Etiquetas Posts etiquetados con "Opinión"

Etiqueta: Opinión

por -
0 940 vistas

En el 2014 las señales de humo eran evidentes: la industria de la marihuana se estaba convirtiendo rápidamente en una de las más emocionantes proposiciones de la década. En un año decisivo, los estados de Colorado y Washington legalizaron el cannabis recreativo, con Alaska seguíendo de cerca. Ahora, con los beneficios médicos del cannabis está cada vez más ampliamente reconocida y la opinión pública nunca ha sido tan positiva.

“La implementación de cannabis recreativo, además de cannabis medicinal, ha sido un catalizador para que las personas desarrollen una perspectiva informada más razonable sobre el tema”, dice Tae Darnell, vicepresidente de Surna , una firma de ingeniería de la marihuana. “Un análisis de los efectos sociales de la legalización del cannabis ha mostrado a los escépticos de que, en definitiva, el cielo no se ha caído.”

De hecho, cuando se trata de oportunidades de inversión, el cielo es más o menos el límite. Aquí hay tres razones por lo que la industria del cannabis está en auge en el 2015:

1. Nueva Legislación protege a los estados norteamericanos que la legalizan

La ley de gastos aprobado por el Senado en diciembre del 2014 contenía una histórica “medida marihuana”.

Esta legislación, prohíbe al gobierno federal impedir las leyes sobre el cannabis medicinal del estado que la legaliza, protegiendo a los 23 estados que hasta el momento ya han legalizado el cannabis de alguna forma.

“Por primera vez, el Congreso dejar que los estados establezcan sus propias políticas de marihuana medicinal y cáñamo,” dice Bill Piper de la Drug Policy Alliance. Él llama a la medida “un gran paso adelante para una política de drogas sensible.”

Tae Darnell de Surna está de acuerdo. “Es una declaración de no intervención significativa por parte del gobierno federal. Es un mensaje a la población en general y al mercado en su conjunto de que este enfoque sobre el cannabis está llegando a la regulación, en lugar de la criminalización “.

Anteriormente, incluso en los estados donde la marihuana medicinal era legal, el Departamento de Justicia era libre de dedicar recursos dirigidos hacia el asalto a los productores y vendedores. Los individuos involucrados con las empresas de marihuana podrían ser detenidos por agentes federales, a pesar de que no estaban violando ninguna ley estatal.

La nueva legislación está lista para cambiar todo eso.

“Permite a los empresarios y a otros involucrarse más directamente, seguros de que tienen el gobierno de su lado cuando se trata de correr profesionalmente en empresas que permanecen con un cumplimiento estricto”, dice Darnell.

2. Mercados en crecimiento

Gracias al cambio de actitudes y la disminución de la burocracia, la demanda de marihuana está creciendo de manera constante a través de una gama de mercados.

“Los muros de la prohibición se están desmoronando”dice Steve Katz , asambleísta del estado de Nueva York para el Distrito 94a. “El crecimiento exponencial de la industria está sobre nosotros.”

Investigadores de la Escuela de Negocios de Harvard han identificado tres mercados florecientes de marihuana legal: productores individuales, los usuarios medicinales, y los consumidores recreativos. Así que si los consumidores están cosechando las plantas de cosecha propia, recogiendo recetas, o navegando por las estanterías bien surtidas de un dispensario local, abundarán las oportunidades para los inversionistas y empresarios.

La mejor noticia es que, con la base en el ejemplo de Colorado, muchas de las preocupaciones sociales y culturales expresadas por los opositores de la legalización están demostrando que no tenían fundamento. De hecho, las ventajas son muy superiores a las desventajas.

“El Estado de Colorado ha visto una disminución en el uso de marihuana por parte de adolescentes, así como una disminución en las tasas de criminalidad”, dice Tae Darnell. “Los ingresos tributarios han llegado a los $ 100 millones. En este punto, la gente puede ver no sólo los beneficios directos de una regulación razonable, sino también sus beneficios derivados “.

3. Big Tobacco puede convertirse pronto en “Big marihuana”

La legalización actualmente no está extendida lo suficiente para que las marcas de marihuana en un mercado masivo estén brotando. Pero eso no significa que el “ Bud Light-ficación de cannabis “no está a la vuelta de la esquina. A medida que el mercado recreativo cada vez más es probable que se convierta en un fenómeno nacional, las empresas grandes tabacaleras como Philip Morris y RJ Reynolds están observando muy de cerca.

“Si la marihuana recreativa cada vez está mas legalizada más allá de los cuatro estados donde está permitido actualmente, las empresas tabacaleras estarán perfectamente posicionadas para capturar este gran mercado”Leonid Bershidsky escribe por Bloomberg.

“Ellas ya tienen los sistemas de distribución, máquinas de marketing, instalaciones industriales para hacer cigarrillos de marihuana y un paquete de cannabis para uso en vaporizadores, diseños patentados para los mismos vaporizadores, laboratorios de investigación y, por último pero no menos importante, los recursos en efectivo.”

Con la venta de tabaco atrapada en una disminución constante, el auge del cannabis podría ser para los fabricantes de cigarrillos la solución que han estado anhelando. Y una vez que las grandes multinacionales se abalancen, usted sabrá a ciencia cierta que la marihuana legal ha llegado oficialmente.

Por BJ Hinshaw 

por -
2 19.428 vistas

Una columna periodística de las más virales en internet del periodismo sobre marihuana en la última semana fue escrita por un profesor de pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana en The New York Times.

En la columna de Aaron E. Carroll “El alcohol o la marihuana? Pregunta a un pediatra, el médico-educador aborda una cuestión que se está escuchando muy a menudo últimamente: “¿Qué preferiría que usaran más bien mis hijos, el alcohol o la marihuana”

Respuesta inmediata de Carroll es “nada”.

“Ningún padre las acepta” escribe. “Se supone, y no de forma incorrecta, que la gran mayoría de los adolescentes tratan con una o la otra, sobre todo cuando van a la universidad. Así que me presionan aún más”.

La columna es una fascinante, exploración introspectiva que es tan realista como franca. Carroll presenta los datos conocidos y las incógnitas de la marihuana y hay un montón de ellas. Pero luego se pone a investigar en perspectiva comparando directamente con los muchos más datos conocidos por el consumo de alcohol.
“Todos estos peligros potenciales dan miedo sólo cuando se ve en forma aislada”, escribe.”Ponerlos junto a alcohol, y todo se ve diferente.

Por ejemplo, escribe:
“Las borracheras representan cerca de la mitad de las más de 80.000 muertes relacionadas con el alcohol en los Estados Unidos solo en el 2010, según un informe del 2012 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades … La marihuana, por otro lado, no mata a casi nadie. El número de muertes atribuidas al uso de marihuana es casi cero. Un estudio que dio seguimiento a más de 45.000 suecos durante 15 años no encontró ningún aumento de la mortalidad en aquellos que usaron marihuana, después de controlar otros factores. Otro estudio publicado en el American Journal of Public Health siguió a más de 65.000 personas en los Estados Unidos y encontró que el consumo de marihuana no tuvo ningún efecto en absoluto sobre la mortalidad en hombres y mujeres sanas “.

Carroll pasa a ocuparse de la diferencia entre conducir drogado y conducir ebrio, la diferencia entre la violencia atribuida al alcohol y la violencia atribuida al cannabis, la diferencia entre la calificación de la adicción a la marihuana y la calificación de la adicción al alcohol. Y a pesar de todas esas comparaciones pronunciadas a favor de la marihuana, Carroll responde proactivamente a la multitud anti-legalización.

“Ninguno de estos argumentos que he presentado son ‘pro-cannabis’ en el sentido de que no estoy diciendo que los adolescentes consuman marihuana sin preocuparse de las consecuencias”, escribió. “No hay duda de que la marihuana conlleva riesgos para las personas que la utilizan, así como a la nación. El número de personas que se verán afectadas de la misma, comienzan a abusar de ella, y a sufrir las consecuencias negativas de ello que son ciertamente mayor que cero. Pero mirar sólo sus peligros, y negarse a lidiar con ellos en el contexto del consentimiento implícito de nuestra sociedad por el consumo de alcohol en los adultos jóvenes, es irracional “.

Al final de la columna, Carroll da su respuesta final a la pregunta que se le planteó al inicio de la historia.
“Cuando alguien me pregunta si prefiero que mis hijos usen marihuana o alcohol, después de haber examinado todos los estudios y todos los datos, sigo diciendo ‘ninguno’.  Pero si me veo obligado a tomar una decisión, la respuesta es ‘marihuana’ “.

por -
0 841 vistas

Uruguay es el primer país de América Latina en legalizar la producción y comercialización de la marihuana. El expresidente José Mujica (2010-2015) impulsó el proyecto de ley que no estuvo exento de polémicas. Tras un año y medio de debate parlamentario, en diciembre de 2013, la legalización se convirtió en ley, pero la aplicación de la norma avanza con letargo.

Más aún, el flamante presidente Tabaré Vázquez nunca ha estado del todo cómodo con la ley e incluso, esta semana, ordenó postergar la venta de marihuana en farmacias, un aspecto primordial de la legislación.

