podrán emplear las técnicas de cultivo que se adapten a los ecosistemas colombianos, se relacionarán los derivados del cannabis medicinal con el sistema endocannabinoide humano y sus posibles usos teniendo en cuenta la actual ley, se divulgarán los conocimientos básicos para su aprovechamiento terapéutico y sus usos cosméticos, y se elaborará la sistematización de experiencias y aprendizajes del curso.

0 334 vistas

Colombia será el primer país de latinoamericano en impartir cursos sobre cultivo de marihuana medicinal y posterior procesamiento

En Colombia, se impartirá un curso de cultivo de cannabis y de sus usos medicinales a cargo de la Universidad Nacional de Colombia. En este país latinoamericano es legal la marihuana medicinal desde Julio del año pasado.

El centro universitario abrirá en breve la convocatoria para apuntarse a las plazas del curso “Cultivo y aprovechamiento medicinal y cosmético del cannabis” según publica Notimérica y RT

La Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia, situada en Bogotá, fue la encargada de publicar la convocatoria del nuevo curso.

El nuevo curso tiene como objetivo preparar y  “generar aprendizaje sobre legislación, variedades y manejo básico del cultivo medicina”, dice la invitación al curso.

Éste tendrá una duración de cuarenta horas lectivas y se dirige a las personas interesadas en su cultivo y posterior procesamiento para sus fines medicinales.

0 303 vistas

La reglamentación para el cultivo de cannabis médico permitirá que una persona pueda cultivar un máximo de 20 plantas de marihuana para el autoconsumo. Si se respeta esta condición, no se considerará a los pequeños cultivadores.

El Ministerio de Salud colombiano ha reglamentado el uso médico y científico del cannabis mediante un decreto que permitiría utilizar la semilla de la planta para procesos médicos y científicos, así como para controlar las importaciones de productos relacionados, comunicaron en el día de ayer las fuentes oficiales.

Con el decreto 613 del diez de enero de este mismo año, expedido por el ministerio, se daba autorización a la utilización de la semilla de cannabis para usos médicos, y además para “evaluar, seguir y controlar las actividades para la importación, exportación, cultivo, producción, distribución y uso de la semilla”.

Con la nueva reglamentación, el Gobierno colombiano ha especificado como proceder para obtener las licencias que dan el acceso “seguro e informado” a la simiente.

También, el decreto comunica que se conformará un “Grupo Técnico de Cupos” que confeccionará“el análisis, evaluación y seguimiento de todos los asuntos relacionados con la asignación de cupos o previsiones de cannabis para fines médicos y científicos”, añade la información.

El Congreso de Colombia aprobó el mes mayo del 2016 un proyecto de ley que autoriza el cultivo, producción, fabricación, adquisición, importación, exportación, almacenamiento, transporte, comercialización, distribución, uso y posesión de las semillas de la planta de cannabis con fines terapeuticos y científicos.

Tras esta decisión, el Gobierno colombiano asignó a la empresa de Canadá, PharmaCielo, la primera licencia que autoriza la producción y fabricación de derivados medicinales de la marihuana en Colombia.

0 1.106 vistas

En las colombianas colinas andinas de Antioquia, se aprecia la magnitud de los invernaderos cubiertos con lonas blancas. Por ahora todos ellos son utilizados para el cultivo de flores, pero se está preparando para otra cosecha más.

“La industria de la marihuana médica puede ser más grande que la del café, y más grande que la de las flores”, dijo un sonriente Patricio Stocker, director ejecutivo de PharmaCielo, la primera empresa con licencia para producir marihuana médica en Colombia. “Nuestro objetivo es ayudar a las regiones más turbulentas en el país.”

El año pasado, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reformó las leyes de drogas y del anticuado uso doméstico de la legalización de la marihuana medicinal. La revisión incluye el permiso para el cultivo comercial, el procesamiento y la exportación de cannabis – siempre y cuando se use con fines medicinales.

