Etiquetas Posts etiquetados con "Argentina"

Etiqueta: Argentina

por -
0 755 vistas

El juez penal necochense, Mario Juliano, se declara ‘militante’ de la despenalización del consumo, la legalización progresiva de sustancias y la regulación de mercados para combatir al narcotráfico.

Contundente la declaración del Juez penal necochense, Mario Juliano, para Cosecha Roja. El magistrado escribió un breve texto para la publicación online en la que “presenta su caso” con respecto al activismo de su hija, Luz Juliano, quien se desempeña como secretaria de la Asociación Civil para el Estudio de la Cultura Cannabica de Necochea y Quequén (Cannabicultores Necochea).

En primera persona, padre e hija relatan su posición con respecto al uso del cannabis:

Soy juez penal y mi hija cultiva marihuana

Mi nombre es Mario Juliano, tengo 60 años y hace 18 que me desempeño como juez penal. Nunca consumí sustancias prohibidas, habitualmente conocidas bajo el rótulo de “drogas”. No lo comento como un mérito ni como un defecto. Simplemente como un dato de la realidad, para que los eventuales lectores me conozcan un poco más.

Una de mis hijas mayor de edad (tengo seis hijos que van desde los 31 a los 4 años), es cultivadora y consumidora de cannabis.

En otras épocas, quizá no tan remotas, esta circunstancia hubiese concitado la preocupación familiar, el temor a ver “a nuestros hijos” sumidos en el vicio, frustrando su juventud. Hubiésemos consultado a “especialistas” y, si mal no venía, la hubiésemos obligado a realizar un tratamiento (internación incluida) para encarrilar su vida.

Sin embargo estoy orgulloso de mi hija y de su opción de vida, y tengo la certeza que difícilmente se verá involucrada en situaciones riesgosas relacionadas con las drogas.

Ella me relacionó con otras chicas y chicos que también cultivan y consumen marihuana. Deportistas, artistas, comerciantes, empleados, padres y madres de familia, hijos, tíos, sobrinos. Personas que se levantan todos los días temprano para ir a trabajar y procurarse el sustento. Muchas de ellas que se comprometen con el dolor ajeno y comparten su cannabis para ser utilizado con fines medicinales.

Y también me enseñó que detrás de esta opción de vida existe una profunda lucha por afianzar los beneficios de la libertad, como manda el Preámbulo de la Constitución.

Sin ser consumidor y sin que esa posibilidad se encuentre dentro de mis planes, me he convertido en un militante más por la despenalización del consumo, por la progresiva legalización de las sustancias, por la regulación de los mercados como estrategia de contrarrestar las redes mafiosas del narcotráfico y para sacar de la cárcel a las personas que se encuentran indebidamente privadas de la libertad por estas razones.
Soy cultivadora y mi papá es juez penal

Tengo 31 años, soy mamá de un nene, abogada y activista cannabica. Empecé a fumar marihuana hace 10 años, con mis amigas y amigos por diversión. Desde el comienzo me interesé por el cultivo de la planta y poco a poco fui aprendiendo y mejorando. Fumo porque me gusta y me hace sentir bien, porque me identifico con la cultura cannábica. Soy usuaria recreativa y también medicinal. Tengo la suerte de que mi familia siempre está conmigo, me acompaña en todo. Me siento orgullosa de mi familia, que respeta mi opción de vida y saben que tener plantas o fumar cannabis no es algo malo, no me va a hacer mal ni llevar por mal camino.

Mi papá es juez penal, y yo estudié derecho siguiendo su ejemplo y siempre siguiendo sus enseñanzas. Me siento muy orgullosa de su apoyo a la causa del cannabis. Cuando le conté que estábamos armando una asociación de Cannabicultores, me dijo: “está muy bien, sigan adelante! Lo peor que pueden hacer es quedarse quietos”, luchamos por nuestros derechos y hoy tenemos la personería jurídica y somos entidad de bien público. Los cultivadores estamos luchando por el Autocultivo para consumo personal y medicinal. La cultura cannábica sólo me dio cosas buenas, aprender a cultivar te enseña a tener paciencia y saber esperar. A fijarte en los detalles, prestar atención y respetar la naturaleza. Cultivo mis plantas porque no quiero recurrir a un transa que me va a vender un producto de mala calidad. El hecho de que tener plantas sea ilegal te obliga a convivir con ciertas dificultades y temores. Pero se que no estoy haciendo nada malo, no perjudicó a nadie. ¿Porque tengo que seguir una ley sin sentido?

por -
1 198 vistas

La organización Mamá Cultiva comenzó, con motivo del Día del niño, una campaña para continuar dando a conocer la necesidad de una Ley que habilite la utilización de cannabis medicinal.

Con las fotografías de sus hijos como estandarte y como ya otras madres hicieron, la Organización argentina Mama Cultiva en conmemoración del Día del Niño, aprovechó para saludar a sus pequeños y reclamar la aprobación de una Ley que les guarde y ampare a ellas y a sus médicos que tratan y recetan cannabis medicinal.

Actualmente existen tres proyectos de Ley en el Congreso Nacional que planean la despenalización de la marihuana con fines terapéuticos:  el de Diana Conti del Frente para La Victoria, el de Soledad Sosa del Partido Obrero en el Frente de Izquierda  y el de Héctor María Gutiérrez de la Unión Cívica Radical.

Os dejamos parte de la emotiva campaña de Mamá Cultiva:

banner

por -
2 257 vistas

El presidente Mauricio Macri no descartó la legalización del cannabis medicinal en Argentina y los farmacéuticos se quieren apuntar a la medida

Después de que el presidente Mauricio Macri dijese a un medio mexicano que no descartaría la legalización de la marihuana para usos medicinales, los farmacéuticos del país piden que se dispense en las farmacias a diferencia de sus homólogos uruguayos.

  “No dudamos que los farmacéuticos son los profesionales adecuadamente preparados para conservar, registrar y dispensar la cantidad necesaria de marihuana requerida por los pacientes”, dijo Marcelo Peretta, titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos.

