Etiquetas Posts etiquetados con "Japón"

Etiqueta: Japón

por -
0 251 vistas

Con su propia cuenta oficial de Twitter y una ciudad en la prefectura de Tottori detrás de ella, Japón es la primera mascota del cannabis alguna vez y llega vestida como doncella del santuario y con el pelo rosa.

Desde que la primera dama de Japón, Akie Abe, diese su apoyo el año pasado a la reactivación de la cultura del cáñamo en el país, el tema del cultivo de cannabis se ha convertido en un tema candente en Japón. Aunque la marihuana y el cáñamo llegan de la planta de cannabis, la Ley de Control de cannabis del país prohíbe estrictamente su compra, cultivo y comercio de la marihuana. Sin embargo, un número muy pequeño de granjas de cáñamo legal existe en Japón, y con la esposa del primer ministro diciendo que ha considerado solicitar un permiso para cultivar cáñamo, el uso corriente principal de los productos de cáñamo parece que va creciendo a lo largo del país.

Ahora una ciudad en la prefectura de Tottori tiene como objetivo promover los productos de cannabis aún más y con un nueva mascota llamada “Asamiko”, que se traduce literalmente como “doncella cáñamo del santuario”. De acuerdo con su cuenta oficial de Twitter , Asamiko-chan vive en el campo de cáñamo en Chizu, en la prefectura de Tottori, y su objetivo es recordar a todos la historia del cultivo del cáñamo tradicional de Japón, mientras que educa a la gente acerca de los beneficiosos usos de la planta.

cancan

Aquí, Asamiko-chan dice a todos que las fibras de cáñamo se han utilizado en Japón desde la antigüedad, para crear productos como ropa, textiles, bolsas y kimonos.

cancan2

Y aquí recuerda a todos de la conexión del cáñamo con la antigua cultura sintoísta del país, donde la fibra juega un papel importante en los rituales de purificación Shinto, y se utiliza tradicionalmente para crear las cuerdas retorcidas sagradas Shimenawa y suzunawa las “cuerdas de campana” unidas a las campanas en los santuarios.

cancan3

El carácter de la hoja de cannabis que lleva linda incluso tiene su propia biografía, que incluye datos como: su comida favorita – bolas de arroz onigiri preparadas con pasta de miso de cáñamo; su especialidad – curar a la gente cansada; su frase favorita – “¿Sabe usted lo que es el cáñamo?”; y su objetivo – llenar Japón de granjas de cáñamo. Su cumpleaños, que aparece como el 2 mayo del 2013, y que se dice que es el día que el cultivo se reinició en la granja Chizu tras una ausencia de 60 años, tras un fallo de la posguerra que eliminó su producción en la zona.

La granja que está detrás del proyecto, Hachijuhachiya (noche 88a) , también conocida como “8108ya “, es la esperanza de la hada Linda para aumentar el conocimiento público sobre el cáñamo. El cultivo del cáñamo industrial sin efectos psicoactivos en su hectárea de tierras de cultivo de la granja, es el más grande entre los actuales 33 agricultores de cáñamo del país.

Hachijuhachiya actualmente produce 500 kilogramos de cáñamo cada año, los tallos de la planta se utilizan para la industria textil, desodorantes y productos alimenticios, mientras que de las semillas se extrae el aceite presionando en frio y también de ellas se hacen productos alimenticios de alto valor nutricional.

cancan4

No sólo el trabajo de la granja promueve el uso del cáñamo en todo el país, la empresa también proporciona empleos y estimula la economía local en Tottori, la prefectura de menos población de Japón.

por -
0 133 vistas

El partido japonés conservador “Nuevo Renacimiento” y fundado por un ex miembro del partido gobernante del primer ministro, Shinzo Abe, es el primero que aboga por la legalización del cannabis con fines medicinales, como informó Reuters. Los pensionistas japoneses representan la cuarta parte de la población de 127 millones y han retomado la idea con mucho entusiasmo.

El nivel de tolerancia de Japón frente a las armas y drogas se sabe que es muy bajo. Por lo tanto, la propuesta fue un gran avance en sí misma.

Los partidarios de esta iniciativa que enfatiza con las propiedades analgésicas de cannabis y que es muy útil para los pacientes con enfermedades tan graves como el cáncer también tiene el apoyo de muchos ancianos japoneses. El gobierno, a su vez dice que tiene en cuenta que la medida es precipitada por ahora, ya que el efecto positivo de la planta todavía no se ha justificado científicamente y también podría causar un daño adicional a la sociedad como resultado de un débil control, de acuerdo con Reuters .

El uso del cannabis con fines médicos es ilegal en Japón por el momento, en contraste con otros países desarrollados como Canadá y los EE.UU.

  “Nada podría ser mejor para el paciente que eso. Sería maravilloso si el dolor se aliviase, incluso temporalmente,” dijo el ciudadano japonés de 78 años de edad Kimiko Yajima, que sufre de cáncer.
Algunos expertos en el campo de la medicina, sin embargo,dicen que es posible garantizar un control adecuado sobre el uso médico.

                          “No estamos diciendo que el cannabis debe ser liberado de todas las restricciones”, dijo el jefe de la nueva institución académica para el uso médico del cannabis, Minoru Arakaki.

Los científicos sólo quieren ver si los medicamentos también pueden traer beneficios y pueden utilizarse para buenos propósitos, dijo Arakaki.

por -
0 131 vistas

Hablando desde la experiencia personal, en el escenario del Foro de cáñamo de Kyoto, la primera dama de Japón, Abe Akie proclamó su apoyo a la reactivación de uso del cáñamo en Japón y en particular para fines medicinales.

La Sra Abe, mujer del primer ministro japonés Shinzo Abe, está apareciendo para aumentar la conciencia de culturización de cáñamo en Japón, y demostrar su apoyo para tantos usos del cáñamo y apuntando a estudios que demuestran su éxito en el tratamiento para la epilepsia, la diabetes y el dolor.

La Sra Abe continuación, mostró además su apoyo a los productos de cáñamo como el Elixinol aceite CBD de cáñamo, una alternativa “sana no psicoactiva” para ciertas dolencias que su marido y primer ministro de Japón ha sufrido.

El primer ministro y la primera dama no son ajenos a enfermedades crónicas. La colitis ulcerosa del primer ministro ha sido bien documentado haciendo intentos de controlar la enfermedad mediante el uso de esteroides. En el 2007, el Sr. Abe renunció a su cargo de primer ministro debido a “la diarrea agobiante.” Abe volvió al puesto del primer ministro en el 2012.

Esta no es la primera vez que la Sra Abe ha expresado públicamente su apoyo por el cáñamo. Fue citada en una edición 2015 de la revista Spa! diciendo, “El cáñamo es una planta de la cual todas sus partes pueden ser utilizadas con eficacia.” Y continuó: “A pesar de que aún no está permitido en Japón, creo que se puede tener también una gran utilidad práctica para fines médicos. “

“Es un honor que la primera dama eligiese el Elixinol para tratar la colitis ulcerosa de su marido marcando el comienzo de una mayor aceptación del cáñamo en Japón. Esperamos con interés trabajar estrechamente con el pueblo de Japón “, dijo Paul Benhaïm co-fundador, Elixinol.