El cannabis creciente experiencia

Empresas como PharmaCielo, que ahora están a la espera de la aprobación final, quieren tomar ventaja de Colombia de la histórica experiencia en el cultivo de cannabis. También esperan que la experiencia acumulada de la industria de la floricultura los pondrá en una buena posición para cultivar marihuana a escala industrial.

“La industria de las flores en Colombia exporta alrededor del 20 por ciento de las flores en el mundo”, dijo el señor Stocker. “Este modelo tiene realmente la ventaja de la creciente industria de la flor.”

Como Colombia comienza a pasar de una sangrienta guerra que duró medio siglo, esta nueva industria, ayudará a proporcionar a los ex rebeldes de las FARC empleo como el de las flores pero en la industria de la marihuana medicinal.

Para el señor Stocker, de padres argentinos y alemanes, la producción de marihuana médica ayudará a asegurar una paz muy reñida.

Fuera de la guerra y en la paz

“Colombia se está saliendo de una guerra y entrando en un proceso de paz”, dijo el señor Stocker. “Las leyes requieren que el 20 por ciento de lo que producimos debe llegar de los pequeños productores, muchos de los cuales provienen de los grupos ilegales rebeldes.”

En el Cauca, las Caucannabis cooperativas, formadas a mediados de 2016 por un grupo de 53 agricultores locales, se ha aplicado con PharmaCielo para conseguir una licencia conjunta para el cultivo de cannabis medicinal en el departamento, un movimiento apoyado por los ministros del gobierno.

Durante años, Cauca fue devastado por la guerra entre guerrillas, paramilitares y narcotraficantes. Ahora existe la esperanza de que esta industria en ciernes vaya a impulsar el empleo y el desarrollo de la infraestructura local, proporcionando así una alternativa económica al agujero negro de narcóticos ilícitos.

“Ellos estaban en muy mal estado en esta zona, tienen una muy larga historia del sufrimiento,” añadió el señor Stocker. “No es sólo el desarrollo del negocio de cannabis. Esto ayudará a generar fondos para desarrollar otros negocios. Los políticos y las comunidades locales quieren desarrollar la región y el cannabis, en combinación con otras actividades agrícolas que les llevará a salir de la pobreza “.

Regiones como Cauca son extremadamente pobres. Son estas condiciones que hacen que el cultivo de coca, el principal ingrediente de la cocaína, realmente, se atractivo. Se espera que con la marihuana medicinal prevé convertirse en una industria multimillonaria, los productores de coca pueden alejarse de los cultivos ilícitos.

La marihuana podría transformar las comunidades

El profesor Hernando Zuletta, director del Centro de las Drogas y Seguridad de la Universidad de Bogotá de los Andes dijo que : “La marihuana podría ser muy importante para las comunidades. La transformación [en el Cauca] podría ser enorme “.

“Esperamos que Colombia llegue a ser el país líder en América Latina en la producción de la marihuana medicinal”, dijo el ministro de Salud, Alejandro Gaviria. “Queremos construir agro-exportaciones alrededor de la marihuana medicinal, que es lo que queremos enfocar.”

El presidente Santos se ha opuesto cada vez más a la “guerra contra las drogas” basadas en la prohibición global. El Ministro Gaviria dijo que la paz con las Farc proporciona una oportunidad para construir una mejor política.

“El presidente Santos ha estado diciendo esto una y otra vez”, continuó el Sr. Gaviria. “El acuerdo de paz con las Farc es una buena oportunidad para tener una política de drogas exitosa”, y es de esperar que transforme Colombia en el epicentro de la marihuana del continente.

1 256 vistas

La creación del marihuanódromo, una  propuesta por el alcalde de la ciudad de Tuluá para controlar el consumo de marihuana por parte de sus ciudadanos.

El alcalde de la ciudad colombiana de Tuluá, Gustavo Adolfo Velez, en el valle del Cauca hizo una propuesta: construir un marihuanódromo.