También, recalcó que todos los productos derivados del cannabis para uso médico “deben venderse exclusivamente en las farmacias”, ya que estas son junto con sus farmacéuticos “precisamente los centros de salud en que deben estar todos los medicamentos”.

En la actualidad, en la Argentina ya se han aprobado 85 solicitudes para importar los productos derivados de la marihuana. De los cuales, 80 son para el tratamiento de pacientes con epilepsia refractaria y cinco de ellos para tratar los dolores.

por -
1 331 vistas

El mandatario argentino no rechaza la opción: “Hay que estudiar cuáles son los resultados que tiene Uruguay”, donde ya se a puesto en marcha la medida.

Mauricio Macri no descarta legalizar el cannabis para uso médico. “Primero vamos a estudiar cuáles son los resultados que tiene Uruguay o cualquier otro país que avance en esa dirección”, dijo en entrevista con Notimex el Presidente argentino.

Preguntado por la opinión del presidente mexicano Enrique Peña Nieto de legalizar el cannabis para uso médico, Macri no descartó la opción. “¿Qué va a hacer Argentina, hay posibilidades de legalizar?”, fue preguntado por la periodista Cecilia González.

                    “Siempre las hay, pero primero vamos a estudiar con mucha atención cuáles son los resultados que tiene Uruguay o cualquier otro país que avance en esa dirección”, dijo Macri. “Hay tiempo, no nos vamos a precipitar”.

No obstante, durante la entrevista con la agencia estatal de noticias mexicana, Notimex, Macri también dejó claro que su prioridad en la actualidad es luchar contra el narcotráfico. Macri comentó que la “guerra” no había sido un fracaso total, aunque sí que reconoció que había tenido resultados peores que los esperados.

por -
0 255 vistas

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), ente argentino encargado de controlar los medicamentos y tratamientos médicos en el país, aprobó este martes el uso de 85 tratamientos de uso “compasivo” hechos a base de cannabinoides.

En lo que va del año, la ANMAT ha autorizado a 85 pacientes la importación de productos medicinales derivados de la marihuana para uso compasivo. Mayormente se trata de aceite con cannabidiol, el principal componente de la planta cannabis sativa, conocida popularmente como marihuana.

Ayer el titular de la ANMAT, Carlos Chiale, confirmó ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados argentinos que la entidad ya autorizó el ingreso de 85 frascos de productos con cannabidiol en los últimos 6 meses.

Chiale afirmó que la entidad está a favor de la importación de estos tratamientos cannábicos. “No es una panacea ni un placebo. Hay que saberlos manejar. En el mejor de los casos, es un coadyuvante del tratamiento recomendado para mejorar la calidad de vida”, citó el sitio web de La Nación.

Epilepsia refractaria y dolor

Según explicó el médico Jorge Tartaglione al programa Guetap de la radio argentina Vórterix, la epilepsia refractaria reacciona bastante bien a las terapias con cannabinoides. Los episodios de este padecimiento se redujeron hasta en un 50% con este tipo de tratamientos.

En el caso de los tratamientos para el cáncer, las náuseas causadas por la quimioterapia se reducen hasta cuatro veces más con extractos de tetrahidrocannabinol que con placebos. “Sorpresivamente, el THC fumado demostró ser más efectivo que el aceite”, dijo Chiale.

Carlos Chiale entregó ayer a los Diputados una copia de los resultados obtenidos al analizar 16 revisiones sistemáticas y meta análisis junto con dos estudios sobre la eficacia y la seguridad de de los cannabinoides en personas de distintas edades al tratar dolor crónico, náuseas y vómitos de la quimioterapia. También se analizaron la estimulación del apetito en personas que viven con VIH/sida, la espasticidad de los músculos de pacientes con esclerosis múltiple y el control de los episodios del síndrome de Tourette. Estos estudios aún no se consideran concluyentes o definitivos, pero sientan un precedente en un país donde la marihuana aún es una droga ilegal.

Ayer mismo se iniciaron las discusiones que allanan el camino hacia la despenalización de la marihuana para uso medicinal en Argentina. Ya hay cinco iniciativas presentadas por diputados de distintos frentes.

por -
0 210 vistas

Perdomo recibió a la diputada nacional, Gabriela Troiano, impulsora del proyecto.

El presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Raúl Perdomo, recibió esta semana a la diputada nacional del partido Socialista, Gabriela Troiano, quien junto a otros legisladores impulsa un proyecto de ley para permitir el consumo de marihuana para usos medicinales. Además estuvieron presentes el decano de Ciencias Exactas, Carlos Naón y el director del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos de la unidad académica, Luis Bruno Blanch.

El proyecto busca cambiar el artículo 29 de la Ley Nacional de Estupefacientes para permitir el consumo, la tenencia y la producción de la planta en todas sus variedades, compuestos y activos, tanto para fines terapéuticos como para la investigación, cuando el objetivo sea el control de los síntomas y los cuidados paliativos.

Durante el encuentro, el titular de la UNLP se mostró dispuesto a apoyar toda iniciativa científica motorizada con fines terapéuticos o paliativos del dolor de todos aquellos que sufren una enfermedad. Perdomo ofreció los medios institucionales y los valiosos recursos humanos de esta Universidad para lograrlo.

EL APORTE DE CIENCIAS EXACTAS

En la reunión, la unidad académica hizo entrega al presidente de la UNLP de un proyecto  – encarado por el Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos – para la producción de cannabinoides  a partir de la Extracción, Purificación e Identificación de Cannabis Sativa L,  orientado a obtener  cannabidiol (compuesto al cual se le asignan actividad anticonvulsiva), en la medida de lo posible, sin presencia de delta-9-tetrahidro-cannabinol (está asociado a las actividad alucinógenas). En  una etapa posterior, el trabajo se orientaría a la preparación de estándares para control y evaluación de medicamento, según adelantó su director, el doctor Luis Bruno Blanch.

La iniciativa también incluiría la entrega de distintos cannabinoides controlados en calidad y cantidad, a instituciones públicas autorizadas  para ser evaluadas y /o dispensadas como potenciales medicamentos en  enfermedades huérfanas, en especial epilepsia refractaria, como un forma de aportar una solución a los pacientes, evitándose además la importación del medicamento.