Diego Pieri, integrante de la ONG Proderechos, una de las organizaciones que desde 2006 impulsa una reforma en la política de drogas uruguaya, señaló en entrevista con PanAm Post los altos y bajos de la ley 19.172 y su actual estado de ejecución. Cree que la prohibición es dañina, pero que debe ser el Estado el que controle un mercado lícito de drogas.

Una lenta implementación

“La principal virtud [de la Ley] es la integralidad, que cubre desde cáñamo para usos industriales, alimenticios o medicinales, y el acceso para usuarios por tres vías: farmacias, clubes y autocultivos”, indica Pieri.  Hasta el momento, la última de las alternativas esta totalmente implementada. Desde noviembre de 2014, aquellos que pretendan cultivar hasta seis plantas de cannabis pueden registrarse en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) para ser autorizado a ello. El interesado “se inscribe en una oficina de correo y a los 30 días recibe una habilitación del Ircca, y con eso la persona ya está habilitada para cultivar en su casa”, explica Pieri.+

En los clubes sociales de cannabis, sus socios reciben hasta 40 gramos mensuales a través del pago de una cuota —tampoco pueden ser creados con ánimo de lucro. Crear una asociación cannabica, sostiene, es “un poco complicado y muy burocrático”. También Pieri apunta que la limitación a 45 plantas que les impone la ley representa uno de los “problemas”.

Pero considera que todavía falta “el más importante” de los medios de acceso, el de venta en farmacias. “El 80% de la marihuana legal podría venir por ahí”, calcula el integrante de Proderechos.+

Diego-Pieri
Diego Pieri de Proderechos. (MPP)

En Uruguay se plantarán “entre una y dos toneladas” de marihuana en terrenos del Estado. El gobierno de Mujica inició laadjudicación que ya se encuentra en su etapa final. Serán “entre tres y cinco empresas” que abastecerán a farmacias seleccionadas en todo Uruguay —habrá un cupo máximo. La licitación, que según explica Pieri avanza y ya está en su última etapa, aunque se retrasó en el mes de noviembre de 2014 por una discrepancia en el precio de expendio en farmacias, otro factor determinado por el gobierno.+

Solo son uruguayos o residentes en Uruguay los que acceden a la marihuana legal. Esta limitación podría generar “una especie de mercado gris” en los sitios más turísticos del país, reconoce.”Gente que saca licencia […]  para comprar en la farmacia, y luego se la revende a los turistas”.+

El ojo del Estado

Para poder acceder al mercado legal de marihuana, en todas sus variantes, será necesario registrarse ante el Ircca. Pieri defiende este aspecto y remarca que los datos son de “carácter confidencial” y solo podrá accederse a ellos mediante “una orden judicial bajo una sospecha que lo amerite”, debido a que los datos estarán amparados bajo una ley de datos sensibles, e incluirán información biométrica, como las huellas dactilares, para poder validar la identidad de los usuarios al momento de comprar la marihuana en farmacias, según explica el activista.

Frente a este registro que el gobierno uguayo aspira a utilizar para controlar la cantidad consumida individualmente, Pieri aclara que preferiría “que sea un tema dejado a la responsabilidad de los usuarios” y ejemplifica: “en general, los autocultivadores lo hacen para su propio consumo y se maneja con responsabilidad”.

Pieri no prevé cambios drásticos en la norma, aunque al momento de hacer la entrevista (antes de la asunción del poder de Vázquez) anticipaba que podría haber cambios en la reglamentación del Ejecutivo que podrían incidir en su funcionamiento, como de hecho se postergó la venta de marihuana en farmacias.+

Mercado libre para las drogas, o control estatal
“El problema con el narcotráfico y los mercados de la drogas es la prohibición”, afirma Pieri. “Hay gente que le interesaría que nadie compre marihuana, nosotros creemos [que eso] está mal, que la gente tiene derecho” a consumir marihuana, dice.+

Sin embargo, el integrante de Proderechos ve la legalización de la marihuana como el primer paso para un “mercado regulado de drogas”, porque considera que el resto de las sustancias que suelen ser ilegales “son de uso más marginal”, por lo que en Uruguay no representan un problema urgente.  Cree que es necesaria una regulación parecida a la del tabaco que “fue reglamentado y está siendo fuertemente controlado”.+

La legalización de las drogas, comenzando por la marihuana, parece ser un hecho inevitable en América Latina y gran parte del planeta. Los daños que ha generado la prohibición están a la vista de todos, y Piere coincide: “A la larga, en América Latina la prohibición […] ha generado problemas graves como los que se vivieron en Colombia en la década de 1980 y 1990, que ahora se trasladó a México”. Ahora, solo resta discutir si se avanzará con un modelo burocrático como el uruguayo, o se promoverá uno con mayor libertad.

Por Adan Dubove

por -
2 241 vistas

La Universidad de Zaragoza celebra a partir de mañana, en el Paraninfo, la sexta edición de su Liga de Debate, que, este año, ha batido su récord de participación con un total de nueve equipos inscritos, integrados por 32 estudiantes de diferentes centros y titulaciones. Los ganadores de este torneo representarán a la Universidad de Zaragoza en la séptima Liga de Debate Interuniversitario del G-9, que se celebrará también en Zaragoza en abril y en el que competirán equipos de la nueve universidades que componen el Grupo: Cantabria, Castilla La Mancha, Extremadura, Islas Baleares, La Rioja, Navarra, Oviedo, País Vasco y Zaragoza.

De esta manera, la Liga de Debate aumenta en un 50% la participación con respecto al año pasado. En esta ocasión, el tema sobre el que debatirán los estudiantes es: “¿Debería legalizarse el cannabis en España?”. Las sesiones comenzarán mañana a las 16.00 horas. El jueves, a partir de esa misma hora, se celebrarán las semifinales y, posteriormente, la final del torneo.

La Liga de Debate es una confrontación por equipos, con intervenciones sucesivas de cada orador, en la que cada grupo defiende una postura (asignada por sorteo) sobre un tema controvertido, polémico y de actualidad. El objetivo de este torneo es fomentar entre los estudiantes el diálogo y la confrontación de ideas como ejercicio de convivencia, así como el desarrollo de las habilidades personales de búsqueda de información, análisis, expresión oral, aptitud de escucha, trabajo en equipo y rapidez de réplica.

por -
0 1.260 vistas

Legalización. Según el experto en mafias y autor de “Cero Cero Cero” Roberto Saviano , hay una baja del delito y del dinero sucio en dos estados de EE.UU.. “Es la derrota de los prohibicionistas”, concluye.

Por primera vez en la historia de los cárteles mexicanos, merma la demanda de marihuana gracias a la legalización. Entra así en crisis un negocio de miles de millones que hasta ahora no había pasado nunca por una caída. Los datos que difundió la policía de frontera estadounidense no dejan lugar a dudas: la reducción del tráfico de marihuana en 2014 ha sido del 24% respecto de 2011. ¿Qué pasó? ¿Ahora ya nadie fuma porro? ¿Se trata de un período de detenciones particularmente eficaz?

La respuesta es más sencilla; es la legalización de las drogas livianas en Colorado y en el estado de Washington. La venta legal de marihuana no sólo creó una revolución económica que ha conllevado más de 800 millones de dólares de nuevos ingresos fiscales, sino que comenzó también a transformar la trama de la Opinión, Opinioncriminalidad. La crisis de las organizaciones al sur de Río Grande, las que siempre inundaron EE.UU. de marihuana, es comparable a la crisis que produjo la caída de Nasdaq. Los cárteles mexicanos nunca abandonaron el negocio de la marihuana. Todas las organizaciones que hoy predominan en el tráfico de cocaína y metanfetamina siempre han cultivado cannabis, que es al mismo tiempo fuente de un caudal económico gigantesco y tiene un exponencial crecimiento de mercado, gracias a la tolerancia cultural difundida en EE.UU..

Un ejemplo entre muchos que muestra cómo ha sido el vínculo de la marihuana mexicana y EE.UU. a lo largo de la historia: Kiki Camarena era un policía de la DEA que logró infiltrarse en los círculos narcos durante los 80: de esta manera descubrió El Búfalo, un rancho en el que se encontraba la mayor plantación de marihuana del mundo. Más de quinientas hectáreas de tierra y diez mil agricultores para trabajarlas. Por hacer que la confiscasen, Kiki fue brutalmente torturado y asesinado. La marihuana mexicana llenó EE.UU. y la mitad del planeta durante más de cincuenta años. Ahora la tendencia se está invirtiendo. Después de tantos debates ideológicos se tiene la prueba de que la legalización es un instrumento real de respuesta contra el narco-capitalismo. En Colorado y en Washington existen distintas restricciones: la marihuana puede comprarse si se es mayor de 21 años, se puede tener posesión de hasta poco más de 28 gramos, está prohibido consumirla públicamente (como el alcohol) y está prohibido conducir bajo sus efectos (suspensión de registro por un año y detención si se reincide).

