Etiquetas Posts etiquetados con "Chile"

Etiqueta: Chile

por -
0 1.329 vistas

Viven en Chile, donde el cultivo de cannabis el ilegal. Mirá por qué y para qué la usan a pesar del riesgo de terminar en prisión.

Un día Paulina Bobadilla recorría con su hija Javiera un camino de montaña y por un momento pensó en poner fin a la vida de ambas. No soportaba ver sufrir a su niña, quien padece de epilepsia refractaria, un mal que no responde a los anticonvulsivos tradicionales.

Los anticonvulsivos, de hecho, le causaron a Javiera vista tubular (como caballo con anteojeras), daños en la tiroides e insensibilidad al dolor.

“No sentía dolor, vivía en un mundo paralelo. Se sacaba sus uñitas y dejaba sangrando sus dedos”, contó Bobadilla. “Después de años de desesperación, lo único que quería era morir con ella”.

Cerca de una pendiente “le dije hasta aquí llegamos”, recuerda. (Pero) La Javi me dice `mamá, te amo’ y la miro y (pienso) `tengo que seguir”’.

La vida de Javiera, quien hoy tiene siete años, dio un vuelco cuando comenzaron a experimentar con marihuana, desafiando las leyes chilenas. Desde que ingiere un par de gotas de resina de marihuana diarias, se acabaron las convulsiones y todos los efectos negativos de los anticonvulsivos tradicionales.

Bobadilla dijo que una amiga le sugirió usar marihuana y se decidió después de ver el video de Charlotte Figi, de ocho años, que vive en Colorado, quien padece epilepsia refractaria desde los tres meses. Hace pocos años la trataron con cannabis y poco después empezó a caminar y hablar.

La madre de Javiera y más de un centenar de padres más cansados de esperar que el Congreso apruebe el uso medicinal de la marihuana formaron “Mamá Cultiva”, un grupo de apoyo mutuo cuyos integrantes se exponen a ir a la cárcel al cultivar clandestinamente la marihuana para extraer el aceite que calma e incluso hace desaparecer las convulsiones de sus hijos.

Javiera-Santiago-Paulina-Bobadilla-AP_CLAIMA20141124_0121_17
Javiera Canales mientras riega plantas de marihuana medicinal en su casa familiar, en Santiago de Chile

En Chile se puede consumir la droga, pero es ilegal cultivarla, venderla y transportarla. Quienes lo hagan, pueden sufrir penas de 541 días a 15 años de prisión. La estricta ley antidroga chilena permite el uso medicinal con autorización de varios ministerios, un trámite burocrático que pocos encaran.

Personalidades mundiales han solicitado la despenalización y regulación de la marihuana y el ex presidente socialista Ricardo Lagos reactivó el debate en Chile.

“Partamos por legalizar la marihuana, con lo cual una gran cantidad de delitos desaparece”, dijo a comienzos de mes a la revista Qué Pasa, pero el tema no está en la agenda del gobierno de Michelle Bachelet, que sólo analiza suavizar un poco las penas relacionadas con la marihuana sacándola de la lista de drogas “duras”.

El Congreso está estudiando una propuesta de despenalizar el cultivo de cannabis con fines terapéuticos y recreacionales, la cual fue aprobada sin oposición por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. La iniciativa debe ser analizada ahora por el pleno de ese cuerpo y luego por el Senado antes de convertirse en ley y, ante la oposición de la derecha, no hay perspectivas de que eso suceda a corto plazo.

“Mamá Cultiva” crece a diario pues hay unos 15.000 niños con epilepsia refractaria en Chile, según dijo a The Associated Press Ana María Gazmurri, líder de la Fundación Daya, que promueve desde hace un año terapias alternativas y que impulsó el nacimiento de “Mamá Cultiva”.

Si bien en Chile no hay estudios clínicos sobre el efecto medicinal de la marihuana, la doctora Lidia Amarales, directora del estatal Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, dijo en noviembre que “existe evidencia científica internacional que avala el uso de esta droga en algunas patologías muy específicas como epilepsia refractaria, cuidado paliativo del dolor”.

Destacó, no obstante, que el uso de cualquier droga legal o ilegal, en niños o jóvenes siempre puede generar reacciones negativas.

Gazmurri precisó que en Fundación Daya y la municipalidad de La Florida adelantan un programa piloto que permitirá “la generación de un estudio clínico que nos permita tener toda la evidencia que en otras partes del mundo ya existe”.

Tras muchos meses de gestiones, ambas entidades consiguieron los permisos correspondientes y sembraron 850 plantas en un recinto ultra vigilado. Con la cosecha de marzo de 2015 producirán aceite y la resina será entregada a 200 pacientes oncológicos.

La Sociedad de Neurología, Pediatría, Anestesiología, facultades de medicina y el Colegio Médico emitieron un comunicado público para decir que la evidencia disponible sobre el uso terapéutico “esinsuficiente, lo que contrasta con la vasta evidencia científica sobre sus efectos perjudiciales”.

En la mayor parte del mundo está prohibida la marihuana, pero hay una fuerte corriente a favor de su legalización. En diciembre pasado Uruguay legalizó y reguló su uso, y Colombia y Argentina despenalizaron el consumo personal. En los estados de Colorado y Washington, en Estados Unidos, también se pueda consumir y Canadá regularizó el uso medicinal. En Europa se puede consumir legalmente en Portugal, Bélgica y Suiza, aunque en Holanda se adquiere en algunos cafés.

La mayoría de los miembros de “Mamá Cultiva” tiene plantaciones en sus patios o en habitáculos acondicionados, pero como las plantas crecen lento, a veces acuden a traficantes, que en ocasiones los engañan, como a Susana, a quien le vendieron una marihuana macho, que no sirve para sacar aceite.

“Le expliqué (al traficante) que era para mi hijo enfermo, que necesitaba marihuana hembra, pero me vendió una planta macho”, cuenta Susana, quien no quiso dar su nombre completo por temor a tener problemas con la justicia.

Antes de usar cannabis, hace 18 meses, Bobadilla gastaba sólo en medicamentos 500.000 pesos (unos 840 dólares) mensuales, más del doble de un sueldo mínimo, que es de 215.000 pesos, y una cifra inalcanzable para ella. La madre de Javiera, de 34 años, tenía una peluquería, pero empezó a vender todo para pagar los medicamentos de su hija hasta que perdió su negocio. Su esposo es ingeniero en informática.