EL ANTECEDENTE EN MEDICINA

Cabe recordar que en la Facultad de Medicina de la UNLP, el profesor Marcelo Morante, investigador del Área de dolor, lleva adelante un proyecto innovador, no exento de polémica: el uso medicinal de aceite de cannabis en pacientes con epilepsia refractaria que no responden a tratamientos tradicionales.

Morante remarca que las recurrentes convulsiones que padecen los niños dejan secuelas e inciden en el desarrollo del vocabulario, la motricidad, la alimentación. De esta manera, las convulsiones comprometen el futuro de estos pacientes. Frente a los daños que provocan los fármacos antiepilépticos, el cannabis sólo ocasiona somnolencia, incoordinación motora, y vómitos. “Esto habla de su muy baja toxicidad, pudiendo aprovecharse también para otro tipo de  pacientes dado que mejora el humor, sueño, dolor y apetito” dijo Morante.

por -
0 478 vistas

En la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata, el profesor Marcelo Morante, especialista en Medicina Interna e investigador del Área de dolor, lleva adelante un proyecto innovador, no exento de polémica: el uso medicinal en pacientes con epilepsia refractaria que no responde a tratamientos tradicionales. Este médico logró el apoyo del prestigioso profesor Mark Ware de la Universidad Mc Gill de Canadá,  que lo ayudó además a completar su formación en esta especialidad.

Actualmente junto a la epileptóloga Dra Silvia Kochen, el intendente del municipio bonaerense de General La Madrid, Martín Randazzo, y un grupo de madres de niños que padecen la enfermedad, está diseñando ensayos clínicos con cannabis. Junto a Randazzo, ha mantenido numerosas reuniones con referentes de varios ministerios nacionales, buscando sumar un soporte ejecutivo a la fuente legal de la sustancia que se utilizará y a la supervisión médica.

¿Cómo surge su interés en abordar el uso medicinal de la Marihuana?

En nuestra facultad contamos con un área de investigación en medicina del dolor. Y entendiendo que el dolor es un gran problema de Salud Pública, debíamos analizar herramientas tradicionales como también no tradicionales para enfrentar dicho síntoma.

El cannabis medicinal entra dentro de estas estrategias no convencionales, pero que también nos impone un nuevo paradigma de análisis y de formación médica, un profesional mucho más comprometido, saliendo de la hegemonía positivista que genera tanta frustración, reencontrándose con valores humanísticos. Intentando no poner en el centro del debate a ninguna sustancia, sino al real problema que es el dolor crónico que tanto nos cuesta en la calidad de vida.

Su viaje a Canadá en el 2014, y aquel profesor fueron cruciales en el proyecto.

Así es, entendí a mi regreso que la clave estaba en la educación médica, que ya Canadá había atravesado la experiencia de tener una regulación para el uso del cannabis medicinal desde el 2001 pero sin la educación médica no lograban que los médicos recetaran dicha medicación, aquel consejo hizo que me volcara al debate en las aulas, en las Sociedades científicas y también en la comunidad.

Otro momento fundamental de su proyecto fue el de la participación en el Congreso Nacional de Neurología 2015, en Mar del Plata.

Es el más importante de Argentina en la materia, y acepté con mucho orgullo el desafío. Era un gran paso romper el silencio. En aquella mesa me acompañaba la referente en epilepsia e investigadora, Dra Kochen, que relató con mucha simpleza la historia del cannabis en la epilepsia. También disertó un biólogo sobre las distintas característica de la sustancia y su lugar de acción en nuestro organismo, el Sistema Endocannabinoide. Algunos especialistas plantearon lo peligroso de este debate y el uso de cannabis en los adolescentes, y me pareció muy lógico la observación pero debíamos dar el debate para recuperar esta herramienta en indicaciones precisas como, dolor y cáncer, dolor y esclerosis múltiple , desnutrición y SIDA, epilepsia refractaria.

Pidió entonces la palabra una madre médica de una niña que hacía 21 años que su hija tenía convulsiones a pesar de todos los tratamientos, y planteó la necesidad de que la Sociedad de Neurología apoyara este proyecto y a quienes habíamos decido tomar un camino alternativo, y esto puso fin a la discusión para hacerse formal la necesidad de seguir investigando.

A partir de ese nuevo obstáculo, ¿cuál fue la estrategia que puso en juego para conseguir su objetivo de instalar el tema?

Entendiendo que para tener un debate informado debíamos capacitar a la comunidad que tenía una construcción social muy negativa sobre la sustancia. Me propuse comenzar en mi pueblo General La Madrid, de gente de campo, entendiendo que podía explicar los beneficios médicos de esta sustancia sin tener que aclarar mis intereses y que sabían que no tuve necesidad de involucrarme con sustancias legales o ilegales, entonces convoqué a toda la comunidad. La gente se mostró interesada, estaba mis familia, pacientes, párroco, policías, docentes, políticos, médicos “era un taller comunitario y no faltaba nadie” y como resultado positivo surgió la figura de Martín Randazzo que se comprometió ante la comunidad a hacer propio y del pueblo este proyecto y llegar a instancias nacionales.

Este apoyo fue esencial para su proyecto, pero ¿qué otros respaldos políticos ha conseguido en este tiempo?

El primer gran respaldo me lo brindó nuestra facultad dejándome desarrollar seminarios de Farmacología y Jornadas Internacionales donde este tema lo expusieron profesores internacionales, y luego recorrimos los ministerios nacionales de Ciencia y Tecnología y Justicia, y nos entrevistamos con el viceministro de Salud de Nación, con la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), todos entendieron que estamos necesitando una rápida regulación para dar respuesta a estas familias de la epilepsia como prioridad.

 ¿Qué es lo que falta para que el proyecto cuente con todos los respaldos necesarios?

Estamos cerca, solo falta el Poder Ejecutivo, que analice dicho proyecto y pueda dar la respuesta basada en la investigación pero también basada en la humanidad de un Estado presente que puede entender del dolor de estas familias sin caer en prejuicios o preconceptos. Ya la ANMAT dio una gran señal al autorizar el aceite traído desde Estados Unidos para Josefina que padece una forma grave de epilepsia más de 600 convulsiones por día y que con dicho aceite disminuyó notablemente los episodios , mejoró motricidad, sueño y apetito, que serán claves para un desarrollo futuro, entendiendo que hay muchas más familias en una situación similar de falta de respuesta a la medicación que también acarrea muchos efectos adversos hoy aceptados por nuestra sociedad científica.