Las grandes obsesiones impulsadas por los prohibicionistas contra el experimento de la legalización en EE.UU. son las mismas que siempre sostuvo el prohibicionismo europeo: aumento del mercado de consumidores, de los accidentes de tránsito, de la criminalidad. Alarmas que la experiencia real está mitigando. No ha ocurrido ninguna catástrofe. La policía de Denver registró una disminución del 4% en delitos, y ningún aumento de accidentes de tránsito (la mayor parte continúan siendo provocados por el alcohol). Eso no es todo: sustraer una enorme masa de capital a las organizaciones delictivas ha llevado a Colorado a predecir la posibilidad de incrementar las propias recaudaciones con más o menos 175 millones de dólares en los próximos dos años, mientras que el estado de Washington anticipa un ingreso de más de 600 millones de dólares en los próximos cinco años. Como si eso no fuese suficiente, parece que el Estado podrá incluso restituir una parte de los impuestos. Se debe a la existencia de una ley de Colorado que impone al Estado un límite de dinero que puede recibir por impuestos: una vez superado el límite, se debe redistribuir el dinero a los contribuyentes. Gracias a los ingresos por la compra de marihuana, Colorado reembolsará los 30 millones de dólares de excedente. Nadie recuerda que el límite fuese superado nunca, y la legalización lo ha permitido. El dinero que terminaba en el bolsillo de los narcos mexicanos y de los bancos cómplices, ahora está a disposición del Estado. Esos ingresos fiscales convencieron a otros estados a iniciar el proceso de la legalización: Alaska, Oregón, la Florida y Washington D. C. están por decidir.

Pero existe otro argumento que ha fomentado esta alternativa: los delitos asociados a la marihuana pesaban mucho en la recaudación de los estados americanos (Colorado, por ejemplo, calculaba 40 millones de dólares al año para combatir el tráfico de la marihuana y por detenciones de personas asociadas a ella). En todo caso, la mitad de la población carcelaria estadounidense está condenada por delitos de droga: el Anti-Drugs Abuse Act, con su severidad extrema no ha hecho más que reforzar el vínculo criminal entre traficantes y organizaciones. Vínculo que es necesario romper si se quiere combatir el narcotráfico antes que cargar la responsabilidad apenas en un dealer individual. El 75 % de los detenidos condenados por narcotráfico es afroamericano. La miseria y el malestar siguen siendo las minas donde los cárteles encuentran sus soldados.  Seguir leyendo articulo    Por Roberto Saviano.- 

por -
0 3.209 vistas

El futuro de la industria del tabaco, pese a que la corriente en el mundo occidentalizado está por “guerrear” contra su consumo, parece especialmente tener un futuro brillante. Si la marihuana se convierte gradualmente en una sustancia legal, las grandes tabacaleras estarán a punto de dominar el mercado.

Según la edición de 2015 de Global Investment de Credit Suisse Devoluciones Anuario, un dólar invertido en el tabaco en 1900 se habría convertido en $ 6.300.000 a finales del 2014, con mucho, el mejor negocio de todos los sectores que existían al comienzo del siglo 20 .

Desde principios de 2005, el Índice MSCI Global Tobacco ha aumentado en un 196,4 por ciento, proporcionando un rendimiento anual del 11 por ciento. Y eso a pesar de los esfuerzos de los gobiernos por hacer que la gente deje de fumar, muchos de ellos todavía lo hacen, y representan un mercado núcleo estable para las grandes tabacaleras. En los EE.UU., por ejemplo, el 20,9 por ciento de los adultos fumaba en el 2004 y el 19 por ciento todavía tenía el hábito en 2011.

ascent-da-vinciEn este momento, la industria está experimentando una revolución “vaping”. Un informe analítico Bloomberg Intelligence de diciembre pasado predijo que las ventas de los productos de vapor en los EE.UU. podrían subir un 44 por ciento a 2,6 millones de dólares este año. Hasta ahora, gran parte de ese mercado ha estado en vaping líquidos y los e-cigarrillos que las utilizan, pero esa tecnología cada vez es más obsoleta. El nuevo borde del corte está en los dispositivos “calor que no quema”, que, según el informe de Bloomberg Intelligence, “puede ser muy perjudicial para la industria del tabaco existente” porque utilizan el tabaco real.

Un vaporizador ” de calor que no quema” calienta las hojas de tabaco y entrega un golpe de nicotina al usuario sin producir mucho humo o cenizas. Esto todavía equivale a utilizar una sustancia adictiva de una manera ligeramente diferente, pero no es difícil imaginar por qué los fumadores podrían encontrar atractivo inhalar menos humo, aparte de que no contiene papel quemado.

marijuana-cigarettesEstos diferentes dispositivos que calientas y no queman ya están disponibles en una gran cantidad de empresas de menor tamaño, aunque las compañías tabacaleras más grandes, como Philip Morris y Reynolds, han dejado en claro que están decididas a actualizarse.

De hecho puede ser una apuesta de futuro, también. Vaporizadores de” Calor que no quema” porque pueden fácilmente ser utilizados para consumir tabaco como marihuana. Y ya están ganando popularidad entre los consumidores de cannabis.

Las empresas tabacaleras nunca han dicho públicamente que les gustaría entrar en el negocio de la marihuana. Eso es comprensible. La venta de la marihuana sigue siendo en gran medida ilegal en Europa y en gran parte de los EE.UU., y sería un suicidio político sugerir que quieren entrar en el mercado de las drogas blandas. Pero si han visto la marihuana como un enorme mercado potencial.

california_finest_train_wreck_medical_marijuana_cigarettes_04En un documento del 2014 titulado “Esperando el momento oportuno: La Industria del Tabaco y legalización de la marihuana”, el politólogo Rachel Ann Barry y sus colegas citaron documentos internos de Philip Morris que expresan un interés en la marihuana como competidor del tabaco. Estas cartas y memorandos se remontan a 1969. En 1970, un asesor de la junta directiva de British American Tobacco, Sir Charles Ellis, escribió una propuesta de marihuana como producto, alegando que el fumar sea un producto u otro entraría dentro de su mercado. Las discusiones e investigaciones se detuvieron en la década de 1980 como las perspectivas de la legalización de la marihuana que se volvieron a reanudar en la década de 1990 .

Más de 19 millones de estadounidenses mayores de 12 años reportaron haber usado marihuana en el año 2012. Si la marihuana recreativa es más de los cuatro estados donde está permitido actualmente, las empresas tabacaleras estarán perfectamente posicionadas para capturar este gran mercado. Ya tienen sistemas de distribución (vendedores autorizados de tabaco ya dispensar marihuana medicinal en varios estados), máquinas de marketing, instalaciones industriales para hacer cigarrillos de marihuana y un paquete de cannabis para su uso en vaporizadores, diseños patentados para sus propios vaporizadores, laboratorios de investigación (y, posiblemente, incluso una ventaja inicial en el desarrollo de productos comerciales) y, por último pero no menos importante, los recursos en efectivo.

video-undefined-20CD71CD00000578-6_636x356“Marijuana legalization advocates,” Barry y sus colegas escribieron, “no han examinado los efectos potenciales de las empresas multinacionales de tabaco que entren en el mercado (o de otras corporaciones, como las industrias de alimentos y bebidas), con su poder de marketing, y la capacidad para diseñar cigarrillos de marihuana maximizando la eficacia como sistemas de liberación de fármacos, en la forma en que los cigarrillos modernos están diseñados, cuyo principal objetivo es la maximización de los beneficios a través de mayores ventas “No estoy seguro de que eso es cierto: Los defensores de la legalización, probablemente no le importaría la participación de las tabacaleras en el desarrollo el mercado.

Después de todo, estas empresas pueden hacerlo mejor que las pequeñas empresas que han atraído la inversión temprana a la marihuana. Para aquellos no demasiado preocupados por las cadenas morales vinculadas a la inversión en empresas que hacen el juego a las adicciones, un futuro más verde para las grandes tabacaleras puede ser una de las mayores oportunidades de toda la vida. By Leonid Bershidsky

por -
4 23.397 vistas

Nuevo estudio: Debemos dejar de luchar contra la legalización de la marihuana y en su lugar centrarse en el alcohol y el tabaco.

En comparación con otras drogas recreativas, incluido el alcohol, la marihuana puede ser incluso más segura de lo que se pensaba. Y los investigadores pueden estar subestimando sistemáticamente los riesgos asociados al consumo de alcohol.

Estas son las conclusiones Topline de la investigación reciente publicado en la revista Scientific Reports , una subsidiaria de Nature . Los investigadores buscaron cuantificar el riesgo de muerte asociado con el uso de una variedad de sustancias de uso común. Encontraron que en el nivel de uso individual, alcohol era la sustancia más letal, seguida por la heroína y cocaína.

La marihuana es aproximadamente 114 veces menos letal que el alcohol, según los autores, que dirigíeron los cálculos comparando dosis letales de una sustancia dada con la cantidad típica que una persona utiliza. La marihuana es también la única droga estudiada que plantea un bajo riesgo de mortalidad a sus usuarios.