IMG_2390Mientras que el primer ministro y su mujer entran en esta nueva era de la aceptación de cáñamo en Japón, la evidencia arqueológica muestra que el cáñamo jugó un papel de gran importancia cultural a lo largo de la historia del país nipón. Hasta el siglo 20, las plantas de cannabis estaban disponibles en las farmacias japonesas para los tratamiento de dolores musculares, el dolor y el insomnio.

Después de la Segunda Guerra Mundial, mientras que la nación de Japón todavía estaba bajo el control de los Estados Unidos, se aprobó la Ley de Control de Cannabis 1948, que fue similar a la prohibición de los Estados Unidos del cannabis.

A medida que el Primer Ministro y la primera dama de Japón forjan una nueva relación de Japón con el cáñamo a través de productos como el Elixinol, la empresa norteamericana espera trabajar en estrecha colaboración con los líderes y el pueblo japonés.

por -
0 177 vistas

Japón se enorgullece de tener una baja tolerancia a las armas y las drogas, aunque un pequeño partido político se ha convertido en el primero en adoptar la derogación sobre la prohibición de investigación sobre el uso médico de la marihuana.

Los defensores dicen que la marihuana puede aliviar el dolor relacionado con el cáncer, prevenir la demencia, y reducir los crecientes costos médicos. Aunque el gobierno nipón dice que su eficacia no ha sido probada, y que le preocupa el daño social por la existencia de mayor debilidad en los controles que podría traer.

Japón prohíbe la posesión y el cultivo de marihuana, además de la investigación clínica y a pesar de la tendencia en los países avanzados, como Canadá y Estados Unidos, para liberar el uso médico.

  “Frente a esta aguda brecha entre Japón y el resto del mundo, el público está perdido para creer”, dijo Saya Takagi del Partido Nuevo Renacimiento, fundado por un ex miembro del partido gobernante del primer ministro, Shinzo Abe.

 “Estamos proponiendo el levantamiento de la prohibición sobre la investigación para ver saber cuál es la verdad en esta cuestión”, dijo Takagi a Reuters en una entrevista.

 “Me gustaría que lo más temprano posible introducir la investigación sobre la marihuana medicinal”.

La idea de la legalización del uso médico en Japón cada vez crece más entre su partidarios y, también en la tercera edad que ya representa poco más de un cuarto de la población de 127 millones de japoneses.

    “Nada sería mejor para los pacientes, si se le da un buen uso”, dijo Kimiko Yajima, un enfermo de cáncer de 78 años de edad, mientras hace compras en el centro de Tokio. “Sería muy bueno si alivia el dolor, aunque sea temporalmente.”

La esposa de Shinzō Abe, Akie, que tiene una reputación tronzada de tendencias conservadoras, también se ha pronunciado a favor.

 “Creo que puede ser utilizada en gran medida para fines médicos,” citó en la revista semanal SPA! en diciembre.

Akie, también dijo, que ella había considerado convertirse en un agricultora de cáñamo que en la actualidad requiere un permiso especial, en contraste con el antiguo uso generalizado de la planta en telas y ceremonias imperiales.

El Gobierno japonés dice que la legalización de la marihuana para uso médico es prematura, sin pruebas científicas.

“La Organización Mundial de la Salud ha reconocido que hay razones científicas”, dijo un funcionario del ministerio de salud, que no quiso ser identificado, porque el tema es muy delicado.

 “Dado que la marihuana ya es maltratada, tenemos que ser realmente cuidadosos.”
Algunos expertos médicos dicen que debería ser posible investigar el uso médico bajo apropiados controles.

 “No estamos diciendo que la marihuana debería ser libre de todas las restricciones”, dijo Minoru Arakaki, cabeza de una nueva institución académica sobre la marihuana medicinal.

  “Todo lo que decimos es que vamos a realizar una investigación para ver qué daño y beneficio puede aportar, y vamos a ver si su utilización si resulta ser útil”.

por -
1 457 vistas

Una tarde a principios de este mes, Masamitsu Yamamoto (foto) se presentó en el Tribunal de Distrito de Tokio para asistir a una sesión de su juicio penal por una supuesta violación de la Ley de Control de Cannabis.

Con 58 años de edad y residente en Kanagawa, sin embargo, no se ajusta al perfil típico de un acusado por drogas.

El ex chef del restaurante con un avanzado cáncer de hígado fue arrestado bajo sospecha de posesión de marihuana en diciembre pasado. Dijo que nunca había tenido problemas con la ley antes de esa fecha, y mantiene que utiliza el cannabis como medicina como último recurso después de haber agotado todas las demás opciones y fracasar en sus intentos de conseguir el acceso al tratamiento legal de cannabis.

“Quiero salvarme, eso es todo,” Yamamoto, vestido con un traje azul claro, dijo después de la audiencia.

El traje pulcro no pudo enmascarar el globo de su interior, o la acumulación de líquido en el abdomen común entre los pacientes con cáncer avanzado de hígado. Al caminar con una cojera, se apoya en un bastón.”He intentado todo lo que ofrece la medicina moderna.”

El caso de Yamamoto está ganando cada vez más la atención del público, ya que arroja luz sobre el uso médico de la marihuana y la falta de disponibilidad de la misma en Japón.

Mientras que algunos países europeos, como también más de 20 estados y provincias en los Estados Unidos y Canadá han promulgado leyes para legalizar el uso médico de la marihuana, la ley de control de cannabis de 68 años de edad de Japón impide su uso y los esfuerzos para la investigación de la misma.

El asunto es el artículo 4 de la ley, que prohíbe específicamente el uso o la prescripción de la medicina producida a partir de cannabis “por cualquier persona.” Los infractores pueden ser castigados con hasta cinco años de prisión.

Tal postura draconiana viola el derecho constitucional de las personas a buscar la felicidad y su derecho a vivir, argumenta Yamamoto y sus partidarios.

Yamamoto fue diagnosticado con cáncer de hígado en el 2010. Su cáncer había avanzado a la etapa IVB, con la diseminación de los tumores en los pulmones y los ganglios linfáticos, en el 2014. Se sometió a quimioterapia, pero su condición a empeorado, dijo. Luego se dirigió a una variedad de terapias alternativas costosas que no se han demostrado científicamente que funcionen, pero tampoco pudo trabajar.

         “Una vez pagado ¥ 2.5 millones para la llamada inmunoterapia”, dijo. “Pasé alrededor de un total de 7 millones de ¥ para mi tratamiento del cáncer. Estoy quebrado “.

A medida que su estado se deterioró, aprendió sobre la marihuana medicinal a través de Internet. Llamó a los ministerios de salud, la justicia y la agricultura para preguntar acerca de las maneras de obtener legalmente el cannabis para el tratamiento, o para ver si podía solicitar un ensayo clínico sobre el uso médico de la marihuana. Sus esfuerzos no llegaron a ninguna parte, porque no se permite la investigación médica en Japón.

Es por eso que comenzó con el cultivo de marihuana en su casa, dijo Yamamoto, señalando que nunca ha vendido o dado de cannabis a nadie más.