 ¿El cannabis puede configurar una estrategia de ayuda en sí misma?

No, la clave no es instalar una molécula mágica que todo lo cura, creo que debemos recuperar una herramienta complementaria en el ámbito de los cuidados paliativos, donde aún quedan síntomas sin resolver. Sin tener que recorrer 100 años como sucedió con la Morfina, siempre hay resistencia científicas, cuando las sustancias tienen poder terapéutico y también psicoactividad.

 ¿Cuál sería la situación ideal para poner en marcha este proyecto?

Lo ideal es lograr un Estado presente donde los saberes médicos, sociales, jurídicos se articulen y desarrollemos el ensayo clínico.

Para hablar de cannabis medicinal tiene que haber una fuente legal de la sustancia, tiene que estar el médico que controla la indicación, dosis, interacciones y efectos adversos a corto y largo plazo.

Este proyecto propone a General La Madrid como productora del aceite que se usará en el estudio de niños epilépticos, junto a expertos en el tema, como la Dra. Kochen y también de la facultad de Medicina por mi representada.  La ciencia, la salud y la política trabajando coordinadamente para el beneficio de la comunidad.

LAS CONVULSIONES Y EL EFECTO DEL ACEITE CANNABICO

Dr. Marcelo Morante
Dr. Marcelo Morante

Como remarca el profesor Morante, las recurrentes convulsiones que padecen estos niños, dejan secuelas. Por ejemplo, Josefina a sus 3 años  está en pleno desarrollo de vocabulario, motricidad , alimentación. De esta manera, las convulsiones comprometen el futuro de estos pacientes.

El profesor resalta la necesidad de actuar con la mayor celeridad posible para minimizar los daños que también provocan los antiepilépticos. Además remarca que el cannabis sólo ocasiona somnolencia, incoordinación motora, y vómitos. “Esto habla de su muy baja toxicidad, pudiendo aprovecharse también para otro tipo de  pacientes dado que mejora humor sueño dolor y apetito”, dijo Morante.

El juicio clínico adquiere en estas moléculas mayor trascendencia que la medicina basada en la evidencia. “Aquí está en juego la humanidad, porque es importante saber interpretar los fenómenos sociales”. “Tanto el dolor como el uso del cannabis tienen una interpretación y significado en nuestra sociedad”, concluyó el especialista.

por -
0 608 vistas

Después de que la ANMAT autorizara el aceite de cannabis, en un futuro posiblemente se podrá cultivar en el país de modo legal

En muchos países al igual que en estados norteamericanos desde hace ya algún tiempo si que se puede, en Argentina aunque está prohibido, la decisión de la ANMAT de consentir la importación de aceite de cannabis para fines medicinales vuelve a calentar el debate, además de allanar el camino para que el cultivo de la planta pueda ser autorizado por temas médicos.

             “La decisión de la ANMAT marca un antes y un después”, dijo el profesor Marcelo Morante, uno de los expertos sobre la cuestión , y que ha seguido muy de cerca la situación de la niña que se ha permitido conseguir aceite de cannabis para paliar sus dolores.

En la actualidad enfermos de cáncer utilizan la marihuana para combatir las náuseas y vómitos producidos por la quimioterapia, también personas con epilepsia recurren al cannabis para combatir sus convulsiones.

“Hay patologías que generan una dificultad en el manejo del síntoma -detalla Morante-. Ante esto, la sociedad médica se ve obligada a seguir indagando en determinadas moléculas. Y hay evidencias que indican que en los derivados canabinoides existe una alternativa que no es de primera línea pero sí una opción al dolor refractario y a los vómitos, algo que no puede ser manejado con otras drogas. Estos derivados no crean un efecto distinto que no sea modificar o intensificar el efecto de nuestras propias moléculas endógenas. Esto significa que tenemos que investigar con nuestro propio sistema”.

El profesor Marcelo Morante se reunió con el Vicegobernador de la Provincia bonaerense para evaluar la posibilidad de cultivar marihuana y no depender del exterior. “La posibilidad está y ya hay municipios que están interesados en su producción”, dijo Morante, quien dijo que Canadá sería la nación a seguir en esta cuestión.

          “Canadá es una sociedad muy evolucionada desde el punto de vista médico -precisa Morante-. Ellos tienen una regulación que plantea la producción de marihuana a través de empresas que tienen una licencia otorgada por el gobierno y, a su vez, una receta médica debidamente formulada para que el paciente se pueda vincular con esa sustancia”.

Si no existe una regulación correcta y precisa como en la actualidad, los enfermos que la necesitan para combatir sus dolencias tiene que recurrir al mercado negro a amigos o conocidos con cultivos caseros e ilegales.

     “Si comparamos a la marihuana con las herramientas tradicionales -sostiene el especialista-, no es la primera opción, ya que es superada por las opciones medicinales más tradicionales, pero en el contexto de las enfermedades crónicas, logra un lugar de privilegio por la baja toxicidad y la posibilidad de complementar a la morfina y los antiepilepticos”.

La marihuana y su cultivo hace ya mucho tiempo que esta en el debate, en las universidades ya existen departamentos en facultades que están investigando las propiedades del cannabis

“La educación médica es clave para recuperar esta herramienta terapéutica –dice Morante-. No hay que magnificar sus beneficios ni tampoco atacarla desde los prejuicios. El debate de uso recreativo hay que separarlo ya que aquí tendríamos que llamar a opinar a quienes día a día resuelven el tema de las adicciones y quienes están más capacitados en el tema. Nuestro estudio está centrado únicamente en el uso terapéutico y creemos que en un futuro podremos llegar a producirla de manera legal”

por -
0 299 vistas

La Marcha Nacional de la Marihuana se convoca para este jueves, desde las 17 en Colón y La Cañada. Desde allí se dirigirá hacia la Casa de Gobierno provincial.