La propuesta de la alcaldía de crear un marihuanódromo “consistiría en buscar un sitio para que la gente que consume marihuana la consuma allí, solamente en ese sitio y no perturben la tranquilidad de las personas que van a los parques con los más pequeños”

El Alcalde Gustavo Adolfo Velez que hizo la extraña y novedosa propuesta dijo a Caracol TV:

“realmente lo que nosotros estamos proponiendo, es que se habilite un espacio con autorización del Gobierno nacional, por supuesto, en una política clara del Gobierno que permita que la gente que hoy consume marihuana, puedan estar en un sector en donde no genere ningún inconveniente a la comunidad en general, no afecte la convivencia ciudadana, puedan estar y donde pueda llegar el estado mismo con acción a través de las distintas dependencias buscando la resocialización incluso de muchas personas que hoy tienen esa dificultad”

A la pregunta de que si el cree que es hacer apología del consumo de sustancia psicoactiva, el alcalde contestó:

“Realmente hoy existe un consumo de sustancias psicoactivas, exista o no un lugar para hacerlo, hoy encontramos que quien consume marihuana lo hace en las vías publicas, calles, alamedas, en los parques y lo que están generando es una situación de inseguridad publica y una situación de “malsana” convivencia que afecta específicamente a la comunidad que no tiene ningún tipo de adicción o consumo. Y que tiene muy mal ejemplo para los niños y para los jóvenes que hoy se encuentran a diario con personas que hacen este tipo de consumo”

A la pregunta si esta medida debería ir acompañada de algún tipo de programa social para que no solo fuese el espacio, el alcalde de Tuluá contestó “debería ser así, nosotros a partir de la autorización del Gobierno nacional, deberíamos tener acompañamiento del estado mismo, de las diferentes dependencias por ejemplo de la Secretaría de Salud que podría realizar a través de esos espacios y con esta gente acciones que permitirían su resocialización. Poder llevar actividades culturales, deportivas o recreativas para que esa personas pudieran también desarrollar otro tipo de acciones. Podríamos hablar de la Secretaría de Bienestar Social que tienen incidencia directa sobre el comportamiento de las acciones de la sociedad, es decir tiene que existir un acompañamiento del estado para poder buscar la solución de fondo a este problema que afecta a todos”

¿De donde salió la propuesta? “La propuesta nace de la solicitud que hace la misma ciudadanía, de los ciudadanos que hoy nos manifiestan que la entrada en vigencia del nuevo código, pues lo único que vamos a tener con el es más inconvenientes, porque entonces se va a perseguir a todo aquel que este fumando marihuana en la calle generando un problema de convivencia y seguridad publica. Yo creo que podría evaluarse que el Gobierno nacional busque alternativas que permitan que esto fuese tratado como tal, como un problema de salud publica y que nosotros pudiésemos dar soluciones a la comunidad”

El marihuanódromo es una insólita y singular propuesta, que avala la alcaldía de Tuluá, para legalizar el consumo de marihuana en la ciudad.

0 1.407 vistas

Las autoridades locales, agricultores y comunidades indígenas resaltan los beneficios de la medida.

Empresarios colombianos e israelís comenzaron con la puesta en marcha en Corinto, Cauca, de lo que creen que será la mayor empresa de procesamiento de marihuana en el mundo.

One Colombia es una de las tres empresas que tienen la autorización para desarrollar la industria de la marihuana medicinal en Colombia. Este fin de semana los empresarios de ambos piases pusieron la primera piedra de lo que será la planta de procesamiento más grande del mundo.

“Tenemos pensado hacer un planta para fabricar todo tipo de medicamentos, suplementos y alimentos” dijo Carlos Alberto Silva, Presidente de One Colombia.

Las comunidades indígenas y campesinas de Corinto aseguran que este proyecto no solo ayudaran a mejorar la salud de las personas sino que se convertirá en una oportunidad de trabajo en la zona.