Después de empezar a usarla, su condición mejoró de manera espectacular, con los niveles de marcadores tumorales cayendo a una vigésima parte de lo que solían ser, afirma Yamamoto. Durante el año o así que usó marihuana, también se sintió mucho mejor y sus pensamientos suicidas se aliviaron.

Su condición ha empeorado progresivamente desde diciembre, cuando fue detenido en una calle de Tokio después de localizarlo para ser interrogado. Posteriormente, la policía registró su domicilio y se incautaron de 200 gramos de cannabis que había cultivado.

Según el Dr. Kazunori Fukuda, quien ha investigado la prevención del cáncer en el Instituto Nacional del Centro del Cáncer de Investigación antes de abrir una clínica para pacientes con cáncer en Tokio en el 2002, la investigación sobre los efectos terapéuticos de los cannabinoides, ingredientes activos en las planta de cannabis y su mecanismo farmacológico en el cuerpo ha hecho un progreso significativo fuera de Japón desde la década de 1990.

Dr. Kazunori Fukuda,
Dr. Kazunori Fukuda,

La marihuana comenzó a ser utilizada con fines terapéuticos en los pacientes con SIDA avanzado durante la epidemia de 1980 en los EE.UU., antes de extenderse a las personas con cáncer y otras enfermedades incurables para aliviar el dolor, las náuseas y los vómitos, dijo.

 “Los pacientes con cáncer en fase terminal sufren de una pérdida de apetito y depresión”, dijo Fukuda, quien dice que ha leído cientos de artículos de investigación sobre el uso médico de la marihuana, dijó. “En la actualidad no hay muchos medicamentos tan buenos para este tipo de síntomas. La marihuana agita o abre el apetito. Es conocida por inducir una sensación de relajación y felicidad. ¿Por qué deberían los pacientes con cáncer terminal no poder animar sus sentimientos? Los efectos médicos de la marihuana para aliviar los síntomas de cáncer avanzado han sido bastante claros “.

Añadió que el Sativex, un extracto de cannabis, ha sido aprobado como un medicamento con receta en más de 10 países. Desarrollado por el GW Pharmaceuticals con sede en Reino Unido, el medicamento, recetado como un spray bucal, está aprobado para el tratamiento de la espasticidad causada por esclerosis múltiple, y en Canadá existe un analgésico para pacientes con EM y para algunos pacientes con cáncer avanzado.

Koichi Maeda, director de la organización sin fines de lucro de Iryo Taima wo Kangaerukai (Asociación Japonesa de Marihuana Medicinal), apoya las reivindicaciones de Yamamoto. Sostiene que la prohibición de la investigación y el consumo de cannabis con fines terapéuticos debe ser levantada para permitir el “uso compasivo” de la marihuana medicinal. El uso compasivo es la base legal para el consumo de la marihuana medicinal en muchos estados de Estados Unidos, incluyendo Nueva Jersey y California.

Debido a que la investigación sobre la marihuana medicinal durante mucho tiempo ha sido restringida, sus beneficios para la salud y los riesgos – y la posibilidad de ampliar su uso – siguen siendo una fuente de debate.

Un informe de 1997 de la Organización Mundial de la Salud titulada “Cannabis: una perspectiva de salud y programa de investigación”, por su parte, señala que varios estudios han demostrado los efectos terapéuticos de tetrahidrocannabinol, un ingrediente psicoactivo de la marihuana, en el tratamiento de las náuseas y los vómitos en personas con cáncer avanzado y SIDA, y otros estudios sobre otros usos terapéuticos están en marcha. Pero añade que “hay importantes lagunas en el conocimiento acerca de las consecuencias para la salud del consumo de cannabis”, en particular sobre la eficacia de los cannabinoides para uso médico.

Yamamoto asistirá a otra audiencia de su juicio en el tribunal de distrito el lunes, donde está prevista que Fukuda aparezca como testigo experto en su nombre.

Yamamoto dijo que quiere generar debate público sobre el uso médico de la marihuana en Japón.

 “Tengo dos hijos. Podría haber mantenido el caso sólo para mí mismo, en lugar de hacerlo público”, dijo. “Pero pensé que sería una buena oportunidad para hablar de este tema en la sociedad”

                 “Mientras hay personas cuyas vidas han sido salvadas por la marihuana médica, la investigación sobre la misma se debe permitir. ¿Qué es la justicia sin vida? “

por -
2 350 vistas

Tiene su pagina de petición en Change.org “Quiero recuperar la antigua cultura del cannabis japonés” y esta comprometida con la recuperación histórica del cultivo de cáñamo en la tierra del sol naciente.

Aki Abe, esposa del primer ministro japonés, fue entrevistada por una revista local y habló de su deseo de restaurar su antigua gloria y revivir la cultura del cáñamo en el país,  además, le gustaría participar de forma independiente cultivando la planta. “El cáñamo es una planta de la que se puede utilizar con eficacia todas sus partes”, dijo la primera dama en una entrevista.

Akie Abe es la esposa del primer ministro japonés, Shinzo Abe, y además de ser la ‘primera dama’ de la tierra del sol naciente, es famosa por ser una importante figura pública que tiende a expresar sus opiniones sobre los diversos temas en público, incluso oponiéndose en puntos de vista de su marido.

La semana pasada la entrevistó con la revista japonesa Spa!  y habló de su deseo de revivir la cultura del cáñamo en Japón, que hace muchos años fue la más rica del mundo.

“El cannabis es una planta de la que se puede utilizar con eficacia todas sus partes”, dijo la primera dama en una entrevista, “aunque todavía no se permite en Japón, creo que se podría utilizar con eficacia incluso con fines medicinales.”

Akie no dio detalles sobre qué beneficios médicos de los que estaba hablando, pero al parecer se refería a la eficacia de aceite de cáñamo para el tratamiento de las infecciones de pielpsoriasis y otras condiciones médicas.

Además de la conciencia general sobre el tema cáñamo y sus muchos usos en la industria, Aki también tiene el deseo personal de participar en el cultivo de cáñamo.

Akie Abe
Akie Abe

“Estoy considerando el asunto y podría presentar la demanda de licencia para su cultivo”, dijo Aki más adelante en la entrevista. Si la primera dama sigue adelante con este empeño, es muy probable que la emisión de su licencia se generalice y seamás fácil para todos los ciudadanos nipones.

Después de la entrevista, publicada por la primera dama en su página de Facebook aparece con una imagen tomada con la planta del cáñamo. La foto y la historia de amor por la planta fue tomada durante una visita realizada el verano pasado a una granja.

Aunque Aki es conocida por diversas actividades aunque no siempre influye en el propio Primer Ministro, es posible que el aumento significativo en la conciencia pública de la planta traiga aires de cambio necesarios del gobierno japonés.

por -
1 36.517 vistas

Japón tiende a ser un país muy tímido con las drogas. La mayoría de las personas con las que hable, le dirán que nunca han estado cerca de sustancias como la marihuana , y de acuerdo a una encuesta del Public Library of Science (Biblioteca pública de la ciencia) , 98 de cada 100 dicen la verdad.

Sin embargo, puede que se sorprenda al saber que hay una gran cantidad de cannabis que crece silvestremente en toda la isla septentrional de Hokkaido. Pero antes de ir a reservar un billete , es posible que desee saber el por qué.