650_1000_canna

Estos resultados refuerzan las clasificaciones de seguridad de sustancias desarrollados hace 10 años bajo una metodología ligeramente diferente. Así que en ese sentido, el estudio es más de una reafirmación de los resultados anteriores que otra cosa. Pero dados los actuales debates  nacionales e internacionales sobre la situación legal de la marihuana y los riesgos asociados a su uso , el estudio llega en un buen momento.

Es importante señalar aquí que “más segura que el alcohol” no significa “seguro, y punto.” De hecho, una de las líneas más problemáticas del pensamiento que se ven en algunos sectores del movimiento de legalización de la marihuana es que es debido a que la marihuana es “natural”, o porque puede ser utilizada como “medicina”, por lo que es ” segura “.

Pero, por supuesto, el veneno de la serpiente de cascabel es natural, también, y nadie la llama a eso seguro . Y analgésicos recetados son tan medicinal como responsable de decenas de miles de muertes cada año .

Hay un gran número de riesgos asociados con el consumo de marihuana .La mayor parte de estos riesgos implican problemas de salud mental y cuanto antes empezó a usarla con mayor frecuencia la utiliza.

Dicho esto, hay riesgos asociados con , literalmente,  cualquier cosa que usted ponga en su cuerpo . Comer demasiada azúcar y ya estás en la vía rápida en la diabetes y en lo podredumbre para tus dientes. Tomar en exceso de sal y lo que buscas es el aumento de las probabilidades de un accidente cerebrovascular. Las sustancias psicoactivas, como la marihuana y el alcohol, no son del todo las únicas sustancias que tienen riesgos asociados a su consumo.

Lo que es único es cómo estas sustancias son tratadas bajo la ley, y en particular la forma en que el alcohol y la nicotina esencialmente obtienen el pase libre bajo las Ley de Sustancias Controladas, la piedra angular de la política de drogas de Estados Unidos y también en el resto del mundo. Los autores de este estudio señalan que las clasificaciones legislativas de drogas psicoactivas a menudo “carecen de una base científica”, y sus resultados son una confirmación de este hecho.

Dados los riesgos relativos asociados con la marihuana y el alcohol, los autores recomiendan “priorización de gestión de riesgos hacia el alcohol y el tabaco en lugar de las drogas ilícitas”. Y dicen que cuando se trata de la marihuana, las cantidades bajas de riesgo asociados con la droga “sugieren un estricto enfoque normativo legal en vez del enfoque actual de prohibición.”

En otras palabras, los individuos y las organizaciones en pie de guerra más de legalización de la marihuana podría tener un mayor impacto en la salud y el bienestar de este país al desplazar su atención del alcohol y los cigarrillos. Se necesita un descaro extraordinario manifestándose en contra de los peligros del consumo de marihuana por día y luego irse una a casa para relajarse con una copa de cosas mucho más letales en la noche.

Por Christopher Ingraham

por -
1 11.613 vistas

El médico superior en los EE.UU. ha reconocido por primera vez que la marihuana tiene usos médicos legítimos, lo que podría señalar una cambio en la actitud de Washington hacia la marihuana. En declaraciones a la CBS la semana semana, el nuevo Director General de Sanidad, el Dr. Vivek Murthy, dijo:   “Tenemos algunos datos preliminares que nos dicen que para ciertas condiciones médicas y síntomas, la marihuana puede ser útil.”

Con 37 años de edad, el médico, nacido en Gran Bretaña asumió el cargo de Director General de Sanidad en EEUU en diciembre. A pesar de que no respaldó explícitamente la legalización del cannabis con fines médicos, sí sugirió que la política de drogas debe ser dirigida por la ciencia.

“Yo creo que tenemos que utilizar esos datos para impulsar la formulación de políticas, y estoy muy interesado en ver donde nos llevan los datos”, dijo.

La marihuana sigue siendo ilegal bajo la ley federal, pero los comentarios del Dr. Murthy probablemente amplificará las convocatorias del Departamento de Justicia para rebajar su designación por el cannabis, que se clasifica actualmente como una sustancia controlada, junto a la heroína y el LSD, lo que significa que tiene una menor categoría que la cocaína y la metanfetamina como “uso médico no aceptado actualmente y con un alto potencial de abuso.”, la Lista II.

Vivek MurthyA pesar de la prohibición federal, 23 estados y el Distrito de Columbia tienen a la marihuana medicinal ya legalizada, y ahora también legal para uso recreativo en Colorado, Alaska, Oregon y Washington. El Dr. Murthy puede ser el primer Director General de Sanidad que públicamente reconoce los beneficios médicos de la marihuana, mientras que en el cargo, Joycelyn Elders, Cirujano General, bajo la administración Clinton, sugirió en 1993 que la legalización de las drogas reduciría significativamente el crimen en los EE.UU. El Dr Elders fue expulsado de su puesto tras las críticas de los conservadores sobre sus puntos de vista controvertidos.

El año pasado, en una entrevista con The New Yorker , el presidente Barack Obama dijo que creía que la marihuana era menos peligrosa que el alcohol “en términos de su impacto en el consumidor individual”. El presidente, que ha escrito sobre su consumo de marihuana cuando era joven, dijo que vio a el cannabis  “como un mal hábito y un vicio, no muy diferente de los cigarrillos que fumaba como persona joven y en gran parte en mi vida de adulto”

por -
0 702 vistas

La marihuana para uso médico o medicinal es cada vez más común entre la población, sus beneficios se van conociendo cada vez más y la gente cansada de medicamentos y de farmacéuticas cada vez está más concienciado con la medicina alternativa y natural.

Cada día se descubren más aplicaciones para la marihuana con fines médicos o terapéuticos. Gracias a los países que la han despenalizado, sobretodo en U.S.A y que además poseen grandes científicos, se conoce más la planta por sus beneficios que por sus desventajas. Lo que era una medicina cambió a ser Droga, y lo que hasta ahora veía mucha gente como droga ahora es medicina.

Se han descubierto centenares de aplicaciones para pacientes de todo tipo, como personas que tienen dolores corporales, trastornos alimenticios o insomnio que es más o menos lo que se conocía hasta hace bien poco. Pero también se van descubriendo aplicaciones como para pacientes con eccemas en la piel, con diabetes, cáncer tumoral, tensión ocular alta y cada día salen más nuevas mientras las van descubriendo.

Para que nos sirva de medicina hay que procesarla un poco, ya que tal como la encontramos cuando la cultivamos no la podemos administrar como una dosis, ya que variará mucho un porro que pongamos un gramo de hierba o medio gramo de hierba, que sea más potente o menos potente la marihuana… y de todas formas aunque la planta se llame igual y venga del mismo paquete entre la misma especie ya cambian unas de otras, no podremos tener un tratamiento de seguido.

Para hacerla medicinal, sin que nos perjudique al consumirla por combustión, y que nos podamos dosificar con precisión tendremos que hacer una tintura de cannabis. En U.S.A donde más adelantados están con la marihuana medicinal lo hacen expertos y lo ofrecen en dispensarios con análisis completos de cannabinoides, con lo que los pacientes pueden encontrar tantas veces como quieran productos de muy similares características que se pueden suministrar vía oral y que siempre tendrán el mismo efecto.

Aquí hasta ahora nos las tenemos que hacer nosotros mismos, o conocer a alguien que nos la haga. Hay mucha información en internet donde podemos encontrar como hacer tinturas de marihuana para uso medicinal, y también hay muchas páginas web que hablan sobre ella, y ya no solo las páginas de GrowShops, sino páginas que hablan sobre hábitos y vida saludable. Así que si crees que tu enfermedad puede mejorar usando cannabis medicinal, no lo dudes, un tratamiento alternativo y que como mucho el efecto secundario será sueño te espera.

por -
0 495 vistas

En los países donde el consumo y cultivo de la marihuana está arraigado entre sus ciudadanos se esta viendo nacer una nueva industria o sector  y que en los Estados Unidos ya la han bautizado como  “el oro verde”.
Los números económicos generados y que puede generar publicados por la prensa de esta nueva industria floreciente, sencillamente son apabullantes.

A los millones y millones de dolares que se facturan y recaudan en los estados norteamericanos que la han legalizado (solo Colorado 700 millones facturados en 2014), se unen los posibles miles de éstos que se generarán cuando esté más avanzada esa legalización en ése país.
Los demás países sin saber que hacer, recordemos que ésos americanos que ahora están legalizando la marihuana son los que nos dijeron “prohibirlo” hace 80 años, ahora no saben como actuar, aunque es fácil, obsérvenlos a ellos.

Pero mientras en estos momentos no saben que hacer, nuestros amiguetes del norte americano ya están preparando y creando una súper industria que a buen seguro se merendará a las que posteriormente se creen en el resto del mundo.

Lo más interesante es que no sabríamos decir si los culpables de esta situación serán esos gobiernos que no dejan que madure esta nueva industria o, por contra, el gobierno de EEUU que viendo la millonada que se va a menear en todo el mundo está allanando el terreno a sus industrias, empresas y capitales para que en breves años sean la gran potencia mundial de este lucrativo negocio, sector o industria que gestionará miles y miles de millones en todo el mundo. Solo el tabaco y el alcohol pueden mover mas dinero que la marihuana, me refiero a sustancias de uso lúdico o recreativo.