“Es algo que va a contribuir al empleo” dice Gérman Lopez un ciudadano. “La idea es organizar a a las comunidades para que de esa manera nosotros poder comercializar ese producto de manera ya medicinal y de forma licita”, dice Albeiro Cico, indigena de Corinto y miembro de la Cooperativa Caucannabis.

En la actualidad hay tres hectáreas plantadas con marihuana las cuales serán utilizadas para la primera extracción que se realizará en menos de seis meses.

“Producir más o menos unos ochenta y cinco diferentes materiales, diferentes productos de cannabis, los cuales van a poder ayudar a colaborar y contribuir a disminuir los dolores” dice Natchoshol Cohen, socio de One Colombia.

“Esto es una buena oportunidad para contribuir a que más de mil quinientos cultivadores ilegales que tenemos en la región y en los municipios de Miranda, Caloto, Torivio, Corinto, Jambaló puedan tener una posibilidad de legalizarse” dijo Eduardo Fernando García Sánchez, Alcalde de Corinto.

El norte de Cauca se cultivan 300 hectáreas, la mitad de la producción ilegal en Colombia.

0 252 vistas

Hasta ahora solo tres empresas en el país tienen autorización del Gobierno para cultivar, procesar y vender los derivados de la marihuana con fines medicinales. Sin embargo, el Ministerio de Salud confirmó que hay otras tres firmas más y un laboratorio de investigación que solicitaron las licencias y en los próximos días podrían recibir una respuesta autorizándolos o negándoles el permiso.

Los siete alcanzaron a hacer sus peticiones ante el Ministerio de Salud en los siete meses que estuvo vigente el Decreto 2467 mediante el cual el Gobierno autorizó el procesamiento de cannabis con fines terapéuticos. Sin embargo, dicha norma perdió vigencia el 6 de julio pasado, cuando se sancionó la Ley 1787, con la cual el Congreso le dio un rango mayor al tema. Como consecuencia, se cerró la posibilidad de solicitar nuevos permisos de explotación mientras se reglamentara la Ley.

Juan Diego Álvarez, asesor del ministro Alejandro Gaviria para temas constitucionales y de drogas, le confirmó a portafolio.co que el texto del decreto ya está listo y será publicado esta semana en las páginas web de las carteras de Salud, Agricultura y Justicia para que cualquier persona que quiera haga sus observaciones y aportes.

Se espera que este proceso dure unas tres semanas y luego el texto pase a firma, con lo cual en menos de un mes se abriría de nuevo la expedición de licencias. Desde ya se sabe que hay alrededor de 80 compañías que han presentado peticiones de información al respecto, si bien no necesariamente todas contarían con las posibilidades de entrar al negocio. Sus nombres no fueron revelados, pero se sabe que entre los interesados hay un gremio naturista.

De acuerdo con Álvarez, el país cuenta con grandes ventajas climáticas y de experiencia para desarrollar el campo del cannabis, pero advirtió que “aún estamos cortos en capacidad técnica para producir los derivados”.

Existen especulaciones de que se trata de un negocio de 2.000 a 3.000 millones de dólares al año en el mundo, pero no hay un estudio consolidado al respecto. Lo que sí se tiene claro es el gran potencial para generar un buen número de puestos de trabajo y las ventajas con relación a otras zonas del mundo.

“En la franca ecuatorial podemos tener cultivos los 12 meses del año. Hay países africanos en esas mismas condiciones pero no tienen el marco institucional y países asiáticos que son prohibicionistas”, añadió Álvarez.

El jurista aclaró que no se limitará el número de licencias, pues este solamente es un mecanismo de control. Hasta ahora cuentan con ellas las firmas Ecomedics Labfarve, PharmaCielo y Cannavida. Entre los de esa primera camada que todavía aguardan por una decisión que se daría en el transcurso de agosto están tres pequeñas empresas y un laboratorio científico de la Universidad de Antioquia.

Álvarez adelantó que el decreto reglamentario es casi una copia del 2467, en el sentido de que habla de las mismas cuatro licencias necesarias: la de posesión y comercialización de semillas, cultivo del cannabis, fabricación y producción de derivados, y exportación.