Las plantas son tan altas como el oído de un elefante

Las plantas silvestres que se encuentran en Hokkaido han existido durante siglos. Japón había utilizado durante mucho tiempo el cáñamo para las telas, cuerdas, y papel, y el gobierno supervisaba vastos campos de marihuana durante la producción. Hokkaido Seima Kaisha, fundada en 1887, fue uno de los mayores productores en Japón. Sin embargo, incluso antes que esto, con todo el cultivo creciendo, era natural y sólo cuestión de tiempo que la naturaleza siguiera su curso y las plantas silvestres comenzaran a aparecer fuera de los campos.

1280px-oasa_station_board
Cuando esté en Hokkaido , asegúrese de pararse en la estación de Oasa, que tiene una pronunciación diferente, pero utiliza los mismos carácteres ( el de la derecha) que usaríamos para describir la situación allí xD.

La industria del cáñamo desde entonces ha sido casi extinguida en Japón, pero su legado sigue vivo en millones de plantas silvestres que se pueden encontrar allí, especialmente en las regiones del norte menos pobladas, como la línea de costa Okhokst. Cualquiera que esté buscando salir para allí y pasar un buen momento puede verse decepcionado, ya que en gran medida, encontrara cáñamo industrial con un muy bajo contenido de THC
Esto no parece disuadir a todos, ya que en septiembre de este año un par de hombres que fueron arrestados. El jugador de 23 años de edad, jornalero y 37 años de edad, trabajador a tiempo parcial se vieron atrapados en Shari, Hokkaido con ocho bolsas de plástico rellenas llenas de marihuana que crece silvestremente, de la cual alegaron que era para su “uso personal propio.”

En Japón, la heroína era la droga de entrada

El uso en Japón del cannabis tanto como material como en la medicina continuó así hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, con la ocupación de los EE.UU. en 1948 llegó la Ley de Control del cannabis. Esto acabó con todos los terrenos donde se cultivaba marihuana y eliminó todos los tratamientos a base de cannabis de las estanterías de las farmacias en 1951. Fue un importante vuelco en la nación que paso de hacer un gran uso de ella, a tener una extrema prohibición, la cual tenia los prejuicios como una importante base de ella. Especialmente teniendo en cuenta que la mayoría de la gente en Japón no se preocupaba por el uso recreativo antes o después de que la ley entrara en vigor.

Tomando esto al pie de la letra, sería como si su gobierno pronto prohibiera el poliéster o los club´s de pesca: un movimiento extraño y molesto, pero nada que afectara mucho a nuestro día a día. Por otro lado, Masamutsu Nagahama, ex-integrante de la Secretaría de Salud y Bienestar Social, informó allá por los años 60 que el Japón había terminado con un potencial narcótico de raíz.

En un informe que se hizo en 1968, Nagahama elogió los esfuerzos de Japón para frenar el consumo de drogas en el Japón de la posguerra que según él, había explotado. Nagahama afirma en su informe que justo después de la Segunda Guerra Mundial hubo un aumento en el uso de anfetaminas entre 1946 y 1955, y esa tendencia fue seguida por un auge de la heroína entre 1955 y 1962. Curiosamente, durante todo este período tumultuoso no hubo un aumento significativo en los japoneses adictos a la marihuana.

 “El cannabis es controlada por la Ley de Control de cannabis de 1948. Los casos de delitos de cannabis en Japón son generalmente de origen extranjero y la situación está siendo observada de cerca. Ha habido un aumento en los delitos de cannabis últimamente y en el número de detenciones de marineros extranjeros y soldados de permiso de los frentes de guerra vietnamitas que importan cannabis en Japón.

                                            No podemos encontrar abuso de LSD, pero en vista de los resultados desafortunados de su uso, en algunos países europeos y en los Estados Unidos de América, se mantendrá una estricta vigilancia. En conclusión, creemos que se puede afirmar que el problema de las drogas está bajo control gracias a la firme línea adoptada para erradicar la adicción, con el apoyo de la opinión pública, buenos tratamientos en centros de rehabilitación y una gran mejora en el nivel de vida del pueblo japonés.”

Masamatsu Nagahama, en una revisión de las medidas sobre el abuso de drogas y la venta libre en Japón desde la Segunda Guerra Mundial.

Por el contrario, la Ley de Control de cannabis, que parecía haber sido un sueño para la Ley general de Fiscalización de Estupefacientes, sigue todavía en vigor, repartiendo sentencia desde hace más de medio siglo. Usted podrá recordar allá por los años 80, a las autoridades encerrando a Paul McCartney durante 10 días antes de su deportación, a pesar de una considerable pérdida de ingresos para todos los involucrados.

 El procesamiento de carne de pescado, requiere un nivel extremo de alerta

Ya en 2014, septiembre vio otra oleada de detenciones, esta vez en Shibetsu, Hokkaido . Un grupo de hombres, nueve de los cuales trabajaban para una planta de procesamiento de salmón locales, fueron arrestados por posesión de alrededor de 4 kg (8 libras) de marihuana seca. Además de sus cargos penales, acabaron con sus trabajos de embalaje de huevas de salmón. Al parecer, no conseguían sentirse eufóricos embalando huevos de pescado, y decidieron pasar el día fuera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
” Plan de erradicación de marihuana salvaje en marcha. La cosecha y la posesión no autorizada se considerarán crímenes. Gobierno de Hokkaido y la Policía “

El gobierno japonés también envía equipos de reconocimiento y destrucción todos los años para eliminar crecimientos salvajes de marihuana, casi el 90 % de los que se dice que existen en Hokkaido. El pico fue en 1983, cuando 8,5 millones de plantas fueron retirados de su hábitat , pero recientemente el número se ha reducido a alrededor de 660.000 plantas eliminadas anualmente. Por lo tanto, si se le ha ocurrido ayudarles en este proceso de “eliminación”, sólo sé que se trataría de algo bastante cutre y que correría el riesgo de ir a la cárcel aun sin tener antecedentes penales.

Al parecer, si se trata de bailar , compartir archivos, o de freír cannabis, gran parte de la solución del gobierno japonés es la de lanzar el libro con las leyes a cualquier delincuente, con la esperanza de resumir, o acabar con los grandes problemas sociales. Tanto si se trata de una actuación policial eficaz o de la asfixia de progreso social, lo importante es el cómo se siente o piense usted acerca de estas medidas.

por -
0 1.497 vistas

Un creciente número de estados en los EE.UU. están relajando las políticas sobre la prohibición del cannabis, pero poco debate ha tenido lugar en Japón sobre los beneficios potenciales de adoptar un enfoque similar. Como varios lugares alrededor del mundo que celebran el 20 de abril festivales anuales de marihuana, se examinan los vínculos históricos y culturales de Japón con esta planta tan denostada.

Cuando Junichi Takayasu con 3 años, se ilustró con un libro de imágenes sobre ninjas le cambió la vida para siempre. Lo que le fascinaba a la mayoría, las habilidades furtivas de los asesinos o sus gadgets secretas, para el fue el su uso de una planta muy especial.

“El libro muestra cómo los ninjas entrenados saltaban por encima de las plantas de marihuana”, dice Takayasu. “Cada día tenían que saltar más alto y más porque el cannabis crecía muy rápidamente. Yo estaba tan sorprendido que le dije a mi mamá que quería cultivar cannabis cuando fuese mayor “.

