NEWS

Qué pasa si fumas marihuana

enero 12, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Ya sea si eres un novato o un consumidor de años, para tener una grata experiencia debes conocer qué pasa si fumas marihuana.

Es que, de ser el primer caso, no querrás tener un mal debut, de esos que luego te marcan de por vida.

Y si eres uno de esos a los que a todos lados los acompaña una nube de humo, seguro querrás seguir haciéndolo por muchos años más.

A unos y a otros va esta modesta guía que contempla todas las alternativas posibles, porque, como dijo el hombre araña:

“Un gran poder (en este caso, tener marihuana encima) implica una gran responsabilidad”.

QUÉ PASA SI FUMAS MARIHUANA Y TOMAS MEDICINA

Muchas personas dudan de usar marihuana en procesos de medicación y, antes que nada, siempre es útil consultar a tu médico de confianza.

Siempre recuerda que cada cuerpo es un universo, único, distinto del otro y con percepciones irrepetibles.

Dicho esto, es menester recordar que la marihuana puede ser una gran aliada de muchos medicamentos, pero también puede afectar algunos tratamientos.

Aquí, algunas claves para identificarlos para que el uso de la planta sea siempre una experiencia totalmente positiva.

PRESIÓN SANGUÍNEA

Aquellos que consuman medicinas que regulen la presión sanguínea deben de tener especial cuidado con el uso de cannabis.

Sobre todo si se trata de variedades con alto contenido de THC.

Es que el tetrahidrocannabinol activa a la vez los receptores CB1 y CB2, lo que produce un estrés cardiovascular.

Esto puede elevar el consumo de oxígeno y reducir el flujo sanguíneo en las arterias coronarias.

La combinación de ambas sustancias puede reducir mucho la presión sanguínea por lo que es menester tener cuidado.

ANTICOLINÉRGICOS Y SIMPATICOMIMÉTICOS

Tal vez no sepas de cuáles se trata, los anticolinérgicos como la atropina actúan inhibiendo la actividad del neurotransmisor acetilcolina en el sistema nervioso central.

Por su parte, los simpaticomiméticos actúan sobre el sistema nervioso simpático.

Ambas medicinas pueden producir efectos adversos cuando se consumen junto a la marihuana.

Hay informes que dicen que la combinación de ambos puede causar taquicardias e hipertensión, por lo que sería mejor evitar su ingesta conjunta.

SEDANTES Y ANTIDEPRESIVOS

Sedantes como el Ativan y el valium y algunos antidepresivos, barbitúricos y narcóticos interactúan con los neurotransmisores del sistema central, y producen un efecto calmante.

Claro que cannabinoides como el CBD y THC también pueden generar el mismo efecto sedante.

Incluso con mayor intensidad, dependiendo de la cantidad y variedad que se consuma.

La combinación de ambas sustancias puede causar demasiado sueño y hacer que la persona se sienta aturdida, por lo que se recomienda no mezclarlos.

ANTICOAGULANTES

Medicamentos anticoagulantes como la warfarina y la heparina pueden aumentar su efecto si son consumidos con cannabis, tanto con THC como con CBD dominante.

El peligro es agudo si se considera que tanto esos medicamentos como otros similares tienen de antemano un riesgo asociado de sangrado, como el ibuprofeno, el naproxeno o la aspirina.

Teniendo en cuenta que el cannabis contribuye también a la anticoagulación, la combinación de ambos productos aumenta las posibilidades de sufrir moratones o un fuerte sangrado.

Es necesario aclarar que, hasta el momento, sólo existe un solo caso documentado en el que haya sucedido algo así.

Se trata de un paciente que tomaba warfarina y otros 10 fármacos y que también fumaba marihuana y tabaco de forma continua.

El caso en cuestión tuvo un alto número de episodios de sangrado que parecían relacionados con el consumo de la hierba.

PÍLDORAS ANTICONCEPTIVAS

Algunos expertos señalan un posible riesgo en el consumo de cannabis combinado con píldoras anticonceptivas.

Hay especialistas que indican que la marihuana puede contrarrestar los efectos del estrógeno que contienen algunas pastillas.

Y, con esto, reducen su efectividad y confianza.

Por este motivo, si vas a fumar cannabis y tener relaciones sexuales, siempre es buen tener a mano un preservativo.

También es necesario saber que el tabaco es el principal desencadenante de problemas cardiovasculares en mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales.

Es por eso que es preferible evitar la mezcla de marihuana con tabaco en ese contexto.