Un cambio radica en que el permiso para las semillas no estará más en manos del Consejo Nacional de Estupefacientes sino en la Subdirección de Control y Fiscalización de Sustancias Químicas y Estupefacientes del Ministerio de Justicia. Otra diferencia es que se cobrará por el trámite del licenciamiento.

0 284 vistas

El senador Armando Benedetti de la U demandará ante el Consejo de Estado el decreto que legalizó la marihuana para uso medicinal y científico en Colombia porque las licencias otorgadas para su cultivo y producción fueron a “multinacionales y no a los enfermos, campesinos ni la investigación” del país.

    “Nuevamente vamos a quedar presos de los gringos en el negocio de ellos: nosotros ponemos los muertos y ellos ganan la plata”, recalcó Benedetti, congresista del oficialista Partido de la U

Colombia legalizó el pasado 23 de diciembre el cannabis para uso médico y científico con un decreto que dispone la posibilidad de expedir licencias para la posesión de semillas de cannabis así como para el cultivo de la planta.

Con esa decisión, el Gobierno busca atender la necesidad de permitir la producción de medicamentos elaborados a partir del cannabis.

De igual manera, la Cámara de Representantes aprobó el pasado 25 de mayo un proyecto de ley que reglamenta el cultivo, producción, fabricación, adquisición, importación, exportación, almacenamiento, transporte, comercialización, distribución, uso y posesión de las semillas de marihuana con fines medicinales y científicos.

Sin embargo, Benedetti aseguró que el Gobierno expidió los primeros permisos a empresas extranjeras una semana antes de que la ley pasara a sanción presidencial, por lo que demandará el decreto “para que se caigan las tres licencias que solo benefician a unas multinacionales”.

En ese sentido aseguró que el país “está perdiendo dinero con estas licencias de marihuana medicinal”, ya que cultivar esa planta en Colombia “puede costar 0,05 dólares y en otros países puede costar 1,75 dólares, pero prefieren dar licencias a empresas extranjeras”.

Asimismo, el parlamentario criticó al Gobierno porque, según él, otorgó las licencias sin tener datos sobre cuántos enfermos y potenciales beneficiarios hay en el país.

   “Ese dato era necesario para empezar a entregar licencias. (…) En materia de investigación no se ha hecho nada y tampoco se han beneficiado los pacientes”, dijo.

0 407 vistas

Cannabis industrial. La Alianza Verde esta trabajando en un proyecto para “destrabar” la burocracia legal y poder utilizar la gran cantidad de usos que tiene esta planta

El congresista Óscar Ospina aseguró que ya lo había intentado en el proyecto de marihuana medicinal y que en la actualidad esta creando una propuesta especializada para que Colombia descriminalice o legalice el uso industrial del cannabis que prolifera en varias zonas del país.

Para el representante colombiano la estrategia sería más económica que la restitución y podría crear grandes fuente de trabajo para los ciudadanos además de un crecimiento económico sostenible mediante la diversificación de estas plantaciones ilícitas.

 “Quien dijo que la marihuana es solo para trabarse, hay mil formas de usarla y varios países han avanzado en ello, hay hasta marcas de ropa, llantas, partes de carro, avión, nosotros deberíamos aprovechar ese potencial de hectáreas cultivadas y sacarle provecho a la marihuana”, añadió.

También anunció que llevarán la idea al ministro de Justicia para que revise si es posible sacar un decreto en esta cuestión o si es necesario tramitar una ley que pueda permitir el uso legal de la planta de la marihuana para temas industriales.

    “Para que vamos a arrancar todas esas matas de marihuana si con ellas se puede fabricar todo tipo de cosas, hay que investigar y capacitar a la gente para que no la produzca como una droga sino como materia prima, el cáñamo de marihuana es una de las fibras más versátiles que existen en el mundo”, concluyó.