Ahora cultivar y producir aceite no supera los 100 dólares.

Bobadilla enfatizó que “Mamá Cultiva” “nace por la desesperación” de padres que se sentían solos.

“Los doctores a nosotros nos dejan solos”, dijo Bobadilla al justificar el cultivo de marihuana.

El hijo de Gabriela Reyes, Lucas, de siete meses, fue desahuciado por los médicos cuando llegó a tener 300 convulsiones diarias producidas por la epilepsia refractaria. Hoy tiene de 10 a 15 diarias gracias al aceite.

Mamas-chilenas-cultivan-marihuana_PREIMA20141124_0108_32
Paulina Bobadilla mientras riega plantas de marihuana medicinal en su casa en Santiago de Chile.

“Era un bebé que lo único que hacía era llorar todo el día. Paraba solo cuando dormía un rato y seguía llorando”, declaró Reyes. “Llegó a estar con ocho anticonvulsionantes juntos y hacía dos crisis diarias”.

Para evitar ser timados al comprar marihuana a traficantes, como le sucedió a Susana, el grupo organizó un taller clandestino de cultivo de marihuana para algunos padres. Cultivadores del cannabis les enseñaron a multiplicar las plantas para que no les falte la materia prima, pero en la reunión se dieron cuenta de un nuevo engaño: una droguería les vendió un alcohol que no es apto para extraer la resina que luego beberán sus hijos.

Mientras algunos padres extraían aceite, Susana separaba hojas secas y semillas del tallo, con la esperanza de poder obtener algo de aceite. A pocos metros su esposo atendía a su hijo, que emitía gritos mientras sufría convulsiones.

Horas después todos tuvieron la oportunidad de sacar un tallo con hojas y prepararlo para dar vida a otra planta, en un proceso conocido como “esqueje”. Sus caras se veían felices a medida que dominaban la técnica. Si hubieran sido descubiertos por la policía, con la cantidad de marihuana que había en el lugar, arriesgaban una pena de las más altas.

Por ahora se sabe de un solo detenido en relación con estas actividades, ya que son extremadamente cuidadosos para que no los ubiquen ni les decomisen sus plantas. El arrestado es un hermano de Bobadilla.

En septiembre Bobadilla se quedó sin plantas para extraer y tuvo que acudir a un traficante, fue acompañada por su hermano y unos amigos. Compraron 23 gramos y al llegar a su casa se bajó del vehículo y el hermano y sus amigos se quedaron en el auto, pues pensaban ir a comprar unos panchos. Apareció la policía y les encontró la marihuana. El joven estuvo detenido unas horas y hoy está procesado por microtraficante, arriesgando una condena de hasta cinco años.

“La cárcel no me asusta”, dijo Bobadilla. “Que me quiten la medicina, eso sí”.

por -
0 476 vistas

Con 10 votos a favor y ninguno en contra, la Comisión de Salud de la Cámara baja llevará a un estudio mas específico la posible legislación de permitir el auto cultivo de Marihuana.

La ley 20.000 es la que penaliza el auto cultivo de marihuana en Chile y causante el año 2012 de 85 mil detenciones y de ellas un 77,6% fueron registradas por porte y consumo de esta droga.

Por la unanimidad de 10 votos la comisión de la salud de la cámara baja aprobó la idea de legislar la despenalización del autocultivo incluyendo incluso, a quienes la consumen en forma recreativa.

En esta votación, aparte se juntaron dos proyectos, el primero ingresados por el movimiento de centro derecha Amplitud, que por objetivo busca despenalizar el auto cultivo con fines terapéuticos y recreacionales.

En la oportunidad, durante julio de este año, mientras se ingresaba el primer proyecto, el jefe de bancada de la DC indicó que “Es una situación que se puede resolver ahora, con la modificación de los Decretos 404 y 405 del Ministerio de Salud y el Decreto 867 del Ministerio del Interior, a fin de facilitar el acceso a tratamientos y medicamentos”.

En esta ocasión, el diputado RN fue positivo al hablar del tema, pero el otro lado de la moneda lo protagonizó su compañero de partido Jorge Rathgeb quien se mostró en total desacuerdo por esta iniciativa.

por -
0 287 vistas

El expresidente chileno Ricardo Lagos (2000-2006) propuso “legalizar todas las drogas” en el país, ante lo que llamó el fracaso de las políticas prohibicionistas.

A su juicio, la legalización permitirá disminuir la criminalidad y la violencia asociadas al narcotráfico. “Debemos legalizar todas las drogas en Chile”, insistió.

Lagos, probable carta presidencial del oficialismo en las elecciones de 2017, agregó que una eventual legalización debe ser acompañada de una regulación adecuada.

“No es llegar y decir ‘chipe libre’ (libertinaje)”, enfatizó.

El ex mandatario socialista, correligionario de la presidenta Michelle Bachelet, ahondó que la legalización debería abarcar los procesos de consumo, producción, transporte y comercialización.

Indicó que primero debería ser legalizada la marihuana y luego la cocaína, pero en el marco de un fortalecimiento de campañas preventivas, dirigidas especialmente a los jóvenes.

“Yo llegué a la convicción de que la política prohibicionista ha fracasado”, concluyó.

Actualmente, todas las drogas están prohibidas en Chile, donde los últimos años hubo un endurecimiento de las penas asociadas al micro tráfico.

No obstante, el municipio capitalino de La Florida logró recientemente que las autoridades sanitarias aprobaran la primera plantación legal de marihuana.

Unas 850 semillas fueron plantadas, con el objetivo de cosecharlas en abril. Esta droga será distribuida solamente entre enfermos terminales de cáncer que padezcan dolor crónico. Fuente

Posteriormente aclaró que no planteó legalizar todas las drogas

El ex Presidente Ricardo Lagos descartó la tarde de este viernes que su polémica propuesta signifique legalizar todas las drogas, pese a que en la entrevista en revista Qué Pasa dio a entender lo contrario.

En entrevista con CNN Chile se le preguntó si era partidario de proponer permitir el comercio de pasta base y anfetaminas también.

“No pues, no pues yo he sido bien preciso, la cannabis, marihuana o coca, lo demás no estoy diciendo que sí entre las cosas que usted menciona y las cosas del punto de vista químico, no, no, no”, señaló

Añadió que en la entrevista con Qué Pasa “fui muy cuidadoso de decir estoy citando la proposición 95, de las 95 proposiciones de este texto en donde ahí son cuidadosos y dicen ‘durante uno o dos años veamos que pasa solo con marihuana y después podrá haber un periodo de prueba y entre tres y 10 años y vamos si incorporamos después la coca”.