CITOCROMO P450

¿Conoces al citocromo P450? es una superfamilia de hemoproteínas que juegan un papel relevante en la metabolización de ciertos medicamentos.

Tienes que saber que la marihuana interactúa con estas enzimas, inhiben su efecto y, en consecuencia, impiden que ciertos fármacos se metabolicen de forma adecuada.

La píldora azul del viagra es uno de los fármacos procesados por estas enzimas.

Un grupo de investigadores de Reino Unido analizó, en 2012, el caso de un hombre de 41 años que sufrió un infarto después de consumir viagra y marihuana en simultáneo.

El informe resultante recomendaba a los médicos que tuvieran en cuenta la posible interacción entre la hierba y esta píldora a la hora de recetarla.

Otro fármaco con el que hay que tener especial cuidado a la hora de mezclar con cannabis es el disulfiram, usado para ayudar en el tratamiento del alcoholismo crónico.

También la fluoxetina, un medicamento antidepresivo.

POSITIVAS

Al principio del artículo dijimos que también hay experiencias positivas en la interacción del cannabis con algunos medicamentos.

Uno de ellos es la insulina, ya que se comprobó que la marihuana pueden disminuir la resistencia que el cuerpo ofrece a este fármaco.

Así, se mejora el proceso de metabolización de esta sustancia y por tanto el control del nivel de azúcar en sangre.

La combinación de marihuana con opioides, como la morfina, también puede ser exitosa.

Es que el uso de la marihuana disminuye la necesidad del consumo de este tipo de sustancias, muy adictivas y normalmente empleadas para calmar el dolor.

QUÉ PASA SI FUMAS MARIHUANA DURANTE EL EMBARAZO

Al hablar de uso de marihuana y salud, una de las primeras preguntas que surgen es cómo se comporta esta práctica durante el embarazo, que posibles efectos tiene.

Los Centros de Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron un informe en el que son terminantes: el consumo de marihuana durante el embarazo puede ser dañino para la salud del bebé.

Entre los problemas señalan un bajo peso al nacer y que pasa si fumas marihuanaproblemas del desarrollo.

Incluso, sólo inhalar el humo de la marihuana también puede ser malo para la madre y el bebé.

Es que tiene muchas de las mismas sustancias químicas que el humo del tabaco.

Cerca de una de cada 25 mujeres en Estados Unidos reporta consumir marihuana durante el embarazo.

El consumo de productos comestibles de marihuana (galletitas, bizcochos de chocolate -brownies- o caramelos) corren la misma suerte.

¿Y una vez que nació el niño o niña?

Las investigaciones muestran que el consumo de marihuana durante el embarazo puede dificultarle a su hijo prestar atención o aprender.

Claro que estos problemas solo pueden notarse a medida que el infante vaya creciendo.

¿Afecta el consumo de marihuana la lactancia materna?

Las sustancias químicas de la marihuana pueden pasar a su bebé por medio de la leche materna.

El THC se almacena en la grasa y es liberado poco a poco al pasar del tiempo, lo que significa que el bebé puede estar expuesto durante un periodo más largo.

Sin embargo, los datos sobre los efectos de la exposición a la marihuana en el bebé, como resultado de la lactancia materna, son limitados y contradictorios.

Con el fin de limitar un posible riesgo para el bebé, las madres que estén amamantando deben reducir o evitar el consumo de marihuana.

Aunque también hay mujeres que aseguran que no se corre ningún riesgo.

QUÉ PASA SI FUMAS MARIHUANA CON MOHO

Si cultivas en interior y/o secas en lugares con poca renovación de aire es posible que tus cogollos sufran la humedad y, con ella, aparezca un inoportuno moho.

El nombre científico de ese mojo es Botrytis cinerea, que ataca a más de 200 especies vegetales entre las que también se encuentra la vid y las fresas.

Este desagradable microorganismo no es el único que te acecha: también existen el oidio, el mildiu o el Aspergillus.

Si eres un cultivador aún más lisérgico ya sabes que los hongos se reproducen mediante esporas.

O sea, son cuerpos microscópicos que pueden mantenerse en estado latente durante mucho tiempo y fructificar, sólo cuando encuentran las condiciones adecuadas para sobrevivir.

Es por eso que te aconsejamos no consumir cannabis contaminado por hongos.

Si lo haces, hay posibilidades de que las esporas lleguen a los pulmones y provoquen la aparición de enfermedades en el aparato respiratorio.

¿Cuáles pueden ser esas enfermedades? Neumonitis, producida por la Botrytis o la aspergilosis que provoca el Aspergillus.