En Argentina, la Comunidad Cannábica Córdoba convocó para este jueves, a la Sexta Marcha Nacional de la Marihuana (MNM) en consonancia con el resto de las ciudades del país.

La MNM es una expresión de voluntades militantes que se convocan año a año y piden “a los poderes constituidos de la República por una nueva ley federal de drogas, el cambio en las políticas represivas en tanto los usuarios y cultivadores somos criminalizados y puestos en igualdad de condiciones con los narcocriminales”, explican.

12313647_729826913815483_8944616509772347600_n

por -
9 16.370 vistas

El próximo y flamante presidente de Argentina, Mauricio Macri, insistió en la necesidad de observar a Uruguay para estudiar los resultados de la regulación, producción y comercialización de la marihuana.

En el programa Desayuno Americano del canal América, el ganador de las elecciones argentinas y nuevo inquilino de la Casa Rosada dijo que las políticas tradicionales contra el narcotráfico que son la únicas que se han estado utilizando “no han dado resultado” y pidió “no vayamos con libritos. No nos fanaticemos (…) vayamos a ver cuáles son las mejores tácticas y a ver si se pueden adaptar a nuestra realidad. Quizás no se adapten”.

El nuevo Presidente argentino y liberal Mauricio Macri ya había comentado que la “negación” que había hecho el Gobierno de Cristina Fernández sobre el problema del narcotráfico lo había transformado en “cómplice” de su expansión en el país. Para el ganador de las elecciones y candidato de Cambiemos la pereza de las autoridades “ha permitido que el narcotráfico se expanda y se instale en Argentina”.

El nuevo Presidente argentino no esta de acuerdo con los pasos seguidos por el Gobierno Kirchnerista durante estos años y que no han atajado el trafico de drogas, por eso, su sugerencia la semana pasada de mirar muy de cerca a Uruguay su país vecino con el tema cannabis.

por -
0 370 vistas

El músico fue detenido junto a su banda por la policía cordobesa. Encontraron cannabis en el auto y les pidieron dinero. El cantante defendió el consumo y la legalización

Este sábado, Leo García se presentó en el “Girda Fest”, en Rosario. Mientras se dirigía al lugar, el auto que lo transportaba junto a su banda fue detenido por la policía de Córdoba. El cantante denunció que le pidieron dinero por haberle encontrado marihuana.

El músico se encontraba en el medio de la entrevista radial cuando de pronto, el auto en el que viajaba fue detenido. Inmediatamente, García explicó que hacía minutos la policía caminera de Córdoba les había pedido dinero tras encontrarles encontrado “un poco” de marihuana.

En diálogo con Juan Junco del programa Esto se baila así de Radio 2, informa Rosario3, García contó que la policía de Córdoba le “pidió” 5.000 pesos por encontrar marihuana en el auto.

El cantante de 45 años explicó que lo que encontraron era para consumo personal, y denunció que tras pagarle a la policía el dinero que pidieron, les devolvieron la marihuana.

Luego, defendió el consumo y pidió por la legalización:

            “Si se legalizara (la marihuana) esto no pasaría. No estábamos fumando, estábamos yendo a trabajar. Es más, recomiendo fumarla“.

           “Incluso, un policía le vio dólares a mi hermana y se los pidió, porque con los pesos que teníamos no llegábamos a los 5.000. No nos querían dejar ir y nos decían que nos iban a sacar el auto”, agregó.

Molesto por el pedido de los policías, García expresó:

Es la bronca del abuso. Te coimean. La corrupción está en todos lados y estos tipos deberían cuidarnos”, expresó.

Finalizando la entrevista, el cantante remarcó que Rosario

           “es de los lugares más culturales que hay, es hermoso. No al pedo salió tanta gente grosa. Para mí tiene que ver con el río Paraná, que tiene su magia”, concluyó

por -
2 379 vistas

El gobernador bonaerense y candidato a la presidencia por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, dijo que está en contra de la legalización de la marihuana y del aborto

             “Son dos temas que tengo opinión contraria por la señal que se da. Hay que tener cuidado con eso. No estamos hablando de consumo social de cierto nivel. La droga es la contracara de la vida”, analizó Scioli en el programa de Ernesto Tenembaum en Radio con Vos.

Así, la postura del candidato por el kirchnerismo se contrapone con lo expresado por el jefe de Gabinete y postulante oficialista para reemplazarlo en Buenos Aires, Aníbal Fernández, en torno a la legalización de la marihuana.

            “La clave es la prevención, por eso en mi agenda está la creación de la Agencia Federal de Investigaciones contra el Narcotráfico y convocar a 100 mil nuevos efectivos como lo he hecho con las policías locales. Tenemos que fortalecer las fuerzas federales y ubicarlas en lugares estratégicos para evitar el ingreso de droga o la comercialización de estupefacientes”, dijo

Al ser consultado por la polémica en torno a si llega a asumir la presidencia, Cristina Kirchner condicionaría sus decisiones de gobierno, Scioli respondió:

           “mis ocho años de gobierno al frente de la provincia de Buenos Aires es la mejor garantía para los que pueden llegar a tener algún tipo de inquietud de ejercicio pleno de mis facultades constitucionales. Mirá mi gabinete, ¿no los elegí yo a todos?. Mirá al Banco Provincia, mirá ARBA”, enumeró

            “Que yo sea una persona que dialogue respetuosamente y que busque siempre integrar a todos los sectores no significa que luego no decida con la firmeza y con mis atribuciones constitucionales. Siempre la presidenta respecto mis decisiones”, agregó.

por -
0 812 vistas

Muchos son los famosos que apoyan la legalización de la marihuana. El argentino Fede Bal es uno de ellos y nos sorprendió publicando en la redes sociales una fotografía de jovén: “10 años. Y ya reclamaba legalización”.

Según publicó el diario El Trece, no es la primer vez que el participante del Bailando 2015 hable sobre el cannabis. Esta vez lo hizo en su cuenta de Twitter publicó una foto junto a sus padres.