En ese plano, citó al Presidente José Mujica, bajo cuyo gobierno se legalizó la marihuana en Uruguay. “Veamos que pasa y veamos cuáles son las consecuencias. En qué medida somos capaces, juntos con eso, ver cómo se va a regular… a qué edad, porque el daño y la adicción, lo dicen todos, se produce entre los 15 y los 24 años”

Al insistírsele sobre las anfetaminas y la pasta base, señaló: “No porque esas son otro tipo de circunstancias y otro tipo de cosas que me parecen absurdas, porque con ese criterio usted debiera autorizar muchas otras cosas”. Fuente

por -
0 204 vistas

El capitán retirado del Ejército Augusto Pinochet Molina, nieto del exdictador Augusto Pinochet, planea inscribir ante el Servicio Electoral chileno un nuevo partido, Por mi Patria, coincidiendo con el natalicio número 99 de su fallecido abuelo, publicó el diario La Tercera este domingo.

El objetivo del movimiento sería presentar candidaturas parlamentarias para las elecciones del 2017, y su inscripción coincidiría con un homenaje a Pinochet, el próximo 25 de noviembre. “Ahora sí están las condiciones políticas. Hay una crítica transversal a la clase política”, dijo a La Tercera el vicepresidente del movimiento, Eduardo Toledo.

El partido estaría formado, entre otros, por exmilitantes de la ultraderechista Unión Democrática Independiente (UDI) cercanos al pinochetismo, y en su ideario accederían al uso medicinal de marihuana, las uniones civiles entre homosexuales, y el aborto terapéutico, señalaron sus futuros dirigentes al periódico.

Hasta 1989, el aborto terapéutico en caso de riesgo vital para la madre o inviabilidad fetal era permitido en Chile, pero al final de la dictadura de Pinochet (1973-1990) fue prohibido, y Chile es hoy uno de los pocos países del mundo que no lo permite en ninguna circunstancia.

“Las leyes no pueden ser las mismas que existían en los años 50 u 80 (…) Podemos considerar caso a caso mediante el aborto terapéutico”, señaló al periódico Stefani Landeros, miembro del comité político del movimiento.

Sobre los crímenes cometidos durante la dictadura, que dejó más de 3.200 muertos y 38.000 torturados según cifras oficiales, el futuro partido niega que fueran una política de Estado. Augusto Pinochet Molina es hijo de Augusto Pinochet Hiriart, y fue capitán del Ejército por más de una década.

En 2006, durante el primer mandato de Michelle Bachelet, fue dado de baja por la institución castrense tras haber leído un discurso en el funeral de su abuelo en el que aseguró que Pinochet y su familia fueron “vejados por jueces que buscaban más renombre que justicia”. Pinochet murió en 2006 sin haber sido condenado. Fuente

por -
0 247 vistas

“Tenemos el agrado de invitarlos de manera absolutamente gratuita, a asistir a la próxima Expoweed, la feria del cáñamo más grande de Latinoamérica, a realizarse los días 21,22 y 23 de noviembre en el Parque O’Higgins”.

Así reza la invitación pública que extendieron los organizadores de la exposición sobre el uso de la cannabis sativa a los presidentes de las diversas sociedades médicas que la pasada semana expresaron públicamente su rechazo al proyecto por el cual se cultivará marihuana en la comuna de La Florida.

Los invitados son José Luis Castillo, presidente de la Sociedad Chilena de Neurología y Neurocirugía; Viviana Venegas, presidenta de la Sociedad Chilena de Neurología y Psiquiatría de Infancia y Adolescencia; Marco Guerreo, presidente de la Sociedad de Anestesiología de Chile, Hernán Sepúlveda, presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría; Verónica Gaete, presidenta de la Rama de Adolescencia; Humberto Guajardo, presidente de la Asociación Chilena de Facultades de Medicina; Rodolfo Armas, presidente de la Academia de Medicina del Instituto de Chile; María Elena Alvarado, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

Además de señalárseles que pueden recorrer más de 100 stands, se les señala que pueden disfrutar una excelente parrilla de artistas que se presentará ara la ocasión como Ky Mani Marley, Electrodomésticos y Tiro de Gracia, entre otros, también podrán participar del un foro sobre los beneficios de la cannabis.

En esta última actividad podrían intercambiar posición con el directo del dispensario de canabis más grande de EEUU, Steve Deangelo; y el presidente de la red de consultorios médicos THC Medical Clinics, Paul Stanford, y el experto canadiense en la elaboración del aceite medicinal de marihuana Rick Simpson. Además, estará el profesor de Psiquitría de la Universidad de Harvard, Lester Grinspoon.

Los organizadores aclaran que “si bien desde un principio tuvimos considerado el invitarlos, luego de leer vuestra declaración, y por el bien de la salud pública del país, ahora nos parece extremadamente urgente”.  Fuente

por -
1 323 vistas

Dividido se encuentra un grupo de diputados respecto del autocultivo de marihuana para fines terapéuticos y para su consumo privado. Ambos proyectos de ley se fusionarán la próxima semana, a pedido de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, para así dar urgencia a la iniciativa y que se vote antes de fin de año y así pueda pasar al Senado.

Actualmente se encuentran 2 proyectos en la Cámara de Diputados para la discusión, uno de ellos es liberar el uso y autocultivo de la marihuana para fines medicinales y el otro, consiste en legalizar la cannabis para el consumo privado.

Distintas asociaciones de médicos se reunieron esta semana para manifestar su rechazo a la legalización del uso de la cannabis con fines terapéuticos, por la falta de estudios que lo avalen. Esta declaración se realizó el mismo día en que el municipio de La Florida, comenzó una plantación de marihuana para fines medicinales.

Frente a esta discusión, ambos proyectos presentes en la cámara, buscan penar el tráfico y no el porte o consumo personal de la marihuana, ademas se busca despenalizar el autocultivo para uso medicinal y recreativo.

El diputado Alberto Robles, quien presentó el proyecto, enfatizó que no se está legalizando la marihuana, sino más bien, despenalizar el autocultivo para quienes necesiten de la planta, sin ser considerados delincuentes.