El problema de la segunda es que se ensaña particularmente con aquellos que tienen el sistema inmunitario debilitado, algo muy común entre pacientes medicinales de cannabis.

No obstante, puedes separar los cannabinoides de los hongos con un método muy similar al que se usa para hacer amber glass, pero con un filtrado más preciso.

El proceso es simple: sometemos a los cogollos contaminados con el moho a un proceso de extracción de resina.

Con esto, obtenerás todos los cannabinoides presentes en la materia vegetal.

Luego disuelves en etanol la extracción, a razón de un gramo de resina por cada mililitro de alcohol.

La disolución obtenida se introduce en jeringuillas.

Estas pueden trabajarse directamente o introducirse en un congelador.

que pasa si fumas marihuana

De esta forma se reducen los residuos que contiene el producto final.

Deberás ser muy exhaustivo, porque el tamaño de las esporas de los hongos es muy reducido.

Las de la familia Aspergilliaceae miden tan solo entre una y tres micras.

La solución igual la encontrarás en las tiendas de productos para laboratorios, donde podemos encontrar filtros para jeringuillas con un tamaño de poro menor que el de las esporas.

Podrás separar las esporas de tu disolución cannábica pasando el contenido de las jeringas a través de un filtro de 0,20 micras.

Si, en cambio, las metiste en el congelador o freezer, deberás usar un filtro de 0,45 micras.

Para obtener el producto final libre de esporas de moho, sólo tienes que evaporar el alcohol, como sucede con cualquier extracción realizada con etanol.

QUÉ PASA SI FUMAS MARIHUANA CON ARAÑA ROJA

La araña roja es sólo uno de los molestos insectos que pueden aparecer en nuestro cultivo.

Pero, a no desesperar, porque como dijo alguna vez Homero Simpson mientras corría a un cerdo, tu marihuana “todavía sirve, todavía sirve”.

Si aprendes a controlarla, la araña roja hasta puede beneficiar tu cultivo… y tu consumo.

Es que al tener la planta un estímulo sobre cálices y pistilos como las arañas, se incrementa la producción de resina con un mínimo daño al sistema vital.

Además, su presencia protege a tu planta de ácaros, pulgones e incluso pequeños mosquitos.

En cuanto a la contradicción de fumar o no cogollos con araña roja, no debemos preocuparnos.

Si realizas un correcto secado, todos los insectos se irán de tus flores hacia la parte más alta de donde estén colgadas tus ramas.

Incluso, tu cosecha podrá ser disfrutada mucho antes que lo normal debido al proceso de desclorofilización sufrido a lo largo de la floración.

QUÉ PASA SI FUMAS MARIHUANA CON HONGOS

Si sueles consumir setas mágicas, quizás te preguntes si es recomendable hacerlo combinándolas con marihuana.

Con los cuidados correspondientes, esta práctica es posible, dado que ambas sustancias tienen un efecto sinérgico.

El efecto que puedes lograr es el de un subidón pronunciado, que puede estar acompañado de sensaciones y efectos visuales que estimulan el pensamiento.

Es recomendable tener un block de notas o un móvil a mano si deseas sacar provecho de ese viaje abstracto y psicodélico.

Si consumes una flor con predominancia CBD, el efecto calmante puede atenuar ese colocón tan característico de las setas.

Ten cuidado con esto cuando creas que es mejor duplicar la dosis porque sientes que no te ha pegado.

Hay quienes creen que consumir cannabis puede intensificar el apogeo del viaje, y mantenerte más relajado durante la fase de bajón del colocón.

Al contrario de lo que sentimos que sucede cuando combinamos LSD y cannabis.

Ambas sustancias, hablamos de cannabis y setas, pueden tener un efecto indirecto en la dopamina, un neurotransmisor conocido como químico del placer.

Este efecto es capaz de producir sensaciones de motivación y ambición durante el viaje.

Pero también puede generar indecisiones y/o repeticiones en tu cerebro.

De todas formas, recordamos que no es recomendable echar mano a este maridaje de sustancias si no estas seguro de hacerlo, o eres un novato.

Ten en cuenta que las cepas sativas pueden aportar positividad y energía adicional a los consumidores durante el viaje.

En cambio, las índicas, variedades ricas en CBD, producen sensaciones calmantes que pueden reducir la ansiedad, los nervios o incluso las náuseas.

Los híbridos, en tanto, pueden ser algo impredecibles. Si lo has probado, cuéntanos como te ha ido en los comentarios.