El actor argentino llevaba puesta una camiseta donde ya se pedía la legalización de la marihuana. El dibujo de un rastafarí tumbado en una hamaca entre dos palmeras con hojas de cannabis y con una leyenda que dice “Tô Legal!”, deja pocas dudas de su temprano “pro-marihuana”

Lo curioso de esta fotografía de antaño es que el actor por entonces era tan sólo un niño y estaba acompañado por su padres, Santiago Bal y Carmen Barbieri.

En otra oportunidad Fede tuvo salir a aclarar cuando publicó también en Twitter una foto donde cigarrillos de marihuana formaban los dígitos del año que comenzaba.

fede bal marihuana

por -
0 1.077 vistas

Metadona, pregabalina, paracetamol, alprazolam, rivotril, amitriptilina, clonazepan, lorazepan. La vida de Alejandro Cibotti estuvo siempre rodeada de palabras difíciles. Todas aparecieron por culpa de una sigla tristemente célebre: VIH. En 2009, el gobierno de Mauricio Macri lo dejó en la calle al cerrar la dirección en la que trabajaba. La lógica neoliberal entendió que la vida de Alejandro sería más digna con un subsidio por situación de calle en lugar de un sueldo. Entonces, al problema de supervivencia se le sumó una timba de medicamentos, adscriptos por Hospital General de Agudos Enrique Tornú. Su cuerpo estaba condenado a seguir el mismo camino de su orgullo.

El desempleo le quemó el cuerpo. El hombre que hoy tiene 54 años fue diagnosticado con una polineuritis sensitiva en los nervios periféricos. O sea, falta de mielina en los nervios. El cuadro se sumó a otro preexistente de neuropatía. El ardor se ensañó con la parte baja de su humanidad, su ira quedó al descubierto y hasta el aire le dolía. Alejandro sufrió quemazón y calambres en las extremidades, dolores en las articulaciones y espasticidad muscular.

“Si yo hubiese seguido con el tratamiento, hoy no estaría acá”, contó a Tiempo Argentino mientras paseábamos por Caminito. Alejandro volvió al barrio que lo vio crecer por una razón fundamental: allí viven sus hijos. “Pasé 14 semanas sin poder tocar las sábanas y cada vez tomaba más medicamentos, incluso hasta sufrí ‘el mono’ de la metadona (N. de R.: así se le llama en España al síndrome de abstinencia que producen los opiáceos)”, afirmó.

Javier, profesor de la UBA, padre de familia y ex jugador de inferiores de Boca y Huracán, fue quien le presentó el cannabis a su padre. “Fue una tarde en su auto luego de que yo saliera del médico en Ituzaingó. Me habían recetado morfina y mi hijo no lo soportó: ‘mirá papá, yo tengo esto’, y me mostró un cogollo de marihuana. Nunca había visto una cosa así, era una bolita con pelos y colores verdes. marrones y anaranjados, pensé que era un pedazo de cardo. Ni siquiera sabía cómo consumirlo y Javier lo calentó en leche y le agregó chocolate. A los 20 minutos le di gracias a Dios por lo que estaba sintiendo; ya no me quemaban las piernas sino que era apenas un calorcito“, recordó.

55d8222bd9e8f
Alejandro Cibotti

Sin dudas, el cannabis era la medicina correcta para enfrentar sus dolores. ¿Por qué? Por un principio médico que indica que “el dolor sólo puede tratarse correctamente si se ha evaluado correctamente y es el paciente la sola persona capaz de evaluar la intensidad de su propio dolor”. Así lo argumentó el abogado Mariano Fusero en el amparo que Cibotti presentó ante el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que le suministren la marihuana en su forma natural o en su defecto, le permitan cultivarla. Lo segundo, es lo que terminó ordenando el juez.

Es que el regalo de Javier se terminó y en Argentina somos capaces de probar un medicamento a partir de las encías de una serpiente o dibujando en los cuellos con tinta china pero, de momento, no somos capaces de aceptar a una simple planta. Ni siquiera cuando ya hace un par de años que muestra resultados satisfactorios en cientos de pacientes que se medican en la clandestinidad. Como si estar enfermo no fuese ya una condena.

Alejandro se volvió a encontrar con su medicina en el furgón del Sarmiento y, por esas épocas, viajaba una vez por día de Ituzaingó a Morón sólo para que alguien le convide un porro. Eso era lo único que aliviaba sus dolores.

La solución llegó de la mano de la reivindicación y Alejandro cambió las palabras difíciles por siglas. AREC (Asociación Rosarina de Estudios Culturales), RUCAM (Red de Usuarios de Cannabis Medicinal), AACA (Agrupación Agricultores Cannabicos de Argentina) y APP (Asociación de Pensamiento Penal) fueron las organizaciones que galoparon su dolor y lo acompañaron a la justicia. Luego acompañaron el CELS, Intercambios, ICEERS-España, Espolea-México y el Colegio Médico de Chile.

La titular del Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario N° 7, Lidia Lago rechazó el amparo y lo apelaron. La Cámara entendió que la decisión no estaba bien argumentada, se lo quitó a Lago y lo pasó al juzgado Nº 13, a cargo de Guillermo Scheibler. El amparo, fielmente argumentado por Fusero, logró su objetivo y el magistrado aseguró en los fundamentos del fallo que “la urgente necesidad de encarar una revisión de la actual política para enfrentar el problema de las drogas se pone de manifiesto incluso en los principales países que han sostenido históricamente las posiciones más restrictivas en la materia”.

“Considero que la marihuana no sólo me estabilizó sino que me hizo perder la angustia. Entonces me planto porque la ilegalidad termina donde empieza mi dolor. El cannabis también es medicinal. Noté que hay un antes y un después para un enfermo crónico. Pegué un salto de la cama y salí de la depresión. Mi deseo de estar bien es por la planta. No tengo ninguna duda de eso.”

Ese es el argumento más importante: el de Alejandro. Dueño de su propio cuerpo.

por -
0 627 vistas
Medical Marijuana Buds, Shake and Joints aka Marijuana Cigarettes on display by a unidentifiable, Bored Certified Medical Marijuana Doctor. Medical Marijuana is quickly becoming legal in the USA

Marcelo Morante logró dar inicio a los primeros ensayos clínicos para el tratamiento del dolor en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata. En diálogo con minutouno.com, contó los avances sobre el tema.