Comprensiblemente, la madre de Takayasu estaba bastante angustiada por la aspiración de su hijo. Las leyes contra la marihuana de Japón se encuentran entre las más estrictas del mundo, con la posesión de incluso pequeñas cantidades son castigados con penas de prisión de cinco años y sobre siete años tras las rejas por cultivo.

Sin embargo, Takayasu se negó a dejar que esto estropease sus sueños. Hoy en día, más de 40 años después, es uno de los principales expertos del Japón sobre el cannabis y el curador de Taima Hakubutsukan, único museo del país dedicado a la marihuana tan denostada. Inaugurado en el 2001 en la ciudad de Nasu, Tochigi Prefecture, aproximadamente a 160 km al norte de Tokio, la misión del museo es enseñar a la gente acerca de la historia de la cannabis en Japón, un pasado que, Takayasu cree, ha sido denigrado y olvidado durante demasiado tiempo .

“La mayoría de los japoneses ven el cannabis como una subcultura de Japón, pero están equivocados”, dice Takayasu. “El cannabis ha estado en el corazón de la cultura japonesa desde hace miles de años.”

Según Takayasu, la evidencia más temprana de la cannabis en Japón se remonta al Período Jomon (10,000-200 BC), con reliquias de cerámica recuperadas en la prefectura de Fukui que contenía semillas y restos de fibras de cáñamo tejidas. “El cannabis es la sustancia más importante para la gente prehistórica en el Japón”, dice. “Llevaban ropa hecha de las fibras y la usaron para cuerdas de arco y líneas de pesca.”

Taima Museum in Tochigi prefecture in Japan.

Es probable que la variedad del cannabis de origen de estas fibras período de Jomon era el cannabis sativa. Alto crecimiento y valorado por su fuerte tallos, es a partir de las cepas sativa especialmente criadas se deriva el cáñamo industrial de hoy en día.

En los siglos siguientes, el cannabis siguió desempeñando un papel clave en Japón, en particular en el sintoísmo, la religión indígena del país. El cannabis fue venerado por su capacidad de limpieza de modo que los sacerdotes la utilizan para agitar las haces de sus hojas para bendecir a los creyentes y exorcizar a los malos espíritus. Esta importancia se mantiene hoy con las gruesas cuerdas ceremoniales tejidas con fibras de cannabis que se muestran en los santuarios. Los Sacerdotes Shinto también son conocidos por decorar sus varitas con tiras de color dorado de la corteza de los tallos del cannabis.

El cannabis también fue importante en las vidas de la gente común. Según el historiador de principios del siglo 20 George Foot Moore, los viajeros japoneses la utilizaban históricamente para presentar pequeñas ofrendas de hojas de cannabis en los santuarios de carretera para garantizar los viajes seguros. También señaló que, durante el verano Bon festival, las familias queman paquetes de cannabis en sus puertas para dar la bienvenida de nuevo a los espíritus de los muertos.

Hasta la mitad del siglo 20, el cannabis se cultivaba en todo Japón, sobre todo en Tohoku y Hokkaido, y frecuentemente surgían en la literatura. Además de las referencias a las plantas de cannabis en el entrenamiento ninja, que también figuran en la “Manyoshu” – la colección más antigua de poemas de Japón y en el Período Edo (1603-1868) libro de grabados en madera, “Wakoku Hyakujo.” También en la poesía haiku, las palabras clave que describen las etapas del cultivo de cannabis denotan la temporada cuando el poema se establece.

“La agricultura del cáñamo solía ser un ciclo durante todo el año”, dice Takayasu. “Las semillas se plantaron en la primavera después se recogían en el verano. Después de esto, los tallos se secaban luego se sumergían y se convertían en fibra. Durante todo el invierno, estas se tejían en tela y se convertían en prendas listas para llevar durante la próxima temporada de siembra “.

Con el cannabis como material jugando tan importante y su papel espiritual en la vida de los japoneses, surge una pregunta obvia: ¿La gente que fumaba?

Takayasu, junto con otros expertos de cannabis japoneses, no están seguros. Aunque los registros históricos no hacen mención de la práctica, algunos historiadores han especulado que el cannabis podría haber sido el fármaco de elección para los plebeyos. Si bien el arroz y su elaboración a partir de el, estaba monopolizado por las clases altas, el cannabis se cultivaba ampliamente y estaba disponible libremente.

Algunos estudios científicos sugieren también altos niveles de tetrahidrocannabinol psicoactivo (THC) en plantas de cannabis en Japón. De acuerdo con una encuesta publicada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en 1973, la planta de cannabis de Tochigi y Hokkaido sincronizan los niveles de THC del 3,9 por ciento y 3,4 por ciento, respectivamente. A modo de comparación, la Universidad de Mississippi estudió la marihuana en Potencia Proyecto de Monitoreo y reveló que los niveles promedios de THC en la marihuana incautadas por la policía de los Estados Unidos en la década de 1970 eran sólo alrededor del 1,5 por ciento.

Tampoco los japoneses son reacios a tomar ventaja de los beneficios medicinales del cannabis. Durante mucho tiempo ingrediente en la medicina, las curas a base de cannabis tradicionales chinas estaban disponibles en las tiendas japonesas de medicamentos para tratar el insomnio y aliviar el dolor en el siglo 20.

Sin embargo, en la década de 1940, en particular, la Segunda Guerra Mundial, marcó un punto de inflexión en la historia de la producción japonesa de cannabis.

Al principio, la década comenzó bien para los agricultores. “Durante la Segunda Guerra Mundial, había un dicho entre los militares que sin cannabis, la guerra no podía ser librada”, dice Takayasu. “El cannabis fue clasificado como un material de guerra, usado por la marina para cuerdas y para la fuerza aérea como cuerdas de paracaídas. Aquí en Tochigi Prefecture, por ejemplo, la mitad de la cosecha de cannabis se reservó para los militares “.

Tras la derrota del país en 1945, sin embargo, las autoridades estadounidenses de ocupación en Japón trajeron con ellos las actitudes estadounidenses hacia el cannabis. Washington había prohibido eficazmente el cannabis en los Estados Unidos en 1937 y ahora ponía en marcha su prohibición en Japón. En julio de 1948, con la nación todavía bajo la ocupación de EE.UU., se aprobó la Ley de Control de Cannabis, la ley que sigue siendo la base de la política anti-cannabis en el Japón de hoy.

Hay un número de diferentes teorías de por qué los EE.UU. prohibieron el cannabis en Japón. Algunos creen que se basa en un deseo genuino de proteger a los japoneses de los males de las drogas, mientras que otros señalan que los EE.UU. permitieron más la venta de anfetaminas hasta el 1951. Varios expertos de marihuana argumentan que la prohibición fue instigada por participaciones petroquímicas estadounidenses en un intento de cerrar la industria de la fibra de cannabis japonesa, la apertura del mercado para los materiales artificiales como el poliéster y el nylon.

Takayasu localiza la prohibición del cannabis en el contexto más amplio de los intentos de los Estados Unidos para reducir el poder de los militares japoneses.