Aquí ya no nos vale que unos médicos o doctores de turno o de algún país nos digan que esa sustancia llamada marihuana no vale para nada medicinalmente y más, cuando sus similares en Estados Unidos crean empresas medicas, clínicas, legiones de facultativos especializados y cursos universitarios centrados en las bonanzas médicas del cannabis, por tocar también esta cuestión medicinal.

A mayores, las empresas de ese país están recibiendo financiaciones millonarias por grupos de inversión para poder acometer mejor ese nuevo mercado verde y “tomar el control”.

Mientras tanto, los gobiernos de las otras naciones ven como esta creciendo “el gigante Goliat americano” y en sus propios territorios o naciones no ayudan a sus empresas emprendedoras en este campo, es más, los paran gracias a la no creación de leyes o normas que beneficien esta nueva y gigantesca industria que en un futuro competirá contra ese “gigante Goliat”.

Como buen liberal no entiendo como ese grave error se está permitiendo por la mentes asesoras de economía, como no se propicia que crezca en condiciones este nuevo sector que ya es imparable y que los emprendedores en EEUU si que gozan ya de ese apoyo.

No me vale el argumento de que la marihuana puede ser mala para los adolescentes, ya lo sabemos y no deberían abusar o usar, pero sabemos científicamente que el alcohol, el tabaco y alguna “comida rápida” pueden son muchísimo peor para ellos y por eso no se va a prohibir al resto de la sociedad. Ése error ya se cometió y se tuvo que enmendar.

Cuando interesa a los gobiernos de turno, éstos se fijan o comparan con los principales países, pues fíjense ahora en lo que viene y ayuden a sus emprendedores o empresas a poder ser competitivas en esta nueva industria, porque dentro de unos años veremos y nos lamentaremos, de que este sector también esté dominado por la industrias de algún país que si hizo sus deberes anteriormente. Por Mac.

por -
0 1.168 vistas

La primera vez que me involucré en el activismo de la marihuana en 1998, cuando los activistas de Oregon desarrollaban una campaña a favor, que mas tarde sería aprobada, de la legalización de la marihuana medicinal. Yo estaba en la escuela secundaria en ese momento, y lo hice lo mejor que pude para crear conciencia sobre este esfuerzo, asistí a algunas reuniones, y colgué algunos artículos relacionados con el tema en mi taquilla (los cuales no hacían muchas gracias a mis profesores, obviamente ¡). No fue el esfuerzo militante más dominante de todos los tiempos, pero era lo que podía hacer en ese momento dadas las limitaciones de ser un menor de edad en la escuela secundaria.

Yo dramáticamente subí un escalón en mi activismo cuando co-funde este blog con Jay Smokers en enero de 2010. Asistía a muchos más eventos y reuniones que en el pasado, e intenté con todas mi ganas, ser parte de todos los esfuerzos para llevar a cabo la reforma. Algo que he visto una y otra vez cuando empecé a ser mas activo, y que todavía veo a día de hoy, es a demasiada gente tratando de ganar concursos para ver quien tiene la meada mas larga, en lugar de centrarse en la tarea principal de la regularización en cuestión. Realmente me he apagado, hasta el punto que rara vez asisto a alguna meeting o conferencia. He visto similares “concursos para ver quien es el mejor” en la industria de la marihuana también. También asisto a muchas menos reuniones de negocios de las que asistía antes como consecuencia de esta absurda competición.

Probablemente hay muchas razones que contribuyen a este problema en el movimiento de reforma de la marihuana y la industria, pero creo que hay dos factores que contribuyen como principales responsables. En primer lugar, el mercado negro de la marihuana se basó en gran medida en el orgullo y el ego, con unos y otros diciendo y creyendo poseer la mejor marihuana. Todo el mundo pensaba que sabía más que cualquier otra persona que viniese sobre el mundo del cannabis, desde cómo hacerla crecer hasta cómo consumirla. Esto se ha traducido en el movimiento de reforma y la industria, ya que muchas de las personas más activas en ambos campos tienen un fondo en el mercado negro de una manera u otra.

La segunda razón es que el mundo de la marihuana sigue siendo en gran parte un mundo por debajo de lo establecido. No hay marcas nacionales, y ninguna organización o activista que está por encima de todos los demás. Me preguntan muy a menudo, sobre todo por los reporteros, que son “cabeza” del movimiento de la marihuana y / o industria. Yo siempre respondo con que: “no hay una sola.” Es una colección de personas, muchos de los cuales están luchando por un puesto en un intento de llegar a la cima de la pirámide imaginaria de la marihuana. Esto lleva a tanta gente tratando de golpear a otros, tratando de frustrar los esfuerzos de los demás, tratando de afirmar que lo pueden hacer más grande y mejor, que siempre “saben un poco más”, etc.

Todo esto me entristece, sobre todo cuando se entromete en el activismo. Se supone que todos estamos en el mismo equipo, luchando por el mismo resultado final. Sin embargo, con demasiada frecuencia las organizaciones y activistas no trabajan juntos, ya sea a nivel local o nacional. Lo mismo pasa en la industria de la marihuana. He visto muchas veces al escenario en el que alguien hubiera podido tomar una decisión de negocios sólida que les beneficiaría en gran medida, pero piensa que alguien que carece de fundamento no podría mejorar lo que hasta ahora el había hecho, o no desea trabajar con una persona o empresa, porque su orgullo o ego se interpone en el camino. Y esto es algo que no puedo encajar en mi cabeza.

Cuando se trata de activismo, todos debemos estar en el mismo equipo, ya que, en teoría, todos estamos trabajando hacia el mismo objetivo. No debería importar quién se lleva el crédito, o quién va a llevar la carga. He llegado a conocer a mucha gente de la industria, y tengo que decir que, a la primera señal de que la cabeza de alguien es tan grande que apenas cabe en la sala me alejo. . El
orgullo y el ego han obstaculizado el movimiento de reforma de la marihuana. Estaríamos aún más lejos si pudiéramos trabajar juntos siempre. El orgullo y el ego están obstaculizando la industria también. Mientras que los veteranos de marihuana se dan codazos entre sí para ocupar la mejor posición, los extranjeros están inundando la industria y teniendo éxito, lo que me pone triste porque la industria debería estar compuesta por aquellos que lucharon tan duro para conseguir la legalización en el primer lugar, no tipos de corporaciones que nunca fueron allí para luchar.

Si este artículo se le ha pegado algunas personas en el mundo de la marihuana, quiere decir, que van por el camino equivocado. Si esas personas sienten que este artículo no es políticamente correcto, bueno, eso era mi intención. Este artículo está dirigido a los votantes indecisos o medios de comunicación dominantes. Está pensado para aquellos que están en el interior de la ‘pecera de la marihuana.’ Deja tu ego. Trague su orgullo. No se preocupe por quién obtiene crédito. La gente está cansada de su mierda, y que continuarán dejándolo toda la gente que está cansada de concursos de meadas.
Por Johnny Green: Activista de la marihuana en Oregon. Licenciado en política pública. Puedes seguirlo en: Facebook y Twitter.

por -
0 2.044 vistas

Por Keith Stroup. No tienes que buscar demasiado para poder ver los esfuerzos que se están haciendo en base a la legalización de la marihuana en varios estados que tienen una buena oportunidad de legalizarla mediante sus votantes en 2016. Sin embargo, muchos de esos esfuerzos están sumidos en elaborar la mejor propuesta de todas y la ganadora frente a sus rivales. Y es esta competición la que podría socavar fácilmente la capacidad de los defensores de esos estados para cambiar realmente las políticas públicas y la prohibición final.

La incapacidad de aceptar el compromiso en aras de la construcción de una coalición ganadora amenaza con convertir algunas de estas oportunidades políticas en esfuerzos perdidos, sin recompensa alguna. Y eso sería un desastre.

En concreto, las diferentes facciones con diferentes demandas políticas compiten por el control del problema en Massachusetts, Ohio y California, tres estados grandes e importantes que agregarían una enorme legitimidad y credibilidad política al movimiento de legalización, con su aprobación en 2016.

Mi propósito aquí no es tratar de evaluar las demandas de la competencia, sino discutir la importancia de pensar estratégicamente mientras nosotros continuamos trabajando y discutiendo nuestro camino, cada vez más cerca de las elecciones.

Si todos nosotros tenemos en cuenta lo que debería incluir una buena propuesta de legalización, podríamos llegar a un consenso sobre los puntos más importantes. Se debe legalizar el uso responsable de la marihuana por adultos y establecer un mercado regulado legalmente donde los fumadores de marihuana podrían obtener marihuana, independientemente de por qué lo usan, que sea seguro, cómodo y asequible. Necesitamos saber que la marihuana está libre de hongos y pesticidas, y tenemos que conocer los niveles de THC y CBD, como mínimo.