Sin dudas, mezclar marihuana y hongos mágicos puede ser una experiencia intensamente placentera, siempre que lo hagas de forma segura y responsable, dominando tu ansiedad.

QUÉ PASA SI FUMAS MARIHUANA TODOS LOS DÍAS

Si bien es cierto que existen beneficios comprobados acerca del uso regular del cannabis, también hay numerosas advertencias con lo que genera abusar de la misma.

Determinar el exceso ya es un tema en sí mismo, porque el cuerpo genera tolerancia con el consumo sostenido, y siempre acabarás necesitando dosis más grandes.

Los médicos también advierten que esa búsqueda de fortaleza progresiva en los efectos hace que muchos se lancen al consumo de comestibles o dabs.

“Tolerancia significa que se necesita cada vez más para lograr el efecto deseado“, explica la doctora Adie Rae, experta residente en ciencia del cannabis y farmacología en Weedmap.

Y agregó: “Esto puede ponerse bastante feo, dónde la gente ya no puede drogarse con flores, y sólo pueden sentir algo si usan altas dosis de comestibles o dabs”.

“El aumento de la frecuencia y las altas dosis de THC también se asocian con todos los riesgos potenciales”.

Pero, ¿de cuáles riesgos habla la especialista?

Uno de ellos, la hiperémesis, un comportamiento que lleva al cuerpo a tener vómitos repetidos y severos y se asocia con el uso diario de cannabis.

La esquizofrenia o psicosis, un raro trastorno cerebral crónico con delirios, alucinaciones, y habla y pensamientos desorganizados.

que pasa si fumas marihuana

La psicosis es más bien un síntoma de la esquizofrenia que se produce cuando se afecta la forma en que el cerebro procesa la información.

El consumo temprano y excesivo de cannabis puede expresar estos síntomas de la esquizofrenia.

También el uso indebido de otras sustancias, que no es lo mismo que la perimida teoría de la “puerta de entrada” que asegura que el cannabis causa el uso indebido de otras drogas.

Como explica Rae, ese problema se asemeja con un sentido de correlación en el consumo.

“Existe la posibilidad de que el consumo diario pueda empeorar la depresión e interferir con la reproducción tanto masculina como femenina”, añade Rae, “Pero la información es confusa y se necesita más investigación”.

Asimismo, los galenos recomiendan tomar descansos regulares de tolerancia de, por lo menos, 48 horas cada 30 días.

QUÉ PASA SI FUMAS MUCHA MARIHUANA

Lo que realmente ocurre en tu cuerpo, desde el aspecto químico, cuando fumas marihuana es bien sencillo de explicar.

Al hacerlo, el THC viaja de los pulmones al torrente sanguíneo y luego al cerebro y otros órganos.

El THC, como el resto de los cannabinoides, conecta con un receptor de las células nerviosas cerebrales.

El colocón es, ni mas ni menos que los efectos del THC sobre los nervios que controlan la percepción sensorial y el placer.

Al sostener el consumo en el tiempo, se producen efectos secundarios más duraderos, según investigaciones

Algunos de ellos son cambios en lo que refiere a la capacidad para recordar, atender simultáneamente varias tareas y prestar atención.

Como en toda combustión, también puedes sufrir problemas respiratorios si fumas muchos porros en tu vida.

Incremento de las mucosidades, tos crónica y bronquitis son algunos de los síntomas que veras aparecer.

Hay estudios que también indican problemas en cuanto a la fertilidad.

El uso en cantidad de marihuana puede asociarse a un descenso en la cantidad de espermatozoides entre los hombres y un retraso en la ovulación de las mujeres y personas gestantes.

QUÉ PASA SI FUMAS MARIHUANA HÚMEDA

Dejando de lado la posible aparición de moho, como hemos descrito antes, fumar nada pasa si fumas marihuana húmeda.

Aunque no te lo recomendamos para nada, y nada tienen que ver aquí cuestiones de salud.

Fumar marihuana húmeda es incómodo, porque debes encender tu porro a cada rato.

Además, es difícil triturarla, no arderá bien y tendrá mal sabor.

Pero, para peor, no coloca tanto.

Entonces, preparate para secarla y, para ello, puedes valerte de un bowl con arroz, un poco de papel o tus tijeras, para cortar aquellas partes que veas inservibles.

Lo que nunca debes hacer, y en esto nos ponemos serios, es intentar secar tu marihuana con el microondas. No sirve de nada y sólo cometerás un exterminio de cannabinoides.

Esperamos que hayas leído este artículo al tiempo que rolabas un buen porro para, ahora sí, disfrutar.

¡Buenos humos!

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular