Etiquetas Posts etiquetados con "Opinión"

Etiqueta: Opinión

por -
0 183 vistas

La marihuana o cannabis sativa es una planta de color verde como la mayoría de éstas, pero, a su alrededor tiene una aura “verde dolar” que éso si que es especial en comparación con otras plantas.

Nos están llegando una gran cantidad de noticias desde el país más capitalista del mundo en el que la industria que rodea o que está relacionada con la planta del cannabis es como un gran polo magnético que atrae dolares e inversores por doquier. Que querrá decir ésto.

Cuando los grandes gurus de la economía mundial hablan de que la industria de la marihuana moverá más dinero que el mercado de los smartphones, la noticia en un primer momento nos hace pensar ¿donde vais alucinados, que habréis fumado?. Pero, cuando te detienes a pensar y deducir tranquilamente, te das cuenta de que no están para nada equivocados estos futurólogos de la economía.
El alcohol y el tabaco son sustancias muy consumidas en todo el mundo por una gran cantidad de millones y millones de ciudadanos, se dice que la marihuana tendría el tercer puesto de consumo de este tipo de sustancias. La diferencia entre ellas es que las anteriores son legales y la marihuana es ilegal por ahora. Esta última condición del cannabis empieza a desmoronarse hacia la tendencia de la legalidad y claro, si la tercera de éstas sustancias más usadas puede pasarse a la legalidad con todo lo que económicamente eso supone, solo hay que sacar números.

Consumo lúdico o recreativo

Por poner un ejemplo, marcas con contenido alcohólico tan importantes como Budweiser o Jack Daniels no existían en Estados Unidos a principios del siglo pasado, era ilegal el alcohol allí. Ahora son legales y su uso recreativo ha proporcionado que detrás de esas marcas existan imperios económicos de miles de millones.
El tabaco, otra sustancia de consumo lúdico por las grandes masas, también tiene a sus espaldas otros grandes imperios del dólar y otros billetes verdes.
¿Y la tercera sustancia en discordia? ¿qué habrá detrás de su industria en los próximos años? Tengamos en cuenta que su legalización ya se puede ver al final del túnel y, en algunos países o estados ya han llegado a esa salida. Hagamos cálculos.

Consumo Medicinal

Si ya existen grandes empresas en Estados Unidos que tiene el cannabis como protagonista, éste no ha sido un protagonista del uso recreativo sino de uso medicinal. Las empresas relacionadas con la marihuana medicinal están cotizando en bolsa y parece ser que con muy grandes expectativas. Además, una gran mayoría de estas empresas médicas aún se están preparando para salir a bolsa y con todas las noticias que ponen al cannabis como un prometedor remedio para un sin fin de patologías o dolencias, hacen muy atractiva la inversión en ellas. En continentes como el europeo o América latina esta industria todavía no está desarrollada, más bien está en pañales. Por lo tanto, un sector medicinal que está virgen y por explotar y que ya las empresas han puesto sus ojos.

El cáñamo o hemp

Ahora resulta que este cultivo está resurgiendo con más fuerza que nunca, a su uso de fibras, textil, aceites, alimentación, ecología, construcción, limpieza de tierras y más, debemos unirle su uso también medicinal. Se está redescubriendo el cultivo del cáñamo (cannabis sativa) y gracias a ello, se está dando una oportunidad al campo y a sus habitantes rurales. Me gusta.

Los informadores de gobiernos de los países deben pasar estar información y tendencia, los estados no deben posicionarse en contra, más bien, deben fijarse en los que ya se han puesto a trabajar en este tema. Si la propensión de esta nueva industria o sector es real o no, basta con echar una mirada a las noticia económicas que nos llegan de la capital de la industria económica mundial que no es el exótico país de Nepal. Por Mac

por -
0 359 vistas

Por Héctor Aguilar Camín – Cheryl Shunan es una de las pequeñas celebridades traídas a la escena por la legalización de la marihuana en Estados Unidos, donde la yerba puede sembrarse y consumirse con “fines terapéuticos” en 22 estados.

El mercado legal de la marihuana en Estados Unidos empieza a ser una fiesta de consumo y glamour. El mismo mercado en México es de persecución y cárcel.

El magazine de The New York Times presentó la semana pasada un largo perfil de la llamada “Reina de la canabis de Beverly Hills” Es una rubia cincuentona llamada Cheryl Shunna, que viaja en un Ferrari rojo y surte de “marihuana terapéutica a todos los socios del Perennial Holistic Wellness Center”.