Robles aseguró la importancia de regular la cannabis, para así castigar a los traficantes y no a las personas que consumen libremente por enfermedad o adicción.
Frente a este tema, el Diputado PS e integrante de la Comisión de Salud, Juan Luis Castro, es partidario sólo de su consumo para uso medicinal, argumentando que el mundo médico tiene diferentes puntos de vista, que es necesario escuchar.

El parlamentario agregó que aquí hay que velar por el bien superior y común de la ciudadanía, por lo tanto, es necesario avanzar y legislar sobre la materia.
Finalmente el diputado Robles, señaló que la comisión pidió la fusión de estos dos proyectos para su discusión, es decir, que se trate como uno solo, para continuar escuchando exposiciones de expertos la próxima semana, para que se vote antes de fin de año y pueda pasar al Senado.

Fuente

Fuente

por -
0 560 vistas

En la mayoría de los países del mundo, si usted pide permiso a las autoridades para cultivar 750 plantas de cannabis, lo más probable es que termine en serios aprietos.

Sin embargo, en Chile están dando luz verde para este tipo de cultivos.

Las plantas serán sembradas desde este miércoles en un área designada por la Municipalidad de La Florida, en Santiago, la capital del país, generando gran atención de la comunidad local e internacional.

Se espera que la cosecha esté lista en abril, cuando será recogida para su transformación en aceite que funciona como analgésico, el cual será destinado para el consumo de 200 pacientes con cáncer.

Debate sobre la legalidad

A pesar de muchos debates en la región, este es el primer proyecto de este tipo en América Latina. Una tendencia que viene fortaleciéndose en el mundo, como por ejemplo la República Checa, que dio pasos similares el año pasado.

Entre los países de esta región, el debate ha estado focalizado en Uruguay, país que este año se convirtió en la primera nación del mundo en legalizar el cultivo, venta y consumo de esta droga.
No obstante, en Chile han tomado un enfoque distinto, permitiendo el uso de cannabis sólo con fines medicinales.

“No queremos involucrarnos en el debate sobre el uso personal de la marihuana”, dijo Rodolfo Carter, alcalde de La Florida.

141029125844_chile_marihuana_legal_cancer_624x351_bbc_nocredit
Cecilia Heyder mantuvo reuniones permanentemente con autoridades en Chile para obtener el permiso de importación de medicinas hechas con marihuana.

“Preferimos concentrarnos con el tema médico. El objetivo es ofrecerle a la gente que está padeciendo cáncer un tratamiento contra el dolor que sea más natural, saludable y barato”.

El proyecto de cultivo será supervisado por la Fundación Daya, una organización local sin fines de lucro. Y se elaborara un estudio clínico sobre la efectividad del cannabis para aliviar el dolor.

“Eventualmente, nuestra intención es que todo el mundo tenga acceso a cannabis como medicina, incluso si no tienen recursos para comprarla”, explica Nicolás Dormal, cofundador de Daya.
“Por ahora, nos vamos a concentrar en estos primeros 200 pacientes”.

Té de cannabis

Así como han respaldado el proyecto en La Florida, las autoridades en Chile también han otorgado permiso a una mujer para importar medicamentos hechos con cannabis.

Ese es el caso de Cecilia Heyder, quien fuera diagnosticada con lupus hace cinco años, una enfermedad originada por deficiencias en el sistema inmunológico.

Cecilia tuvo una mastectomía y ha estado en tratamiento de radioterapia y quimioterapia.

141029130512_chile_marihuana_cancer_dolor_624x351_bbc_nocredit
“Nuestra intención es que todo el mundo tenga acceso a cannabis como medicina, incluso si no tienen recursos para comprarla”, explica Nicolás Dormal, cofundador de Daya.

Diariamente consume decenas de analgésicos convencionales, pero dice que los efectos secundarios eran devastadores.

“El dolor era insoportable”, contó Heyder al corresponsal de la BBC.

“Quería estrellar mi cabeza contra la pared. No podía caminar. Estaba en silla de ruedas. Mis niños entraban al cuarto y yo ni podía levantarme de la cama para besarlos”.

Producto de la desesperación, el año pasado obtuvo algunas hojas de cannabis y las utilizó para hacer té.

Cecilia cuenta que el efecto fue inmediato. El té resultó mucho más efectivo que cualquier otro medicamento convencional que había probado.

El problema para ella fue que luego de esa exitosa experiencia, no podía encontrar más marihuana.
Por eso comenzó a contactar a las autoridades chilenas para obtener permiso de importación.

En agosto pasado obtuvo el visto bueno y un mes después sus drogas comenzaron a llegar provenientes de Europa.

De acuerdo con las autoridades en Chile, esta es la primera vez que medicina hecha de cannabis es legalmente importada en América Latina.

Costo elevado

A pesar de su magnífico beneficio, el tratamiento con esta droga es costoso, y mensualmente puede representar un gasto de unos US$2.000.

141029131255_chile_marihuana_cancer_legalidad_624x351_bbc_nocredit
La inciativa genera diversos debates más allá de la salud: el cultivo está protegido con una cerca eléctrica para evitar que traficantes se aprovechen.

Heyder ha tratado de conseguir los fondos a través de una campaña pública que realiza en redes sociales, pero solo ha conseguido dinero para cubrir tres meses de tratamiento.

Pasado ese período tendrá que ir a las calles a comprar marihuana ilegalmente, a menos que el Estado está dispuesto a ofrecer drogas hechas de cannabis gratis para los pacientes.

“¿Me veré forzada a acudir al mercado negro, y correr el riesgo de que me pongan presa?”.
“No quiero volver a vivir eso. No quiero vivir con ese miedo”, se lamenta Cecilia.

También para la epilepsia.

Si el proyecto en La Florida resulta exitoso con los pacientes con cáncer, pudiera expandirse para que personas que sufren otras enfermedades, como la epilepsia, también se beneficien.

En ese sentido, el caso de Lucas Riffo, de seis meses de edad, pudiera ser emblemático.

El niño nació con un severo caso de epilepsia, que le originaba unas 300 convulsiones al día.

Sus padres, Jorge y Gabriela, le suministraron las medicinas para epilepsia tradicionales, pero no funcionó.

Por eso, comenzaron a darle un aceite de cannabis hecho ilegalmente por ellos.
Jorge explica que el cambio en la salud del bebé se percibió de inmediato.

“Obviamente, comenzamos a darle dosis pequeñas”, dijo.

“Nos aseguramos de monitorear cuidadosamente su ritmo cardíaco y su respiración, y Lucas se mantenía bien mientras estuviera consumiendo dosis del aceite.”