Cada vez son más las personas con enfermedades terminales que recurren al uso medicinal de marihuana para acompañar los duros tratamientos y apaciguar su dolor. Este consumo –habitual en muchos países- es ilegal en la Argentina, donde meses atrás comenzaron a realizarse los primeros ensayos clínicos en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata (UNLP).

El inicio de estas primeras experiencias con cannabis medicinal en el país se enmarca en la lucha del médico Marcelo Morante, quien comenzó a interiorizarse sobre el tema cuando a su hermana, que también es médica, le diagnosticaron neurolupus.

“Yo soy un inquieto de la medicina, siempre busco diferentes soluciones cuando veo que las herramientas tradicionales empiezan a fracasar. Cuando mi hermana se enfermó, empezó a tener convulsiones y pasó un año terrible. Yo sentí que eso debía ser un disparador para el cambio y una vez que estuvo más estable viajé a Canadá, a la convención mundial que se hace cada año sobre el uso de esta droga. Cuando volví a la Argentina vine acompañado por un profesor canadiense, el doctor Mark Ware, y empezamos a plantear el debate en la Universidad de La Plata”, recordó a minutouno.com.

Los ensayos clínicos con marihuana en la UNLP, que encabeza Morante, buscan aplicarla como tratamiento alternativo en el uso de la medicina del dolor e incluyen la capacitación de un equipo de médicos de la capital provincial y la observación y cuidado de un grupo de pacientes,que son sometidos al tratamiento en forma voluntaria.

El equipo de investigadores que trabaja en el proyecto no se encarga del cultivo de las plantas, sino que las cepas llegan al país desde Canadá para cada tratamiento. En tal sentido, Morante explicó: “Necesitamos autorización de la Anmat para ingresar la medicación desde el exterior.Hoy la legislación no permite producir la medicación, pero sí utilizarla para investigación”.

La regulación

                     “Mientras yo planteaba la discusión e iniciaba mi investigación, se empezaron a acercar pacientes. Ya no quiero solo educar, quiero regulación, para poder resolver el día a día de pacientes que están sufriendo, que la están pasando muy mal”, resaltó Morante.
Según explicó, el primer objetivo a alcanzar es modificar la Ley 23.737 de Tenencia y Tráfico de Estupefacientes, para que a la marihuana se le reconozca un poder médico. El segundo paso sería aprobar una regulación que permita el uso compasivo de esta sustancia, para que las personas con dolencias tengan el poder de pedir una autorización médica y utilizarla.

“Posteriormente nos debemos un debate más profundo sobre la marihuana en general”, opinó Morante, quien considera que si desde un principio se busca instalar una discusión de fondo eso demoraría los tiempos y podría resultar contraproducente para lograr que haya una regulación que habilite el uso clínico.

                   “Si queremos hacer algo como en Uruguay se van a alargar los tiempos. Si tomamos el caso de alguien con cáncer de páncreas y mucho dolor, al entrar en un debate profundo esto se va a retrasar”, aclaró y consideró que “si no fuera porque estamos en un año electoral, como país estamos muy cerca de debatir este tema, porque los mismos pacientes son los que lo exigen como paliativo del dolor, lo importante es que los políticos escuchen el reclamo y ayuden a lograr que se regule”.  Por Lucia Aisicoff

por -
0 264 vistas

El abogado Luis Osler, director del Centro de Estudios de la Cultura Cannábica, dijo, en diálogo con Radio El Mundo, que el avance en la legislación con respecto al cannabis “permite la regulación de la sustancia y de los medicamentos relacionados con ella. También permite el estudio científico de los efectos medicinales de estas sustancias”.

Osler, que es crítico sobre el uso de los recursos estatales a partir de una concepción errada sobre las drogas, siempre ha sostenido que mientras se pierda tiempo y recursos para detener usuarios, el narcotráfico crece sin mayores sobresaltos. Y cada vez son menos las sentencias que condenan verdaderas organizaciones destinadas a traficar drogas ilegales y también legales.

Para él, “debería haber una reforma de la ley más allá del fallo de la Corte Suprema y en primer lugar deberíamos dejar de meter presa directamente a la gente que fuma cannabis y después permitir que se estudie y se investigue.”

por -
0 1.600 vistas

El humo de marihuana envolvió al corazón político de la capital argentina el sábado 2 de mayo cuando más de 100.000 personas al grito de “autocultivo” y “legalización” marcharon por las calles de Buenos Aires.

La manifestación que, según los organizadores, convocó a alrededor de 150.000 personas —al igual que el año anterior—, es parte de la Marcha Mundial de la Marihuana (MMM) que se ha celebrado en simultáneo en más de 849 ciudades y 76 países desde 1999.

“Pedimos la legalización y regulación de todo el cannabis, para todos sus usos: médicos, industriales y lúdicos”, explicó al PanAm Post Nicolás Breg, representante de la Asociación de Agricultores Cannábicos Argentinos (AACA), una de las agrupaciones que organizó la convocatoria.

La Plaza de Mayo —sede de los acontecimientos más relevantes de la historia argentina— se convirtió en el mediodía del sábado en una suerte de feria cannábica donde vendedores, ambulantes o con puesto fijo, vendían desde remeras y libros sobre la marihuana, hasta accesorios para fumarla, artesanías, y comida. Especialmente comida, con y sin cannabis. La venta de brownies “mágicos” que supuestamente contenían cannabis competían con alimentos orgánicos, pan relleno, hamburguesas, y el infaltable sandwich choripán.

El clima festivo estuvo equilibrado con una dosis de activismo por parte de los manifestantes más involucrados en la causa; desde las carpas instaladas en uno de los extremos de la plaza repartían información. Los mensajes variaban de acuerdo a la agrupación.

“No más presos por cultivar cannabis. ¡Autocultivo ya!”, se leía en el panfleto de la AACA, que hace hincapié en las propiedades analgésicas y broncodilatadoras.

“No hay verdadera lucha contra el narcotráfico, ni combate a la inseguridad, si no se parte de reconocer la complicidad entre las fuerzas de seguridad”, dice uno de los panfletos que repartían integrantes del partido Izquierda Socialista, una de las agrupaciones políticas presentes.