“De la misma manera que las autoridades estadounidenses desalentadas por el kendo y el judo, la Ley de Control de Cannabis 1948 era una manera de debilitar el militarismo en Japón”, dice. “La industria del cannabis durante la guerra había estado tan dominada por los militares que la Ley de Control de Cannabis fue diseñada para despojar su poder.”

Cualquiera que sea la motivación, la decisión de EE.UU. de prohibir cannabis creó pánico entre los agricultores japoneses. En un esfuerzo por calmar sus temores, el emperador Hirohito visitó la Prefectura de Tochigi, en los meses previos a la prohibición para tranquilizar a los agricultores y trasmitirles que serían capaces de continuar creciendo en el desafío de la nueva ley, una declaración sorprendentemente subversiva.

p14-mitchell-cannabis-d-20140420

Después de varios años, las garantías del Emperador demostraron que el cultivo de cannabis no disminuyó. En 1950, por ejemplo, había aproximadamente 25.000 granjas de cannabis en todo el país. En las décadas siguientes, sin embargo, este número cayó a plomo. Takayasu lo atribuye a una caída de la demanda provocada por la popularidad de las fibras artificiales y los costos de las nuevas licencias a los agricultores de cannabis que estaban obligados a poseer en virtud de la Ley de 1948.

Hoy en día, dijo Takayasu, hay menos de 60 granjas de cannabis con licencia en Japón, las cuales son necesarias para crecer cepas de cannabis que contienen niveles mínimos de THC. Con el número de agricultores por lo bajo, Takayasu teme por el futuro de cannabis en el país. Por lo que él sabe, sólo hay una persona en el país versado en el ciclo completo de la semilla para telar. Esa persona tiene 84 años y cuando ella muera, Takayasu teme, su sabiduría desaparecerá con ella.

Frente a este peligro de extinción, Takayasu está decidido a preservar la cultura del cannabis japonés. Él organiza visitas anuales a las explotaciones legales cerca de su museo para mostrar a los visitantes cómo el cultivo de cannabis con alta densidad es y cómo se requieren pocos, si algún, producto químico agrícola. Además, Takayasu organiza talleres mensuales para enseñar a la gente acerca de tejer fibras de cannabis. En la exhibición en el museo hay una variedad de ropa hecha de cannabis; el material de color crema suave es caliente en invierno y fresco en verano y se adapta perfectamente al clima japonés.

Entre los aficionados del museo son los miembros del departamento de policía local, que alaban sus esfuerzos para revitalizar la economía rural ya veces visitan para aprender más sobre esta hierba fuera de la ley.

Todo esto es prueba de entusiasmo permanente de Takayasu para la planta especial que encontró por primera vez cuando era un niño de 3 años de edad.

“Los japoneses tienen una visión negativa de cannabis, pero quiero que conozcan la verdad y quiero proteger su historia”, dijo. “Cuanto más aprendemos sobre el pasado y tengamos mayores pistas podremos ser capaces de conseguir saber de cómo vivir mejor en el futuro.”

Taima Museum in Tochigi prefecture in Japan.

¿Qué hay del nombre?

Los botánicos generalmente dividen la familia del cannabis en tres amplias categorías: las altas Cannabis sativa, las espesas Cannabis indica y la pequeña Cannabis ruderalis.

Sin embargo, esta simple taxonomía es a menudo frustrada por la interfertilidad de estos tres tipos que les permite ser cruzadas en nuevas variedades ilimitadas.

Las propiedades deseadas de estos híbridos tienden a determinar el nombre con el que comúnmente se las conoce.

La marihuana, por ejemplo, generalmente se refiere a las plantas de cannabis que se cultivan para ser ingeridas para uso médico o recreativas. El cannabis sativa se dice que es para dar a los usuarios una sensación de euforia enérgica y puede ser recetada para la depresión, mientras que el cannabis indica es aparentemente más sedante así se puede utilizar como un relajante muscular o para tratar el dolor crónico.

El cáñamo es el nombre a menudo se aplica a las plantas altas de la categoría de cannabis sativa que se cultiva principalmente por sus fuertes fibras, pero también puede contener niveles significativos de THC.

Más recientemente, el término cáñamo industrial se ha acuñado en los EE.UU. para referirse a plantas de cannabis que han sido criadas especialmente por contener niveles muy bajos de THC (menos de 1 por ciento) con el fin de cumplir con las leyes actuales de drogas.

Hoy en día, muchas de las granjas de cannabis con licencia de Japón crecen una variedad de baja THC llamado Tochigi shiro que se desarrolló por primera vez en el período de posguerra.

Por JON MITCHELL

Fuente The Japan Times traducido por La Marihuana

por -
0 1.902 vistas

 

Cada verano en Hokkaido y en el norte de Honshu, pelotones de policías y servidores públicos limpian los campos de marihuana.

Para una nación conocida por sus estrictas leyes contra las drogas, las plantas son muy fáciles de encontrar. En un año de promedio, las patrullas descubren entre 1 millón y 2 millones de ellas, algunos son sembrados por los fumadores ilícitos pero la mayoría de cannabis ha nacido salvaje, cultivado legalmente antes de su prohibición en virtud de la Ley de Control del Cannabis 1948.

Independientemente del origen de las plantas, son arrancadas con sus raíces y son cargadas en furgonetas e incineradas en hogueras a barlovento de las zonas habitadas.

Durante mucho tiempo, algunas personas cuestionaron estas campañas anuales de erradicación. Ahora, sin embargo, una minoría está desafiando su eficacia y el enfoque general de Japón hacia el cannabis.

Uno de estos críticos es Hideo Nagayoshi, autor de “Taima Nyumon” (“Una introducción a la Cannabis”), que fue publicado en el 2009. En su libro, Nagayoshi sostiene que los millones de plantas de cannabis destruidas cada año deberían ser mejor utilizadas como para la medicina, la energía de la biomasa y para las industrias de la construcción.

Nagayoshi también destaca la falta de sentido de las leyes actuales, que impiden la investigación interna aobre el cannabis medicinal y manejan los estudios de científicos en el extranjero.

Otro abogado del cannabis es Yukio Funai, autor de “Akuho! Taima Torishimariho no “(” Ley mala! La verdad detrás de la Ley de Control del Cannabis “) Shinjitsu, que fue publicado en el 2012.

En un desglose detallado de los beneficios económicos potenciales de la legalización del cannabis en Japón, Funai calcula que el país podría aprovechar tanto como ¥ 30 trillones por la planta. El Cannabis, escribe, es un huevo de oro.

Si la legalización está a la altura de las promesas económicas de estos autores es incierto. Lo que, sin embargo, podrían ser garantizadas son los beneficios humanos.

Cada año, la policía japonesa arresta a aproximadamente 2.000 personas por posesión de cannabis; sin distinguir entre los usuarios recreativos o medicinales y que los tribunales suelen encarcelar durante un máximo de cinco años.

Este tratamiento parece ignorar desde hace mucho tiempo, olvidar, la historia de Japón con el cultivo de cannabis.

En el 2008, por ejemplo, un luchador de sumo fue arrestado por posesión de la misma planta de la que se tejen los mejores cinturones yokozuna de su deporte.