“Luego le dimos un poco más, y se mantuvo por cinco o seis horas sin convulsionar. Eso era impensable antes. Ninguna de las drogas tradicionales había logrado eso.”
Escepticismo
A pesar de esto, no todo el mundo está convencido de los beneficios de la marihuana.

Para algunos doctores se trata de una droga adictiva y causa problemas psicológicos.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el consumo de cannabis puede afectar la habilidad para el aprendizaje y puede exacerbar la esquizofrenia.

141029131843_chile_marihuana_cancer_legalidad_624x351_bbc_nocredit
Jorge y Gabriela Riffo decidieron correr el riesgo de usar medicina hecha de marihuana para tratar a su bebé, ante la ineficacia de las drogas tradicionales. El resultado fue increible.

Según la OMS se requieren nuevas investigaciones al respecto.

Por otra parte, existe un elemento adicional vinculado a esta droga, y es el tema de la delincuencia.
¿Qué impide que traficantes se aprovechen de las autorizaciones dadas por el gobierno?

El proyecto en La Florida se encuentra resguardado por una cerca eléctrica y alambre de púas, a fin de evitar que las plantas sean robadas.

A pesar de ello, Dormal considera que los riesgos de salud y de seguridad son menores comparados con los beneficios que ofrece la marihuana a los pacientes.

“La marihuana puede tener efectos negativos, pero son realmente insignificantes en comparación con otras medicinas legales”, indicó.

Para Cecilia, a quien sus médicos le han dado apenas meses de vida, la decisión es simple.

“Cannabis puede que no me cure el cáncer o el lupus, pero al menos me aliviara el dolor. Y eso es todo lo que yo estoy pidiendo”. Fuente BBCMundo

por -
0 5.997 vistas

Internado en el Hospital Calvo Mackenna se encuentra Lucas se encuentra un niño de 6 meses que nació con una epilepsia migratoria refractaria y que, producto de su enfermedad, tiene convulsiones cada 5 minutos. Este malestar no le permite tomar medicamentos, cuestión que implica que durante una jornada puede alcanzar hasta los 300 ataques de epilepsia, según contó Gabriela Reyes, su madre.

Ante esta situación, los padres admitieron a Chilevisión que están tratando al niño con aceite de cannabis y, según su declaración, este es el única manera de disminuir los ataques en el infante. “No hay un protocolo muy claro pero sí se puede dar; lo pueden suministrar en sus horarios y está en la ficha clínica”, dice Garbiela Reyes, indicando que es el mismo personal del Hospital quien entrega las dosis a Lucas.

El problema que tienen los padres en la actualidad es conseguir el aceite de cannabis. Debido a que cultivar marihuana es ilegal, hoy les cuesta conseguir la medicina para su pequeño.

Es por eso que son enfáticos en emplazar al Gobierno a autorizar la siembra de esta sustancia. “El autocultivo tiene que permitirse porque hoy es lo único que nos puede ayudar”, agrega Reyes, mientras que el papá del bebé, Jorge Riffo, complementa esta tesis indicando que “tomen consciencia que esto es medicinal, que el niño no se ha muerto”.  Fuente

por -
0 832 vistas

 

Considerando la falta de médicos especialistas en la región de Magallanes (Chile), además de la lejanía que implica para la comunidad local, acceder a mejoras en salud vinculadas al tratamiento de cáncer, es que el concejal Danilo Villegas, presentó esta semana, en sesión del Concejo Municipal de Punta Arenas, una moción sobre el uso terapéutico de la Cannabis sativa (marihuana).

La iniciativa buscar replicar el modelo que fue aprobado en la comuna de La Florida en el mes de septiembre del presente año, para así permitir en la capital regional la creación de un invernadero con plantación de marihuana, en complemento con la asesoría de personal médico.

Villegas señaló que su propuesta está avalada por el contacto con redes que están fomentando esta iniciativa de tratamiento al cáncer a nivel nacional como son la Fundación Daya, sin descartar buscar la asesoría de expertos profesionales que prestan servicios en la Fundación Arturo López Pérez, vinculada a tratamiento y apoyo de enfermos con cáncer. Fuente La Prensa Austral

 

por -
2 1.495 vistas

Si bien el informe final aún no está redactado ni oficializado, la recomendación se inclinará por retirar de la lista de “drogas duras” al cannabis, y así redefinir la cantidad que puede ser transportada para diferenciar el uso personal del microtráfico

Existe un equipo técnico del Gobierno que ha estado estudiando cambios legales a la Ley 20.000, que se encarga de los delitos y faltas por la venta y consumo de drogas. Esta instancia, recomendará despenalizar el uso medicinal de la marihuana.

Si bien el informe final aún no está redactado ni oficializado, la recomendación se inclinará por retirar de la lista de “drogas duras” a la cannabis, y así redefinir la cantidad que puede ser transportada para diferenciar el uso personal del microtráfico. También para traspasar las investigaciones desde la justicia penal a los Juzgado de Policía Local.

En todo caso, independiente de la recomendación que emitirá el equipo técnico, en el Ejecutivo aclararon que todavía no existe una versión oficial sobre permitir el uso medicinal o recreativo de la marihuana, según consignó La Tercera. De hecho, la directora del Senda, Lidia Amarales, ha mostrado su negativa al uso con fines recreacionales.

En la actualidad, hay dos proyectos en la Cámara de Diputados que se están tramitando y que buscan la despenalización del autocultivo de marihuana, donde el uso de la planta para fines medicinales de a poco suma apoyo, mientras que otros parlamentarios también se muestran a favor del consumo recreativo y sacramental.  Fuente

 

 

por -
0 170 vistas

En la antesala de que la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados discuta el uso terapéutico de la marihuana, los parlamentarios que integran la instancia accedieron a relatar al diario La Tercera sus propias experiencias con la cannabis y cuáles serán sus posturas en el debate.

Marco Antonio Núñez (PPD), médico y presidente de la Comisión, dijo que no tiene reparos con respaldar el uso terapéutico y recreacional de la marihuana.

Ésta apareció “en las fiestas de nuestro curso de la Facultad de Medicina durante los años 80″, en “un contexto de jóvenes que en sus tiempos libres también nos divertíamos”, explicó.

La médico cirujano Marcela Hernando, diputada del Partido Radical, dice haber fumado “sólo una vez”, pese a que no tenía “repulsión ni rechazo respecto de las personas que fumaban”. Hoy es una partidaria del “autocultivo”.