1 186 vistas

El pasado 8 de julio el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sancionó la ley que autoriza el uso medicinal y científico de la marihuana, con lo cual se suma a Chile y Uruguay como países pioneros de esta medida en Sudámerica.

La ley aprobada en Colombia establece reglas para el “cultivo, producción, adquisición, importación o exportación, almacenamiento, transporte, comercialización, uso y posesión de las semillas” en todo el territorio nacional.

El senador colombiano Juan Manuel Galán impulsó la ley para autorizar el uso medicinal de la “cannabis” desde 2014; sin embargo, tuvo algunas resistencias por parte de sectores conservadores.

Para algunas voces en Colombia, legalizar el uso terapéutico de algunas sustancias derivadas de la planta de marihuana era un paso más para la legalización de su uso recreativo, no obstante el Congreso de la república consideró razonable desligar las normas que prohíben el porte y consumo de la marihuana en lugares públicos de su uso medicinal.

Los ministerios de Salud, Agricultura y Justicia en Colombia son los encargados de otorgar las licencias de producción, con lo cual las empresas especializadas en el ramo ven en la nueva ley la terminación de un vacío jurídico que pone límites a la producción y comercialización de sus productos.

Este es el caso de Ganja Farm, una empresa en desarrollo ubicada en el sur de Bogotá, pionera en Colombia en las investigaciones con respecto al “cannabis” y en la lucha de los productores de medicamentos por hacer un ejercicio legal de su trabajo.

“En Colombia la ‘cannabis’ es legal desde 1986 (Ley 30), también sus usos medicinales, en realidad lo que faltaba era regulación. Esta ley lo que busca es tener un recurso a nivel estatal de los derivados de la planta y regular su producción y comercialización”, explicó a Xinhua Camilo Cruz, cofundador y gerente de la empresa.

“Lo que hay que entender es el papel tan importante que está regulación jugará dentro de la industria nacional e internacional de la ‘cannabis’, no sólo como productor, sino como exportador e importador de otras cosas como son las metodologías de cultivo”, agregó.

En un pequeño pero eficiente laboratorio y con un cultivo limpio y orgánico, Ganja Farm dispone de las 20 plantas que por ahora tiene derecho a explotar con fines médicos.

Con cosechas cíclicas y el cultivo de semillas certificadas, esta empresa ha tenido un paulatino crecimiento devenido de la producción de cremas, geles y extractos orales para paliar síntomas de enfermedades como la artrosis, la epilepsia y el alzhéimer.

Cruz, quien es físico de la Universidad Nacional de Colombia y posee conocimientos de la extracción química de los componentes de la planta de la “cannabis”, detalló también sus características.

“En general tiene tres compuestos, ‘canabinoides’, ‘flabinoides’ y terpenos. Estos tres compuestos tienen también funciones en el cuerpo. Entre los ‘canabinoides’ hay dos principales THC y CBD, uno psicoactivo y el otro psicopasivo, en general tienen receptores en el cuerpo humano en un sistema conocido como ‘endocanabinoide'”.

“Este sistema cuenta con dos receptores CB1 y CB2 que benefician tanto el sistema nervioso como el sistema inmunológico. Así mismo es neuroprotector, antiespasmódico y analgésico, entre muchas otras propiedades que en general ayudan a todos los seres humanos”, sostuvo el empresario.

La condición de país tropical de Colombia hace que sea un lugar idóneo para el cultivo de la marihuana, pues sus plantas requieren de 12 horas de día y 12 horas de noche para crecer sanamente.

En Ganja Farm, ubicada en Bogotá, las condiciones son dispuestas artificialmente, con base en estudios científicos que procuran el cuidado idóneo para las plantas.

Sobre los productos de su empresa, Cruz aseguró que tienen los más altos estándares de calidad para garantizar una idónea competencia dentro del mercado.

“Actualmente de la flor de la planta hacemos un extracto concentrado, el cual es diluido en dos tipos de productos, productos orales y productos tópicos. En la parte tópica, cremas aceites y jabones y en la parte oral productos de alta concentración, llegando incluso hasta los más puros que se utilizan mediante la vaporización”, informó.