El fanatismo anti-cannabis de Japón es una importación reciente. Primero impuesto por las fuerzas de ocupación de Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, ahora se enmarca en una política de drogas siguiendo el modelo de la campaña “Just Say No”, creado por la primera dama Nancy Reagan durante la presidencia de su marido en la década de 1980. (En Japón, el eslogan es “Dame. Zettai.”)

Hoy en día, en el sitio web del Departamento de Policía Metropolitana de Tokio contiene afirmaciones generales acerca del cannabis, por ejemplo, el fumar “provoca alucinaciones y delirios, comportamiento violento” datos que no son consistentes con la investigación reciente.

Todo esto llega en un momento en que los propios Estados Unidos se está alejando de un enfoque de cero tolerancia hacia la reducción de daños. En la actualidad, 20 estados de los EE.UU. permiten la venta de marihuana medicinal; Colorado y Washington han legalizado por completo.

Un economista de EE.UU. estima que el tamaño potencial del mercado de cannabis de América puede llegar a más de $ 10 mil millones para el 2018.

Sin embargo, el debate público sobre la política de cannabis que se ha estado librando en el extranjero desde la década de 1960 todavía tiene que llegar a las costas de Japón. Hasta que la discusión se lleve a cabo, los beneficios del cannabis que podría traer a la economía nacional son generalmente desconocidos.

Los actualmente ilegales cultivos ya florecen en todo el norte de Japón, que se cultiva sin productos químicos agrícolas o, en la mayoría de los casos, sin la intervención humana.

Objeto de un uso adecuado, estas plantas podrían aportar soluciones a una serie de problemas que enfrenta el país hoy en día, incluyendo la excesiva dependencia de las industrias de papel de los árboles, la calidad de la atención de miles de pacientes con cáncer y la depresión agrícola, especialmente en la región de Tohoku.

Hasta Japón re-evalúa su patrimonio de cannabis y se embarca en una discusión abierta de su guerra contra la marihuana, todo este potencial se sigue convirtiendo en humo.

Por Jon Mitchell

Fuente The Japan Times traducido por La Marihuana

 

por -
2 3.543 vistas

Japón tiene una conexión histórica con el cannabis, al igual que otras muchas culturas en el mundo, El cannabis se cultiva desde hace al menos 10.000 años.

De hecho el cannabis juega un papel clave en los rituales japoneses sintoístas, como una metáfora a veces y como un objeto real para adorar a otros. En la religión animista sintoísta , el cannabis aparece también en formas de los dioses. El cannabis ha sido utilizado para hacer kimonos  con sus fibras y tal vez se usó ampliamente en eventos chamánicos.

Hoy en día, en su mayoría se fuma. El cáñamo industrial esta estrictamente regulado y es muy difícil el obtener licencias que permitan a los agricultores cultivar cáñamo o marihuana. La marihuana medicinal no está permitida, porque hay una cláusula en la Ley de Control de Cannabis, que prohíbe cualquier uso médico del cannabis. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta ley se llevó a cabo por las fuerzas de ocupación de los Estados Unidos poco después de la II guerra mundial. Hasta entonces, Japón tenía su propia marihuana medicinal, en su mayoría en productos derivados de de tinturas de la marihuana del este indio.

El cannabis en Japón está profundamente enterrado, pero hay estimaciones que cuentan entre uno y dos millones de consumidores en todo el país. Hay más de lo que la mayoría de la gente parece pensar, pero muy bien escondidos. Cerca de 3000 personas al año, son descubiertas por delitos relacionados con el cannabis.

Estrictas y largas condenas esperan a aquellos que tengan la intención de vender. Lo mismo que para aquellos que pillen más de una vez consumiendo. Los infractores por primera vez suelen tener una sentencia suspendida, ya sea por posesión o cultivo. No se recomienda fumar marihuana o cultivar en Japón en estos días, o incluso tratar de pasar de contrabando productos del cannabis, incluyendo semillas.

La importación de semillas se ha convertido oficialmente en un acto punible a menos que pueda demostrar que las semillas son para utilizar en la cocina o para alguna otra razón, además de cultivar la marihuana.

No hay absolutamente ningún sentido de la Ley de Control de Cannabis japonesa, la cual está llena de contradicciones. En primer lugar, no existe una ley contra el uso de la marihuana, única posesión.

A pesar de que los estudios modernos han sugerido una y otra vez sobre las propiedades medicinales positivas de la marihuana, las leyes sobre la marihuana médica aún no se han modificado. Médicos y académicos japoneses se les prohíbe incluso el estudio de las propiedades medicinales del cannabis.

Los medios de comunicación japoneses siempre han tratado temas de cannabis con un sensacionalismo extremo, pero esto está cambiando. Gran parte de esto se debe a la legalización del cannabis en dos estados de los Estados Unidos. Tal vez los medios de comunicación están empezando a entrar en razón.

Como el cannabis medicinal es el tema candente en estos días a nivel internacional, la escena japonesa de la legalización de la marihuana ha puesto su atención en la eliminación de la cláusula que prohíbe su aplicación clínica del cannabis. La idea universal es eliminar PARTE 4 secciones 2 y 3 de la Ley de Control de Cannabis que hace que sea ilegal, incluso estudiar la marihuana en Japón.

785-F-March-IMG_4043Grupos japoneses de legalización han llegado a un acuerdo sobre esto. Ya sea o no que puedan unirse y lograr esos objetivos es otra cuestión totalmente diferente.

La escena de la legalización del cannabis es una comunidad japonesa es muy pequeña y con recursos limitados. La mayoría de los grupos están trabajando juntos, por una razón u otra. Es el momento de unirse todos los grupos cara a la legalización y superar las diferencias personales y unirse.

Más información THC Japan

 

por -
2 238 vistas
Sugi San

Japón.- Le habría plantado una dosis de marihuana a su compatriota

Hace un par de meses, los luchadores japoneses Nosawa e Io Shirai, fueron detenidos por posesión de marihuana, misma que el luchador Sugi San confesó había colocado en el equipaje de su connacional.

Sugi San habría dado a conocer en una conferencia de prensa en Japón que fue parte de un complot para inculpar a Nosawa de posesión de drogas, colocando 75 gramos de marihuana en unos cuadros que el gladiador había recibido de unos aficionados, según informó Súper Luchas.

Además dijo que todo esto fue por encargo de Masahiro Hayashi, quien ha trabajado con AAA y es fabricante de máscaras, quien le prometió una extensión de su contrato con la empresa en caso de ayudar a implicar a su connacional en el delito.

Por su parte, la empresa AAA, por medio de su departamento de prensa aseguró desconocer el tema y que no emitirá una postura oficial hasta tener todos los detalles del incidente.

Nosawa

“Al público en general:

El día de hoy, 10 de julio, en Japón, se dio a conocer una nota, misma que involucra a una de las personas con las que AAA ha realizado distintos negocios, Masahiro Hayashi, así como al luchador profesional Takuya Sugi, quien luchaba en México con el nombre de Sugi San.

Ante esto, AAA informa que desconoce completamente el caso en cuestión, y que la empresa esperará hasta que exista información oficial a este respecto, para emitir una postura institucional”, dice el comunicado de manera textual.