A pesar del pesado humo de marihuana que se elevaba en el aire porteño, la Policía Federal solo se limitó a desviar el tránsito de las calles. La multitud comenzó a movilizarse a través de la pintoresca Avenida de Mayo con destino al Congreso de la Nación, donde se montó un escenario y hablaron algunos de los organizadores locales de la marcha, además de Gonzalo, un activista que contó su experiencia de aprovechar los usos médicos de la marihuana para mitigar su enfermedad.

La policía hizo la vista gorda sobre lo que ocurría frente a sus ojos, como si el consumo de marihuana ya hubiese sido legalizado en el país. La ley de drogas argentina, vigente desde 1989, prohíbe la tenencia de marihuana —conocida como “tenencia simple”— y lo pena con uno a seis años de prisión, o de uno a dos años si un juez determina que la hierba era para consumo personal.

Un asistente que sostenía un cartel reclamando “Libertad a María” contó al PanAm Post que viene “desde siempre” a la marcha y lo hace porque considera que la actual ley es “injusta” y “se tiene que legalizar de alguna forma”. “Lamentablemente la sociedad no la va a admitir si no es regularizada por el Gobierno”, pronostica, en referencia al proceso legalización de la marihuana en Uruguay, donde el Estado asume un rol central en la producción y distribución de la droga.

La experiencia uruguaya parece haber cambiado el punto de vista de un sector de los activistas cannábicos que en ocasiones anteriores demostraban rechazo por la idea de permitir la comercialización de la marihuana. “Permitiendo la venta ingresas al sistema capitalista”, decía en un tono despectivo una activista en 2011.

“[El] cambio impulsado por Uruguay ha fijado un piso en este tema en América Latina, al igual que Chile que lo está haciendo desde lo medicinal”, dice Breg, consultado por este cambio de perspectiva. “Aquel que accede porque necesita por razones médicas que acceda desde ese lugar, y el que quiera para experimentar en su propia vida como un adulto responsable que acceda también”, agrega.

La manifestación fue de claro tinte político, y aunque las banderas partidarias escasearon, los organizadores no ven alentadoras las posibilidades para una posible reforma en el corto plazo. “Nuestra expectativa es seguir con esta lucha, por ahora ningún partido político en este año electoral ha sentado una posición clara sobre la legalización del cannabis”, afirma Breg.

Los tres principales precandidatos presidenciales para las elecciones de octubre no han sugerido cambios en este sentido y todos proponen escalar la lucha contra el narcotráfico.”Se acepta mucho, se habla poco, y se hace poco”, dice Breg, con algo de pesimismo, mientras los últimos oradores frente al Congreso de la Nación terminaban de dar sus discursos

Alrededor del mundo

La movilización de Buenos Aires se replicó en varias ciudades de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Paraguay y Uruguay, y en muchas ciudadescanadienses y estadounidenses así como también europeas. En Asia, Indonesia, Japón e Israel celebraron la MMM, mientras que Sudáfrica fue el único país del continente africano que se manifestó por la legalización del cannabis.

En Guayaquil, Ecuador, más de 200 personas se congregaron en el Parque Kennedy para sumarse por primera vez a la iniciativa mundial. “La guerra contra las drogas es una guerra perdida y es injusto que se encarcelen personas solo por consumir, plantar o estar en posesión de marihuana”, dijo a PanAm Post Milica Pandžić, integrante del Consejo Ejecutivo de Estudiantes por la Libertad.

En Asunción, Paraguay, una marcha de 250 personas que recorrió calles del centro capitalino enfocó sus consignas en torno al narcotráfico, evocando casos de políticos presuntamentevinculados al negocio. Plantearon la legalización y el autocultivo como solución, y exigieron “no más presos por fumar”

por -
1 214 vistas

Con el objetivo es realizar un reclamo que evidencie la cantidad de personas que exigen normalizar la situación de la planta de cannabis y terminar con la criminalización y persecución de sus usuarios y cultivadores, este sábado a las 14, la ciudad argentina de Paraná  se sumará a la Marcha Mundial de la Marihuana. Esta actividad se realiza desde 1999 en forma simultánea y autónoma, el primer sábado de mayo de cada año, en ciudades de todo el mundo, constató AIM. Marcharán desde plaza Sáenz Peña hasta plaza Alvear. También habrá un festival cultural.

La Marcha Mundial de la Marihuana es un evento que se realiza desde 1999 de forma simultánea y autónoma, el primer sábado de mayo de cada año, en ciudades de todo el mundo.

El objetivo es realizar un reclamo común que evidencie la cantidad de personas que exigen normalizar la situación de la planta de cannabis y terminar con la criminalización y persecución de sus usuarios y cultivadores.

Teniendo en cuenta las particularidades propias de cada país, en las distintas manifestaciones se reclama desde el cese de las detenciones, los procesos penales o las multas a usuarios y cultivadores, hasta el reconocimiento de los usos medicinales e industriales del cannabis y la regulación del acceso al mismo.

En Argentina, en 2014 se manifestaron más de 200 mil personas en mas de 20 localidades.

Los pedidos que engloban esta marcha son: no más presos por cultivar; autocultivo y que finalicen los allanamientos, detenciones y procesos penales a cultivadores de cannabis; la regulación de los clubes sociales de cannabis para el acceso al cannabis y sus semillas; el urgente cese de las detenciones y procesos penales a los usuarios por la simple tenencia de sustancias psicoactivas prohibidas; la autorización estatal de los usos medicinales e industriales del cannabis y su investigación científica; por la aprobación de una ley de atención pública, universal y gratuita de los problemas asociados al uso de sustancias y la urgente modificación de la ley de drogas.

Dónde y cuándo

Los manifestantes se reunirán el 2 de mayo desde las 14, en la plaza Sáenz Peña, para marchar hasta la Alvear (La Paz y San Martin).

Allí se desarrollará un festival cultural. Habrá radio abierta, ferias, circo y música en vivo con la presencia de La Carroña, Scott Brown, Los Licuados y Reguetemalo y la otra vecindad