Pero bajo estos principios generales, hay muchas preguntas que aún necesitan ser contestadas. ¿Se permitirá el cultivo personal? y, ¿con qué controles o limitaciones? ¿Qué cantidad se le permitirá a un adulto para poseer? ¿Cuáles serán los requisitos para obtener una licencia para cultivar o vender marihuana?, y, ¿quiénes serán los que sacarán principalmente todo el beneficio? ¿Qué nivel de impuestos será aprobado, teniendo en cuenta la necesidad de minimizar el mercado negro? ¿Se requerirá una demostración de que se ha disminuido la capacidad de conducción al volante bajo los efectos, antes de que pueda ser llevado a cabo un cargo por conducción bajo los efectos de las drogas, o, ¿la mera presencia de THC en el cuerpo será suficiente?

Todos estos son temas importantes, pero ninguno de ellos es tan importante como poner fin en sí mismo, (sin importar los detalles), a la prohibición de la marihuana, y debemos tratar de evitar dibujar una línea brillante y decir que si no se cumplen esos puntos específicos, nos opondremos (o dejaremos de apoyar) la propuesta de legalización.

Si se trata de una propuesta legislativa, la propuesta puede requerir algún tipo de compromiso con el fin de presentar el proyecto de ley. Si se trata de una iniciativa de los votantes, los donantes pueden requerir algunos compromisos antes de poner el dinero necesario para recoger las firmas necesarias y ejecutar una campaña publicitaria profesional una vez que la iniciativa se clasifica para la votación. Así que siempre habrá algún compromiso involucrado, y ninguna de estas primeras propuestas será perfecta. Si las hacemos perfectas, éstas probablemente no serán aprobadas. Nuestro apoyo mayoritario a la legalización es relativamente fino, y cada disposición controvertida que se añade asusta un poco más a nuestros seguidores a distancia.

NORML, por ejemplo, apoya firmemente el derecho del consumidor a cultivar su propia marihuana, pero que, no obstante, apoyó la iniciativa de legalización en el estado de Washington en 2012, a pesar de la falta de una disposición que permite el cultivo personal. Esta fue muy importante, ya que se unió y formó uno de los primeros pares de propuestas sobre la legalización de la marihuana aprobadas, demostró que la legalización era una posibilidad política y estimuló otros esfuerzos de legalización en otros estados. Apoyamos la propuesta, a pesar de que estaba lejos de ser perfecta.

Con suerte podremos volver a estos primeros estados y hacer mejoras una vez que las leyes iniciales se han ejecutado durante un tiempo, y tenemos la ventaja de la experiencia real actual, para informar. En este momento los funcionarios electos están discutiendo la posibilidad de modificar el sistema de legalización Washington para permitir a los consumidores cultivar su propia marihuana con fines lúdicos, una mejora que sería importante en cualquier acuerdo para combinar los sistemas médicos y recreativos en el estado.

Hay otras cuestiones que continúan dañando injustamente a los fumadores de marihuana, incluso en estos estados de legalización. Por ejemplo, los estados de legalización temprana no proporcionan protección contra la discriminación en el trabajo, la cual no requieren de una demostración de perdida de facultades o disminución del rendimiento en el puesto de trabajo, antes de que los consumidores puedan ser despedidos del mismo; o el de proteger a los padres que fuman de tener que demostrar que son aptos padres, a pesar de su hábito de fumar marihuana. Finalmente debemos contar con el apoyo de promulgar leyes de legalización que incluyen disposiciones para proteger a los fumadores responsables en ambas situaciones. Pero aún no estamos allí.

Nos ha llevado 75 años entrar en este lío, y no vamos a ser capaces de solucionar todos los problemas en una noche. Pero a medida que el apoyo público continúa moviéndose en nuestra dirección, y con los datos demográficos que trabajan a nuestro favor, se hará más y más fácil la mejora nuestras propuestas de legalización en los próximos años.

Keith Stroup es uno de los mayores activistas en pro de la legalización y regularización de la marihuana con fines lúdicos y medicinales, y fundador de NORML.

por -
0 690 vistas

La hierba es la curación de la nación: debajo del León de Judá que mira con gesto pacífico, pero severo, la frase y la firma de Bob Marley. En la tienda virtual donde se vende el cotillón infinito del músico reverenciado (hay discos, claro, pero también remeras, parlantes o café) se promociona el nuevo producto, de inminente lanzamiento al mercado: “Es una planta particular. Una que crece junto a los árboles de mango, de menta, de páprika. Los sabios hindúes hablan de ella. Los rabinos hablan de ella”. Es marihuana. Tras décadas en que la cultura popular unió la escucha de reggae con el consumo de THC, el heredero del jamaiquino más famoso por fin se decidió a capitalizar el negocio. Este año saldrá a la venta Marley Natural, la primera marca multinacional de cannabis. Si en la home de su sitio se cumple con el requisito de admisión (¿Tienes al menos 21 años de edad o eres un paciente legítimo que usa marihuana con fines médicos?), el emprendimiento anuncia un filón de época: la droga como merchandising, ahí donde sea legal, y un género musical oficializado como himno de la república fumona.

En Uruguay, en Holanda o en los estados yanquis de Colorado, Washington, Oregon y Alaska pronto se venderá la hierba en bolsitas de papel metalizado rubricadas con el logotipo creado por un estudio de diseño gráfico de Vancouver: el león marrón, las dos plantas verdes y el apellido del padre del reggae. Detrás del negocio está el sexto de sus once hijos: Rohan, que se cansó de vender encendedores y pipas (“más de un millón”, admitió a la revista The New Yorker) y ahora apuesta por la materia prima. A los 42 años se rapó los dreadlocks, se vistió con una respetable camisita blanca y se asoció con Privateer Holdings, la primera empresa de capital privado en la industria del cannabis (entre otros prósperos negocios, provee la marihuana de consumo medicinal en todo Canadá). Juntos ofrecerán distintas cepas jamaiquinas listas para fumar, así como infusiones, accesorios y hasta bronceadores con una fórmula de aloe, coco y cáñamo: un tecito para inducir la introspección o un bálsamo para la piel quemada.

Pero además de montar un imperio legal alrededor de una sustancia que es ilícita en la mayoría de los países, Rohan se propone una misión fundacional: acompañar el consumo de la hierba con una mitología cultural mainstream y, para eso, convirtió los mensajes de su padre en frases publicitarias tan perdurables como just do it o me encanta.

Si no empiezas en algún lugar no irás a ningún lugar o únete al viaje son los lemas que, con la retórica poética de un aforismo impreso en un sobrecito de azúcar, buscan unir la mística espiritual del reggae con la mercadotecnia más elemental, aquella memorable en su semántica efectista. Si es cierto que la publicidad es una especie de representación épica de lo íntimo, según definió Roland Barthes, por primera vez en la historia la decisión personal de fumar marihuana podrá ser una elección de consumo equiparable a comprar esta y no otra marca de cigarrillos, aquella y no cualquier otra marca de cerveza.

“¿Te hacen rico tus posesiones? Mi riqueza es la vida, siempre”: la filosofía de Marley, padre, parece una réplica póstuma a las ambiciones de Marley, hijo. Promotor incansable del sinfín de productos que llevan su apellido como marca, Rohan se defiende de aquellos que lo acusan de mercader voraz: “Mi padre fue el primer emprendedor de la familia: él abrió su propia discográfica, su propio restaurante.”, dice. Y en la excusa para inventar su negocio más original encuentra una parábola: “Él sabía que, si uno quiere devolverle algo a la gente, primero tiene que crearlo”. Por Nicolás Artusi

por -
0 202 vistas

El 2015 será un momento de transición  y consolidación de la industria del cannabis en vista al año siguiente, cuando otros estados de EEUU aprueben leyes para uso médico y recreativo y otro nuevo Presidente acceda al puesto de Barack Obama. Habrán adquisiciones de negocios, licencias, instalaciones, puestos de trabajo y nuevas empresas creando una serie de cadenas de suministro locales y de producciones interestatales para cubrir las aplicaciones médicas e industriales. La capacidad de cambiar las leyes con la acción directa de los representantes de los ciudadanos es más importante aún que el referéndum en si, porque no todos los estados permiten a través del referéndum enmendar las leyes. Las Asociación y dirección de la NORML, sabe que no es necesario poner el tema en peligro, ya que actualmente una legislación perfecta no está disponible ni en Colorado ni incluso en las carpetas de los activistas o comités de pacientes.

Todas las miradas en los números. Cerca de 150 millones de estadounidenses viven en los estados con fácil acceso a la marihuana medicinal y sólo en el último año se han creado 10.000 puestos de trabajo en el sector. Se estima que se crearán 200.000 nuevos puestos de trabajo en el 2015 , mientras que en los próximos cinco años se espera que el desarrollo de la industria sea casi de 50 mil millones de dólares . Las mayores inversiones lloverán en los primeros estados que legalicen el uso legal para adultos, probablemente Nevada e Illinois. La industria del cannabis será más grande que la de los alimentos ecológicos: el mercado estadounidense de cannabis legal ha crecido un 74 por ciento en el 2014 de los $ 2700 millones actuales a los 1,500 millones del 2013. Según un estudio de ArcView habrá legalización del cannabis para adultos en 18 estados en los próximos cinco años . Mientras tanto, los gobiernos estatales están trabajando para controlar el impacto económico de una posible legalización completa. Este es el caso de Vermont, un pequeño estado al norte de Nueva York que ha encargado a una firma de investigación un estudio detallado, con especial atención a las industrias del turismo.