 

Fuente Medio Tiempo

por -
0 848 vistas

Un jugador estadounidense de baloncesto que milita en la liga profesional de Japón, fue arrestado este martes, acusado junto a su esposa de importar marihuana con planes de venderla posteriormente

Se trata de Lynn Washington, de 33 años, detenido en la ciudad occidental de Osaka, donde juega sus partidos el California Native, equipo al que pertenece.

Concretamente, al estadounidense se le acusa de introducir983 gramos(2,1 libras) de marihuana en Japón, procedente de Estados Unidos, cargamento con un valor en el mercado de unos 72.000 dólares, según la policía de Osaka.

Además, en noviembre de 2011, los investigadores encontraron más de diez cajas de cereales entregadas por correo a la esposa de Washington, de las cuales nueve contenían alrededor de 100 gramos de esta droga cada una, lo que derivó en su detención.

La pareja niega todas estas acusaciones, según informó un investigador de Osaka a AFP.

Washington, nombrado dos veces como el jugador más valioso de la liga japonesa, jugó enla Universidad de Indiana a las órdenes del legendario entrenador Bob Knight, recalando en el campeonato nipón en el año 2000.

El presidente de la liga profesional de baloncesto de Japón, Toshimitsu Kawachi, se disculpó por el escándalo y prometió investigar las denuncias.

 

Fuente Vanguardia

por -
0 1.406 vistas

¡No! No tiene nada que ver con el HAARP (o la estupidización masiva). La planta que es eje de polémicas a nivel mundial podría ser la clave para barrer con la radiación en las cercanías de la central nuclear de Fukushima. Es que la marihuana es capaz de bajar los niveles de radiación en los suelos donde se siembra, y en este caso podría al menos reducir la radiactividad en las cercanías de la planta que colapsó tras el terremoto y tsunami que sacudieron Japón.

Luego de la tragedia de Chernobyl, en 1998, Rusia investigó si había plantas que pudieran absorber la radiación en la tierra. Consolidated Growers and Processors (CGP), la empresa Phytotech, y el Institute of Bast Crop de Ucraina experimentaron con el uso de plantas que pudiesen limpiar la tierra de esa zona de la enorme cantidad de metales tóxicos que seguían presentes.

El objetivo era probar si las plantas, al alimentarse de los nutrientes del subsuelo también podían absorber metales radioactivos, en un proceso que se conoce como fitorremediación. Tomar metales por medio de sus raíces incluyendo al uranio y el estrocio90 para acumularlos en sus hojas y tallos.

Entre las pruebas realizadas en aquella ocasión las plantas que más eficiente labor realizaron fueron el girasol y la marihuana que absorbieron hasta un 80% de los metales nocivos en la zona afectada. Para que el proceso sea completo, las plantas deben ser quemadas y sus restos, tratados al igual que otros desechos radioactivos.

 

Fuente BolsonWeb

 

por -
1 2.172 vistas

¿Podría el cáñamo se utilizado en Japón para limpiar accidente nuclear?

Las plantas harán lo que no pueden hacer los gobiernos. Aunque parezca increíble, pueden ayudarnos.

Estragos ha creado la explosion del reactor nuclear en Japón tras el terremoto y el tsunami .¿cómo puede el cáñamo ayudar a esta catatrosfe?

En primer lugar un terremoto de magnitud 8,9 golpea cerca de la isla, y luego un tsunami enorme entra en tierra firme y deja unos 10.000 muertos y miles de desaparecidos. Ahora se necesita la efectividad de la seguridad nuclear  que ha de enfriar los reactores para evitar fusiones  potenciales en los reactores nucleares de las centrales.

El mas sentido pésame y apoyo al pueblo japones (incluyendo activistas de cannabis japonés Gomyô, Hannabis, los monjes con capucha, y Taku) y la esperanza de que todo esto pase lo mas rápido posible

El cannabis puede ser una gran ayuda al  Japón , ayudó a  limpiar el suelo después de la catástrofe nuclear de Chernobyl en 1986 en Ucrania.

Limpiar los elementos tóxicos y radiactivos de la tierra es crucial para la restauración de los ecosistemas después de un desastre nuclear. Una técnica llamada “fitorremediación” utiliza ciertas plantas para limpiar estos elementos de la tierra… se entiende  que una de esas plantas es la mejor en esa tarea, el cáñamo industrial de edad, un tipo de cannabis “no farmacológico” que esta prohibido, porque la policía o dirigentes son demasiado incultos en ese tema para establecer la diferencia.

Esta técnica de fitorremediación del cáñamo tiene usos que se extienden más allá de la limpieza del accidente nuclear.  Si la prohibición de la agricultura del cáñamo se levantara (en muchos paises) y la industria les permitiera prosperar, podrían crearse miles de nuevos puestos de trabajo.

En Belarús, el sitio de la original desastre de Chernobyl, que no sólo utiliza el cáñamo para limpiar el suelo, están haciendo dinero en la tramitación de permisos de  cáñamo en  la transformación en biocombustible!

Japón permite el cultivo de cáñamo industrial, pero la adquisición de una licencia para hacerlo es muy limitada, gracias al Gobierno de los EE.UU, obligando a los japoneses a firmar una ley de control de cannabis en 1948, que, como la ley de EE.UU. y que confunde a los cultivadores de la no-de drogas del cáñamo con la marihuana medicinal o cannabis para los consumidores.

Por lo menos el Japón tiene algunos agricultores de cáñamo y las leyes  les permiten empezar a trabajar en la fitorremediación de cáñamo, tan pronto como sea posible. Si un reactor nuclear estadounidense se fundiese se tendría que ir rapidamente a la  política y cambiar el argumento y la legislación para derogar la prohibición federal de cáñamo industrial en la Lista I de drogas antes de poder plantar las primeras plantas de cáñamo no farmacológicos para comenzar a limpiar la tierra.

Traducción libre por La Marihuana

Fuente:  Opposingviews

 

por -
0 2.525 vistas


El cada vez más evidente  uso de las drogas ilegales en los círculos de las celebridades del Japón, ha disparado el debate sobre las drogas en el país del sol naciente.
A pesar  del ruido de los últimos escándalos por el consumo de drogas, no han incluido a la marihuana en el grupo drogas duras, además es la droga que tiene más puntuación para su legalización en el Japón.

No es sorprendente que antes de su ilegalización, la producción de marihuana era bastante común en Japón. En el Japón el cáñamo ha tenido una larga tradición de integración dentro de la cultura, el arte y los rituales, incluso los samuráis supuestamente lo usaban para inspirarse .El cannabis ha sido mencionado como planta medicinal en casi  todos los escritos de drogas y medicinas (hierba china, los procedimientos religiosos en Egipto, como en  medicinas diferentes en la India), y sus usos más tarde fueron exportados a Europa. En 1886 en Japón, ya figuraba el cáñamo dentro de su farmacopea y era frecuentemente utilizado como medicina y analgésico. Aunque  históricamente eran utilizados en los rituales budistas, la marihuana también estaba profundamente integrada en los rituales sintoístas, el cáñamo solía ir muy unido al Japón, tanto cultural como económicamente. Lo único que pudo romper este vínculo fue la Segunda Guerra Mundial y su posterior cambio de régimen en Japón.

Seguir leyendo Achikule (inglés)