En la vereda contraria, el RN Diego Paulsen dice no haber probado nunca ni haber necesitado de la hoja de cannabis, aunque entiende que “hay muchas personas que la necesitan por tratamiento médico y otras que la consumen por pasarlo bien”.

“No soy quién para negarle la posibilidad a alguien que lo haga. Creo en la libertad de las personas”, comentó, avalando el rol médico que puede cumplir la planta.

Mareos, vómitos y mucha risa

El DC Víctor Torres señaló que no es consumidor de marihuana, pero “en algún momento” tuvo “oportunidad de probarla” con traumáticos resultados.

El “par de veces” que consumió en su etapa universitaria sintió “mucho mareo, vómitos, un malestar generalizado y me reía más de la cuenta”, recordó el médico, que entiende los posibles usos terapéuticos y apoya el autocultivo para fines medicinales.

“En la universidad, evidentemente en más de una oportunidad, tuve la ocasión de probarla”, dijo la comunista Karol Cariola (PC), que describió su experiencia como “de relajo y reflexión”.

Dijo que gracias a la orientación de un cercano con conocimientos en la materia, pudo probar la droga en ciertos momentos y actualmente respalda “despenalizar el autocultivo de la cannabis para fines recreativos, medicinales o sacramentales”.

También en la universidad Karla Rubilar (Amplitud) -invitada habitual a las sesiones de la comisión- rememoró sus tiempos en los “pastos de Ciencias de la Usach a los 19 años”, donde -aunque se sintió “pésimo”- insistió dos o tres veces en ella.

Hoy Rubilar es partidaria del autocultivo, pero en igual medida de la educación sobre la marihuana,.

El ex presidente del Colegio Médico, Juan Luis Castro (PS), dice que pese al alivio que puede causar en enfermos terminales es contrario a la legalización.

El diputado y facultativo admite que en sexto o séptimo año de medicina la utilizó en “actividades de camaradería” y en el contexto de una relación personal, pero luego no reincidió y mantuvo su postura de rechazo. Fuente

por -
2 5.038 vistas

Chile se ha mostrado interesada en la regulación del mercado de la marihuana como medida para disminuir el consumo y combatir el narcotráfico. Por ello, ha pedido asesoramiento a Uruguay, país que encabeza en el mundo proyecto de legalización de esta yerba

El viernes durante una breve visita oficial a Uruguay, la presidenta de Chile, Michel Bachelet, consultó a su homólogo José Mujica sobre la inédita regulación del mercado de la marihuana.

“Estamos en un proceso de revisión de nuestro marco legal”, dijo Bachelet indicando que la normativa vigente no ha logrado sus objetivos de disminuir el consumo ni ha sido una herramienta eficaz para combatir el narcotráfico.
En marzo, un informe del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), estipuló que la marihuana debería dejar de aparecer en la lista I de la Ley de Drogas (2000) que prohibe su consumo en el territorio nacional.

El documento señala que la marihuana debería ser colocada en la lista II que estipula “puede ser producida o importada bajo ciertas normas de control”.

Inédito plan de Uruguay

El presidente uruguayo José Mujica encabeza el ambicioso plan de Uruguay de ser la primera nación del mundo en legalizar la marihuana, recibiendo duras críticas del sector opositor que apuesta por derogar la ley.

El estatuto que daría carácter legal a la marihuana se sancionó en diciembre de 2013 y se reglamentó en mayo de 2014, cuando entró en vigencia. Sin embargo,la yerba aún no se ha sembrado, ni se concretó un llamado a concurso entre los interesados a plantarla. Fuente

por -
0 777 vistas

Como dice la canción, “solo el que tiene hijos entiende que el deber de un padre no acaba jamás. Que el amor de madre no se cansa de entregar…”, así como el de Andrea Leyva, una chilena de 43 años que lo dejó todo, su país y su familia, por buscar un milagro que le cambie el destino al amor de su vida. (vídeo de la familia que optó por la marihuana medicinalpara su hijo)

Su nombre es Vicente, su hijo de doce años, quien desde los diez meses de nacido sufre de convulsiones. En su quinto cumpleaños todo empeoró. La epilepsia refractiva que padece, un extraño síndrome del cual no se sabe mucho, agudizó de forma violenta sus ataques. Desde entonces su incapacidad para moverse y la carencia de lenguaje han sido parte de su vida, al igual que las convulsiones que sufre entre diez y veinte veces al día.

Llego a su casa en Colorado Springs, a algo más de 40 minutos en carro de la ciudad de Denver, capital del estado que desde 2009 permite la venta y uso de marihuana medicinal. Me recibe Andrea, quien acaba de llegar de comprar pizza con Vicente e Ignacio, su otro hijo, de 9 años. Con un esfuerzo casi milimétrico, madre e hijo sacan a Vicente del carro, cargan su silla de ruedas y lo llevan adentro de la casa.

“Vivíamos en urgencias, de hospital en hospital”, me asegura la ingeniera industrial nacida en Santiago de Chile al recordar la primavera de 2009, cuando el estado de su hijo empeoró aún más. “Tuvo un estatus epiléptico, esto es cuando se entra en convulsiones y no se sale. Nos obligó a inducirlo a un estado de coma. De ese estado le sobrevino un neumonía que casi lo mata. Fue más de un mes en cuidados intensivos que pensé que no resistiría”. A “Vi”, como le dice su madre de cariño, lo han visto más de 15 neurólogos a lo largo de su vida, los mejores de Chile y aún así nunca hubo mejoría. Más de diez años bajo poderosos fármacos como el grifoclobam, ácido valproico, entre otros, han llevado a su hígado al borde del colapso. “La razón por la que él babea es por el daño hepático causado por los medicamentos”.

Son las nueve de la noche y es hora de la medicina para Vicente, quien también es hipotónico (tono muscular disminuido) y sufre de una escoliosis severa. Andrea se retira hacia la cocina, a uno de los gabinetes, de donde saca una caja, me explica que allí se encuentra la resina medicinal hecha a base de marihuana con la cual está medicando a su hijo. Dos gotas sobre su dedo, cerca de 4 mililitros de cannabis, tres veces al día, son esparcidas por sus encías para lograr una mejor y más rápida absorción. Con una sonrisa de oreja a oreja, me asegura que los resultados han sido impresionantes.