Cerilla encendida por el candidato a la Casa Blanca . Los Estados Unidos están en un lodazal de la legislación que no reconoce a nivel federal el valor terapéutico del cannabis y que éste equivale a otras sustancias como la heroína y el LSD. Pero, 25 estados ya han legalizado su uso médico y en dos de ellos está experimentando una normalización completa. La malla cosida por la administración Obama que impide la Administración de Control de Drogas aplicar las leyes federales sobre el cannabis a nivel local efectivamente puso fin a la prohibición en la mitad de los estados de América del Norte .

El sucesor Barack Obama tendrá que gestionar la normalización del cannabis a nivel federal, que determinará el momento de la entrada del gran capital en la nueva industria. La legalización será uno de los temas sensibles de la próxima campaña presidencial. Los candidatos de los dos partidos ya son empujados regularmente sobre este tema por los periodistas, pero por ahora los políticos tienden a cambiar de tema. Hillary Clinton habló a favor de la marihuana medicinal durante la campaña presidencial del 2008. Desde entonces, ha estado en silencio . Hoy en día su principal oponente, el oftalmólogo republicano Rand Paul es igualmente cauteloso, aunque se trata de una cultura secular y liberal ya  apoyó la apertura de Obama el año pasado.

466543_bill-clinton-hillary-clinton1-300x208Los candidatos deben mirar por el fuego amigo : los más conservadores del electorado republicano estadounidense podrían atacar a la moderada posición de Rand Paul por su respeto a la libre elección sobre el uso del cannabis médico del paciente. Mientras tanto, el ala radical de los demócratas podría empujar a Hillary Clinton a una posición clara y amenazarla con hacerla perder el apoyo de los votantes indecisos y desinformados. Sin embargo, es probable que un candidato fuerte en la postura de oposición al proceso de legalización perdiese gran parte del electorado menor de cuarenta años.

El cannabis en las primarias de los demócratas. Sobre el tema siempre caliente, Hillary Clinton después de las palabras y actos de Obama se verá obligada a seguir el camino de la legalización, si gana las primarias. Su influencia en las generaciones mayores y mujeres podría compensar los riesgos de tomar una posición firme en el tema de la legalización y quitarse el miedo a perder a votantes. Entre los candidatos demócratas también hay que observar a  Martin 0’Malley , gobernador de Maryland, siempre escéptico, incluso sobre la despenalización. Está cambiando de idea, porque tiene que firmar la ley que despenaliza el consumo en el estado que gobierna. Finalmente  Joe Biden , ahora vicepresidente, es el más reaccionario de los demócratas en el tema del cannabis. Le deseamos una dura derrota, si es un candidato. La señora Clinton ganará las primarias y pasará.

screen-shot-2013-02-27-at-10-48-55-pm-300x216Los republicanos aún no lo han entendido. El elefante del Partido no se olvida de que la mayoría del electorado aún se opone a la legalización y algunos candidatos presidenciales no saben qué decir , a la espera de otras encuestas de opinión y de los nuevos inversores en el sector. El primer argumento de  Jeb Bush  deja atónito, su hija fue arrestada por posesión de crack y se declaró de inmediato a favor de los tratamientos sociales y de alternativas de salud antes que la prisión.  Entre los candidatos que siguen está  Marco Rubio , el senador cubano-estadounidense de Florida que no ha comentado nada al respecto. Él es joven y todavía podría despertar, pero por el momento no parece haberse dado cuenta de que no sólo ha habido un referéndum en su estado. En cambio, el candidato Chris Christie , el gobernador de Nueva Jersey, se opone firmemente a cualquier forma de normalización. Probablemente el electorado le dará lo que se merece, pero por el momento sólo ha estado involucrado en escándalos por el puente de Washington y en la reconstrucción tras el huracán Sandy.

De aceite de cáñamo. Texas es uno de los estados inesperados por el tema cannabis en EE.UU.. Entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos no está el  Gobernador  Rick Perry , uno de los republicanos más progresistas sobre este tema, si se permite decirlo. Está a favor de la despenalización y, disimuladamente, del derecho de los estados individuales a la libre determinación. El siguiente  Ted Cruz , senador moderadamente contra de la legalización, pero abierto, dijo, al diálogo.

Finalmente Rand Paul , el más favorable a la legalización entre los republicanos y siempre de acuerdo con Obama contra la lucha de la discriminación étnica perpetrada por las leyes, funcionarios locales, federales y jueces. Su partido probablemente contra Hillary se jugará en un campo estrecho, como lo fue por la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo : problema muy escuchado por los republicanos por oponerse con firmeza no bastante popular y porque los demócratas pueden hacer una bandera de medida. En este caso, sin embargo, el argumento se burla menos de la paranoia de los fanáticos religiosos de Iowa con el tema gay, y que luego durante la campaña electoral de los republicanos deben lavarse las manos, declarando la no interferencia con las decisiones individuales de los estados.

por -
8 13.262 vistas

Ahondando más en el tema de la marihuana (Cannabis) estoy llegando a la conclusión que, está pasando con esta planta lo mismo que con la stevia; esto es, si no la poseen las farmacéuticas (farmaMafias) o el Estado, entonces la prohíben.

Visto lo visto, y sabiendo que cualquier exceso es malo, y por supuesto, teniendo claro que, muchas personas son impetuosas, nerviosas, y en algunos casos, sin sentido del equilibrio; digo, “cualquier exceso es malo” pero los beneficios de esta maravillosa planta son muchos e incontables.

La marihuana es sobre todo una planta medicinal que ha sido prohibida en muchas regiones del mundo debido a sus propiedades psicotrópicas; y sin embargo son esas mismas propiedades psicotrópicas la que le otorgan a esta planta capacidades curativas en numerosas enfermedades, y por si fuese poco, especialmente notable es su efecto en el alivio del dolor.

A la conclusión que he llegado con una claridad que hasta un niño de cinco años puede entender es que “su uso promueve la salud si se consume de forma moderada” y “su abuso genera adicción y causa problemas en la concentración”… y uno se pregunta, ¿qué cosa en exceso no causa problemas?… .

Algunos usos medicinales/patologías:

Propiedades medicinales del Cannabis.

Estrés, ansiedad y depresión:
-Dificultad de desconectar.
-Ansiedad e irritabilidad.
-Agotamiento nervioso y depresión.
-Dependencia psíquica.
-Espasmos musculares.
-Reduce ataques epilépticos.
-Rebaja el estrés.

Insomnio:
-Ayuda a conciliar el sueño.
-Incrementa la calidad del sueño.
-Promueve un sueño profundo.
-Relaja los músculos.
-Reduce la ansiedad antes de caer dormido.

Digestión/falta de apetito:
-Incrementa el apetito.
-Ayuda la digestión.
-Combate la náusea y el vómito.
-Balancea la flora intestinal.
-Ayuda con los dolores estomacales y cólicos.
-Ayuda a prevenir el cáncer intestinal y de colon.
-Ayuda con los dolores menstruales.

Enfermedades auto-inmunes/cáncer.
-Considerable reducción del dolor.
-Anorexia y falta de apetito.
-Ayuda en casos de esclerosis.
-Ayuda con casos de epilepsia.
-Ayuda con el asma.
-Ayuda a prevenir el tumor y el cáncer.
-Alivia el dolor en la espalda, el reumatismo y el dolor en las junturas.
-Ayuda al sistema inmunológico y promueve la buena salud en general.

Corazón – Presión sanguínea – Circulación:
-Protege de las enfermedades cardiovasculares.
-Regula los problemas de presión alta.
-Balancea las funciones cardíacas.
-Cardioprotector.
-Reduce la presión alta.
-Reduce o controla los niveles del azúcar en la sangre.

Piel – Eccema – Cabello – Ojos.
-Muy efectivo para pieles secas.
-Piel irritada.
-Combate arrugas y efectos de la edad.
-Ayuda en las alergias de la piel.
-Fortalece y mejora el tono del cabello.
-Previene la glaucoma.

Y ya para finalizar, y como todo en la vida, estos son los efectos no deseados si se usa en exceso:

Efectos no deseados – Peligros – El lado oscuro.
-Mala percepción del tiempo y el espacio.
-Riesgo de sobre excitación.
-Incrementa las palpitaciones.
-Sensación de perder el control.
-Desconexión del tiempo presente y laxitud en las respuestas que deberían ser inmediatas (en el momento de la acción).
-Algunas alucinaciones.
-No es recomendable para personas con la presión baja.
-Pérdida de memoria y concentración.
-Reduce la ambición y la motivación.
-Sudoración, sofocos y pérdida de apetito.
-Debilidad del sistema inmune.