En la actualidad este tipo de empresas, con la aplicación del marco regulatorio para la producción de sus medicamentos, avizoran un horizonte positivo para su crecimiento y señalan que Colombia, el país más azotado por el flagelo del narcotráfico en el mundo, puede dar ejemplo del uso positivo de las llamadas drogas ilegales.

No obstante, la industria mundial de la “cannabis” sigue en un limbo legal, debido a que es ilegal en casi todos los países.

“Nosotros no ofrecemos la ‘cannabis’ como una cura, para nosotros es un manejo paliativo, busca controlar síntomas y efectos secundarios, es decir todo lo que es la nivelación de quimio y radioterapias y los daños que pueda generar en el cuerpo así como los efectos de otros medicamentos”, explicó Cruz.

“Afortunadamente hay muchos pacientes que se han curado de cáncer, pacientes en casos de epilepsia han reducido sus episodios casi a cero”, mientras que en casos de alzheimer se ha logrado detener el ritmo de la muerte neuronal”, destacó.

En la actualidad, la empresa tiene más de 1.500 pacientes en la base de datos con diferentes patologías, los cuales atendidos en diferentes centros médicos, añadió.

Por su parte, la empresa colombo-canadiense PharmaCielo se convirtió en la primera en tener la licencia de producción de medicamentos derivados del “cannabis” expedida por el gobierno colombiano.

La labor de estas empresas, que esperan la licencia del gobierno, también se ha centrado en la liberación del estigma de la planta de marihuana como un alucinógeno nocivo para la salud.

0 279 vistas

El presidente Juan Manuel Santos acaba de sancionar la ley que recientemente aprobó el Congreso de la República y que autoriza el uso medicinal y científico de la marihuana, con reglas determinadas, en todo el territorio nacional.

Esta norma fue impulsada por el senador liberal Juan Manuel Galán y contó desde el primer momento con el respaldo de la Casa de Nariño, pues hace parte del reenfoque que impulsa Santos por el mundo en cuanto al combate de las drogas ilegales. Esto atraviesa, el mismo mandatario lo ha dicho en distintos escenarios, la descriminalización del consumo de ciertas sustancias.

La ley que acaba de sancionar Santos crea un marco regulatorio que permite el acceso seguro e informado al uso médico y científico de la planta de la marihuana y sus derivados. (Además: Caucannabis y 12 productos a base de marihuana con fines medicinales)

De esta manera se reglamenta “la producción, adquisición, importación o exportación, almacenamiento, transporte, comercialización, uso y posesión de las semillas de la planta de cannabis, sus derivados y los productos que lo contengan, con fines medicinales y científicos”.

Dentro de los productos derivados se encuentran cremas, pastillas y jarabes, entre otros artículos, con los que se tratan diferentes enfermedades.

La nueva norma también consagra que el Estado “deberá diseñar los mecanismos mediante los cuales se implementarán las iniciativas económicas de producción, transformación y distribución de productos derivados de la planta que desarrollen las comunidades campesinas y los pueblos y comunidades indígenas con fines medicinales y científicos”. (Además: 10 claves para entender el uso del cannabis para tratar enfermedades)

Esta nueva normativa señala que los ministerios de Justicia, de Salud y de Agricultura, conjuntamente, reglamentarán el otorgamiento de las licencias para la producción y comercialización de los productos medicinales a base de marihuana.

Las personas a las cuales se les otorgue la licencia deberán someterse a seguimiento y control por parte de Minsalud y Minjusticia. Para que se haga efectivo ese proceso, el interesado deberá pagar por este servicio.

Cabe aclarar que en esta ley no se habla de la legalización o del uso recreativo de la marihuana, sino de su uso con fines médicos para pacientes con enfermedades graves o terminales.

Por otro lado, Santos también sancionó otras normas relacionadas con los costos financieros y la que otorga primas a las empleadas domésticas.