Esta terapia con cannabis medicinal, que en un principio fue toda una controversia en los Estados Unidos, se ha convertido últimamente en la única opción para cientos de padres de familia dentro y fuera de los Estados Unidos que buscan tratar los severos síndromes de epilepsia de sus hijos. El alto nivel de cannabidiol o CBD en ciertas cepas de marihuana ha demostrado en estos pacientes excelentes resultados. Sus propiedades antiinflamatorias, neuroprotectoras, antipsicóticas y antiespasmódicas se han vuelto la salvación para muchas de estas familias.

“Cuando leí la historia de esta chiquita que vive acá en Colorado, Charlotte Figi, quien después de estar en tratamiento con cannabis medicinal pasó de tener 300 convulsiones al día a solo una o dos cada semana, supe que tenía que arriesgarlo todo por conseguir este tratamiento”, me dice mientras abraza a Vicente en el sillón de la sala, ahogada en el sentimiento de una madre que sí o sí dará hasta el último suspiro por el bienestar de su hijo.

Fue así como llegó a Colorado este 23 de mayo, no sin antes haber dado una dura batalla dentro en Chile, donde logró que el Ministerio de Salud le permitiera importar sativex, el único medicamento en el mercado hecho a base de CBD, los cannabinoides de la marihuana que han demostrado tener buenos resultado en pacientes epilépticos. Sin embargo, con un costo de 3.000 mil dólares al mes, esta posibilidad era inalcanzable. “No había de otra, me tenía que ir de Chile. Sabía que la única forma de acceder a este aceite era viniendo a vivir a Colorado. Gracias a Dios tengo la fortuna de trabajar para una empresa americana que me ayudó a conseguir un traslado a esta ciudad”.

Nada fácil ha sido para esta madre cabeza de familia, quien trabaja básicamente desde su casa y solo cuenta con la ayuda de Trinidad, la nana que hace diez años la acompaña. “No conozco a nadie aquí, mi hijo menor no sabe el idioma, me estafaron con la compra del carro…. básicamente estoy sola a cargo de tres personas y un perro”.

Han pasado veinte minutos desde que Vicente ha tomado su dosis de marihuana medicinal y ya su cuerpo parece estar totalmente distendido, sus músculos y hasta su misma expresión facial más relajada, estado perfecto para que le den su cena, mientras que Ignacio, el menor de la casa, juega con su perro, un enorme labrador dorado, frente al televisor de la sala.

Hoy, luego de dos semanas de tratamiento con una resina de cannabis de alto contenido de tetrahydrocannabinol o THC, distinta a la terapia tradicional a base de CBD, que no le funcionó, se logró lo imposible. “Por primera vez en seis años, Vicente pasó un día entero sin convulsiones. Esto es algo que solo se le puede adjudicar al aceite. El otro día se despertó y estaba sentado en su cama, golpeando pidiéndome su desayuno. ¡Me estaba llamando, algo que no hacía hace diez años! Son cosas chiquiticas que para mi son la vida entera”.

Si todo sigue bien como hasta ahora, Andrea piensa cortar todos los medicamentos convencionales para medicarlo exclusivamente con la resina de marihuana. “En Chile me gastaba alrededor de 400 dólares al mes en medicamentos, mientras esta terapia es potencialmente gratuita. Cultivarla es posible. Imagínate el poder de tú mismo cultivar las plantas para la medicina de tu hijo, olvidándote de que pueda quedar ciego, sin hígado o con uno de los tantos efectos secundarios de los fármacos que ha tomado por años. Disponer de una alternativa natural y sin gastar mucho es un cambio de paradigma”.

5f20c91240f452b7518a44feee2e161e
Andrea Leyva llegó a Denver hace tres meses para poder tratara su hijo con marihuana medicinal. / Álvaro Corzo

Hasta el momento, veintitrés estados y el distrito de Columbia han legalizado el uso de la marihuana medicinal en los Estados Unidos, por sus cualidades para tratar, entre otros, síntomas propios de afecciones como esclerosis múltiple, glaucoma, diabetes, cáncer, VIH, epilepsia y enfermedades inflamatorias. Sin embargo, la clase de marihuana utilizada para tratar estos síndromes extremos de epilepsia como el de Vicente, apenas se ha empezado a cultivar hace poco en Colorado, bajo el nombre de Charlotte’s Web.

Para la familia Leyva, llegar a Denver solo sería el paso inicial de su odisea. Tendrían que pasar un calvario de cerca de tres meses para conseguirle un número de seguro social a Vicente con el que pudiera aplicar al carné para acceder a la marihuana medicinal. Todo para después enterarse de que delante de ellos había una lista de espera con cerca de cincuenta familias aguardando por el escaso aceite medicinal.

Luego de tres meses de haber dejado su familia y su país, de vivir en un lugar donde no conoce a nadie y a punto de desistir, se topó en Facebook con los GuerrillaHealer o guerrilleros de la curación, una organización caritativa que cultiva cannabis medicinal en Colorado para familias de bajo recursos económicos. “Después de conocer todo lo que esta familia ha pasado, no podíamos hacer otra cosa que ayudarla”, me explica BURNTmd, como se identifica, el fundador de la organización.

Minutos más tarde, ya en la segunda planta de la casa de tres habitaciones y luego de tomar una taza de café, Andrea alista a Vicente para dormir. “No me quiero ilusionar con esta terapia, me da susto soñar. Tener un hijo así te obliga a no pensar en el futuro, a solo disfrutar el día a día”.

En Chile como en el resto de Latinoamérica la marihuana medicinal es ilegal. No obstante, comienza a despertarse un movimiento a su favor, incluyendo Colombia, lo cual permitiría que familias como esta no tengan que abandonarlo todo por el bienestar de sus hijos. “Hay que empujar a los gobiernos para que tomen conciencia sobre el cannabis medicinal, de la cantidad de familias que se pueden beneficiar. Tenemos que luchar por que se legalice. Yo por lo menos quiero volver a mi casa, acá no me quiero quedara”, concluye. Fuente 

por -
0 816 vistas

El proyecto piloto para el uso medicinal de de marihuana se aprobó ayer lunes en Chile. El plan tendrá como propósito producir de aceite de cannabis para su uso terapéutico.
Con objetivo medicinal y académico, fue autorizado ayer lunes el proyecto piloto para cultivar marihuana en La Florida, en la provincia de Santiago de Chile.