En resumen, en la misma forma en que beneficia al organismo lo podría perjudicar “sí” se abusa de su consumo. Si repasamos la parte dedicada a los efectos no deseados vemos con claridad que, precisamente en todo lo que le mejora su consumo normal (no soy especialista y no podría decir cuánto es la medida optima, pero digamos que lo normal es lo que tu cuerpo sea capaz de somatizar positivamente), digo, que el uso excesivo genera el efecto contrario de todo lo positivo que su consumo moderado genera.

Por  Marisol de Cón Alvarez 

por -
0 626 vistas

La marihuana o cannabis sativa es una planta de color verde como la mayoría de éstas, pero, a su alrededor tiene una aura “verde dolar” que éso si que es especial en comparación con otras plantas.

Nos están llegando una gran cantidad de noticias desde el país más capitalista del mundo en el que la industria que rodea o que está relacionada con la planta del cannabis es como un gran polo magnético que atrae dolares e inversores por doquier. Que querrá decir ésto.

Cuando los grandes gurus de la economía mundial hablan de que la industria de la marihuana moverá más dinero que el mercado de los smartphones, la noticia en un primer momento nos hace pensar ¿donde vais alucinados, que habréis fumado?. Pero, cuando te detienes a pensar y deducir tranquilamente, te das cuenta de que no están para nada equivocados estos futurólogos de la economía.
El alcohol y el tabaco son sustancias muy consumidas en todo el mundo por una gran cantidad de millones y millones de ciudadanos, se dice que la marihuana tendría el tercer puesto de consumo de este tipo de sustancias. La diferencia entre ellas es que las anteriores son legales y la marihuana es ilegal por ahora. Esta última condición del cannabis empieza a desmoronarse hacia la tendencia de la legalidad y claro, si la tercera de éstas sustancias más usadas puede pasarse a la legalidad con todo lo que económicamente eso supone, solo hay que sacar números.

Consumo lúdico o recreativo

Por poner un ejemplo, marcas con contenido alcohólico tan importantes como Budweiser o Jack Daniels no existían en Estados Unidos a principios del siglo pasado, era ilegal el alcohol allí. Ahora son legales y su uso recreativo ha proporcionado que detrás de esas marcas existan imperios económicos de miles de millones.
El tabaco, otra sustancia de consumo lúdico por las grandes masas, también tiene a sus espaldas otros grandes imperios del dólar y otros billetes verdes.
¿Y la tercera sustancia en discordia? ¿qué habrá detrás de su industria en los próximos años? Tengamos en cuenta que su legalización ya se puede ver al final del túnel y, en algunos países o estados ya han llegado a esa salida. Hagamos cálculos.

Consumo Medicinal

Si ya existen grandes empresas en Estados Unidos que tiene el cannabis como protagonista, éste no ha sido un protagonista del uso recreativo sino de uso medicinal. Las empresas relacionadas con la marihuana medicinal están cotizando en bolsa y parece ser que con muy grandes expectativas. Además, una gran mayoría de estas empresas médicas aún se están preparando para salir a bolsa y con todas las noticias que ponen al cannabis como un prometedor remedio para un sin fin de patologías o dolencias, hacen muy atractiva la inversión en ellas. En continentes como el europeo o América latina esta industria todavía no está desarrollada, más bien está en pañales. Por lo tanto, un sector medicinal que está virgen y por explotar y que ya las empresas han puesto sus ojos.

El cáñamo o hemp

Ahora resulta que este cultivo está resurgiendo con más fuerza que nunca, a su uso de fibras, textil, aceites, alimentación, ecología, construcción, limpieza de tierras y más, debemos unirle su uso también medicinal. Se está redescubriendo el cultivo del cáñamo (cannabis sativa) y gracias a ello, se está dando una oportunidad al campo y a sus habitantes rurales. Me gusta.

Los informadores de gobiernos de los países deben pasar estar información y tendencia, los estados no deben posicionarse en contra, más bien, deben fijarse en los que ya se han puesto a trabajar en este tema. Si la propensión de esta nueva industria o sector es real o no, basta con echar una mirada a las noticia económicas que nos llegan de la capital de la industria económica mundial que no es el exótico país de Nepal. Por Mac

por -
0 1.889 vistas

Por Héctor Aguilar Camín – Cheryl Shunan es una de las pequeñas celebridades traídas a la escena por la legalización de la marihuana en Estados Unidos, donde la yerba puede sembrarse y consumirse con “fines terapéuticos” en 22 estados.

El mercado legal de la marihuana en Estados Unidos empieza a ser una fiesta de consumo y glamour. El mismo mercado en México es de persecución y cárcel.

El magazine de The New York Times presentó la semana pasada un largo perfil de la llamada “Reina de la canabis de Beverly Hills” Es una rubia cincuentona llamada Cheryl Shunna, que viaja en un Ferrari rojo y surte de “marihuana terapéutica a todos los socios del Perennial Holistic Wellness Center”.

Cheryl acude regularmente a fiestas en mansiones de la ciudad. Ofrece ahí sus variantes de canabis como menús de un buffet.

El Centro tiene 50 miembros Premium y 1,700 suscriptores “sociales”. Todos se benefician de una plantación de 64 acres, unas veinticinco hectáreas, donde Cheryl y su socio, Sam Humeid, el dueño del Centro, cultivan legalmente mariguana.

Shunan es una de las pequeñas celebridades traídas a la escena por la legalización de la marihuana en Estados Unidos, donde la yerba puede sembrarse y consumirse con “fines terapéuticos” en 22 estados (de 50). Sin restricción ninguna, puede producirse y venderse en otros cuatro: Alaska, Oregon, Washington  y Colorado, así como en el Distrito de Columbia, que aloja a la ciudad de Washington.

El valor comercial de un kilómetro cuadrado de marihuana se estima hoy en Estados Unidos en 47 millones, 660 mil dólares . Durante el primer año de legalización en Colorado, se recaudaron 6 millones de dólares de impuestos por la venta de marihuana

En México seguimos persiguiendo draconianamente una yerba que ya es legal en el país que nos obligó a perseguirla.

En 2014, la Asamblea del DF fracasó en su intento de despenalizar el consumo en la ciudad. En 2013, fueron encarceladas en la misma ciudad cerca de tres mil personas por portación de marihuana.

Un año antes, en 2012, había 29 mil presos federales por delitos contra la salud. De ellos, 17 mil por marihuana.

Las reinas de la cannabis mexicana o están siendo perseguidas o están presas.

Por Héctor Aguilar Camín

por -
5 2.673 vistas

Por ahora, el cannabis es legal en los EEUU en dos estados, Colorado y Washington, y pronto será despenalizado en Oregon y Alaska. Además, el cannabis medicinal es legal en 23 estados norteamericanos. Probablemente, más estados legalizarán el cannabis lo que hará que el acceso a la marihuana sea más libre. Dado esto, hay que preguntarse, ¿la legalización de la marihuana aumentará la adicción y el uso?

La respuesta: probablemente no.

Debido a que los síntomas de la abstinencia de la marihuana son más leves en comparación con otras drogas, la gente a menudo creen que la marihuana no es adictiva. Los que dejan de usarla generalmente experimentan signos fisiológicos bastante sutiles de abstinencia tales como un pulso ligeramente elevado, irritabilidad y ansiedad. Estos síntomas son mucho menos evidentes o poderosos que los que se observan cuando una persona adicta al alcohol, analgésicos o tranquilizantes de repente deja de usar estas sustancias.

La mejor estimación es que un 9% de los consumidores de marihuana son dependientes. Eso es menos que los consumidores de tabaco (32%) y de alcohol (aproximadamente 10-15%) que se vuelven adictos a dichos productos.

Si alguien es muy joven cuando prueba la marihuana por la primera vez, es más probable que esa persona se vuelva adicta a esta sustancia más adelante. Dado esto, es probable que los que comenzaron a consumir la marihuana siendo adolescentes, tengan experiencias con síntomas de abstinencia si dejan de usarla de repente. Ellos también son más proclives a sufrir depresión y ansiedad, ya que nuestros cerebros siguen desarrollándose hasta  mediados o finales de los 20 años.

Un estudio grande encontró que el uso del cannabis entre adolescentes no ha aumentado en los estados que han legalizado la marihuana medicinal. Desde que el estado de Colorado legalizó el cannabis en 2013, los reportes muestran que el consumo de cannabis sigue disminuyendo, como parte de un desarrollo nacional.

Además, tenemos como ejemplo un país donde el uso de las drogas fue descriminalizado hace más de una década: Portugal, que despenalizó el uso de drogas en 2001. En este país europeo no se penaliza a los consumidores de drogas, en vez de esto, se les ofrece rehabilitación y tratamiento. El resultado: una década después, se había disminuido el uso de drogas en la mitad en el país. Especialmente entre los jóvenes, las tasas de prevalencia de consumo de marihuana disminuyó de 26% en 2001, a 19% en 2006.

Esto no quiere decir que el mal uso de drogas en general, y el cannabis en particular, sea benigno. Las drogas son adictivas y pueden dañar el desarrollo cerebral. Despenalizar o legalizar el uso de drogas tiene sentido porque reduce la tasa de crímenes casi inmediatamente, libera a la policía para trabajar con asuntos más graves y, puede resultar  en una disminución en las tasas de consumo.