Esta demanada fue realizada la organización sin animo de lucro denominada la Fundación Daya. Esta Fundación cuyo fin es investigar y promocionar nuevas alternativas para el alivio del sufrimiento humano, indica su web. También el Servicio Agrícola Ganadero de Chile (SAG), la Intendencia Metropolitana y la Municipalidad de La Florida apoyan la medida.

“El cultivo está autorizado en función de lo que se solicitó, es decir, la plantación de 425 plantas en un lugar que está cerrado y que deberá cumplir con las medidas de seguridad”, según explicó Óscar Concha, director metropolitano del SAG.

La autorización consistiría en producir aceite de marihuana para uso medicinal, además incluirá investigaciones academicas en términos farmacológicos encabezadas por la Universidad de Valparaíso.

El proyecto o plan fue aceptado gracias a la consistencia de su presentación por parte de la Fundación Daya, indicando que su utilización sería “con un fin específico objetivo, este sería el tratamiento del dolor para pacientes oncológicos”.

La fundación será la encargada de importar las semillas con el control de las autoridades correspondientes.

por -
0 815 vistas

Cecilia Heyder, una ama de casa chilena que tiene cáncer de mama y quien es la primera persona a la que le han prescrito marihuana con fines médico, dijo en BLU Radio que su experiencia ha sido muy buena porque le ha ayudado a aliviar bastante las molestias.

“Lo primero que tengo que decir es que me ha cambiado la calidad de vida”, dijo al agregar que en empezó con infusiones en alimentos y ahora consume “porros”.

“Cuento con el permiso del Estado para consumir y cultivar pero en Chile la venta es ilegal. Pero si me pillan con un porro no me va a pasar absolutamente”, indicó.

Agregó que hasta el “2013 la marihuana era la puerta de entrada para otras drogas” aprendió que la marihuana no era mala y que “no quema las neuronas”.

Sin embargo, dijo que se debe tener cuidado porque al legalizarse “pueden aparecer pacientes falsos”, aunque aclaró que los “pacientes no son traficantes ni delincuentes”.

“Yo consumo una o dos veces a la semana. Pienso que esto también va en la educación. Eso es fundamental si se piensa en la legalización”, dijo.

Este jueves, el presidente Juan Manuel Santos dijo que apoya la iniciativa del senador Juan Manuel Galán de legalizar la marihuana con fines medicinales.

“Sea esta la oportunidad, senador Juan Manuel Galán, para decirle que vemos con buenos ojos su iniciativa sobre la utilización medicinal y terapéutica de la marihuana”, dijo el Presidente Juan Manuel Santos, al instalar el Foro ‘Política de Drogas, tras 25 años del asesinato de Luis Carlos Galán.

El jefe de Estado sostuvo que tal proyecto se entiende “como una medida compasiva para reducir el dolor y la ansiedad de los pacientes con enfermedades terminales, pero también como una forma de comenzar a sacar de las manos de los criminales el ser los intermediarios entre el paciente y una sustancia que les va a permitir aliviar su sufrimiento”.

por -
0 291 vistas

El alcalde de La Florida, Rodolfo Carter (UDI), anunció que este domingo plantó la primera semilla de cannabis sativa del predio para autocultivar marihuana que pretende crear con fines terapéuticos.

Carter, quien explicó hace un tiempo que la idea nació con el fin de ayudar a 200 vecinos habitantes de la comuna que sufren de cáncer, ya se había reunido con la ministra de Salud, Helia Molina, el presidente del Colegio Médico, Enrique Paris y autoridades del Servicio Agrícola Ganadero para poder llevar a cabo la iniciativa.

Si bien aún no cuenta con la autorización de este último organismo, Carter aseguró que prefirió iniciar el autocultivo de todas maneras. “Hicimos la presentación el 23 de mayo, en más de cinco ocasiones le requerimos directamente al SAG y el Estado ha mantenido un silencio permanente… Ante una solicitud que no ha sido respondida por la autoridad estatal, después de un tiempo se entiende aprobada; es lo que se conoce como ‘silencio administrativo`”, aseguró.

Al momento de argumentar su decisión, además aseguró que uno de los pacientes que esperaba por este tratamiento ya había fallecido esperando.

Polémica UDI
Cabe recordar que Carter ya ha tenido algunas diferencias con su partido la UDI por este tipo de iniciativas alejadas del pensamiento gremialismo, tanto así que con anterioridad se vio envuelto en una polémica luego de instalar un condón gigante como forma de educar sobre la sexualidad a los jóvenes.
Estos hechos terminaron a su renuncia al partido el 29 de mayo de pasado, que luego pasó a catalogar como un estado de “réflexión” sobre su militancia, de la que no se ha vuelto a pronunciar

Fuente 

por -
0 331 vistas

Los diputados Karla Rubilar (Amplitud) y Matías Walker (DC) conversaron en Cooperativa sobre la legislación sobre el consumo y tráfico de marihuana en el país y los nuevos proyectos sobre el tema.

En GPS, Rubilar comentó que la ley 20.000 “en vez de los narcotraficantes persigue el consumo, a los consumidores, y eso es muy grave porque de 85 mil personas detenidas por la Ley de Drogas el año 2012, el 77 por ciento fue detenida por porte y consumo de marihuana”.

“En vez de estar persiguiendo a los grandes narcotraficantes, que son los que generan los mayores problemas a nuestros jóvenes y a nuestros niños”, añadió.

Walker aseguró que con la actual legislación “aumentó el consumo, aumentó el narcotráfico y la violencia asociada al narcotráfico. La primera propuesta que nosotros hemos hecho es modificar tres decretos, dos del Ministerio de Salud y uno del Ministerio del Interior, para regularizar y legislar, y naturalmente permitir el uso terapéutico de la cannabis y los derivados”.

Para Rubilar, “la legislación permite el consumo, es legal el consumo, pero lo que no permite es el proceso para llegar a consumir. En una actividad lícita como el consumo, gastamos una cantidad enorme de recursos, de policías, del Senda, sin enfocarnos donde tiene que ser, que es educar a los niños”.

Como explicó Walker, “estamos presentando una propuesta, el diputado Alberto Robles también está preparando una propuesta, que habla de que hasta cinco gramos sea consumo personal, de ahí para arriba estamos hablando de microtráfico. Eso también tenemos que legislarlo, porque hoy día la legislación es absolutamente ambigua”.

“Probablemente vamos a refundir todos los proyectos de ley”, puntualizó.

Fuente Cooperativa