Cheryl acude regularmente a fiestas en mansiones de la ciudad. Ofrece ahí sus variantes de canabis como menús de un buffet.

El Centro tiene 50 miembros Premium y 1,700 suscriptores “sociales”. Todos se benefician de una plantación de 64 acres, unas veinticinco hectáreas, donde Cheryl y su socio, Sam Humeid, el dueño del Centro, cultivan legalmente mariguana.

Shunan es una de las pequeñas celebridades traídas a la escena por la legalización de la marihuana en Estados Unidos, donde la yerba puede sembrarse y consumirse con “fines terapéuticos” en 22 estados (de 50). Sin restricción ninguna, puede producirse y venderse en otros cuatro: Alaska, Oregon, Washington  y Colorado, así como en el Distrito de Columbia, que aloja a la ciudad de Washington.

El valor comercial de un kilómetro cuadrado de marihuana se estima hoy en Estados Unidos en 47 millones, 660 mil dólares . Durante el primer año de legalización en Colorado, se recaudaron 6 millones de dólares de impuestos por la venta de marihuana

En México seguimos persiguiendo draconianamente una yerba que ya es legal en el país que nos obligó a perseguirla.

En 2014, la Asamblea del DF fracasó en su intento de despenalizar el consumo en la ciudad. En 2013, fueron encarceladas en la misma ciudad cerca de tres mil personas por portación de marihuana.

Un año antes, en 2012, había 29 mil presos federales por delitos contra la salud. De ellos, 17 mil por marihuana.

Las reinas de la cannabis mexicana o están siendo perseguidas o están presas.

Por Héctor Aguilar Camín

por -
5 2.499 vistas

Por ahora, el cannabis es legal en los EEUU en dos estados, Colorado y Washington, y pronto será despenalizado en Oregon y Alaska. Además, el cannabis medicinal es legal en 23 estados norteamericanos. Probablemente, más estados legalizarán el cannabis lo que hará que el acceso a la marihuana sea más libre. Dado esto, hay que preguntarse, ¿la legalización de la marihuana aumentará la adicción y el uso?

La respuesta: probablemente no.

Debido a que los síntomas de la abstinencia de la marihuana son más leves en comparación con otras drogas, la gente a menudo creen que la marihuana no es adictiva. Los que dejan de usarla generalmente experimentan signos fisiológicos bastante sutiles de abstinencia tales como un pulso ligeramente elevado, irritabilidad y ansiedad. Estos síntomas son mucho menos evidentes o poderosos que los que se observan cuando una persona adicta al alcohol, analgésicos o tranquilizantes de repente deja de usar estas sustancias.

La mejor estimación es que un 9% de los consumidores de marihuana son dependientes. Eso es menos que los consumidores de tabaco (32%) y de alcohol (aproximadamente 10-15%) que se vuelven adictos a dichos productos.

Si alguien es muy joven cuando prueba la marihuana por la primera vez, es más probable que esa persona se vuelva adicta a esta sustancia más adelante. Dado esto, es probable que los que comenzaron a consumir la marihuana siendo adolescentes, tengan experiencias con síntomas de abstinencia si dejan de usarla de repente. Ellos también son más proclives a sufrir depresión y ansiedad, ya que nuestros cerebros siguen desarrollándose hasta  mediados o finales de los 20 años.

Un estudio grande encontró que el uso del cannabis entre adolescentes no ha aumentado en los estados que han legalizado la marihuana medicinal. Desde que el estado de Colorado legalizó el cannabis en 2013, los reportes muestran que el consumo de cannabis sigue disminuyendo, como parte de un desarrollo nacional.

Además, tenemos como ejemplo un país donde el uso de las drogas fue descriminalizado hace más de una década: Portugal, que despenalizó el uso de drogas en 2001. En este país europeo no se penaliza a los consumidores de drogas, en vez de esto, se les ofrece rehabilitación y tratamiento. El resultado: una década después, se había disminuido el uso de drogas en la mitad en el país. Especialmente entre los jóvenes, las tasas de prevalencia de consumo de marihuana disminuyó de 26% en 2001, a 19% en 2006.

Esto no quiere decir que el mal uso de drogas en general, y el cannabis en particular, sea benigno. Las drogas son adictivas y pueden dañar el desarrollo cerebral. Despenalizar o legalizar el uso de drogas tiene sentido porque reduce la tasa de crímenes casi inmediatamente, libera a la policía para trabajar con asuntos más graves y, puede resultar  en una disminución en las tasas de consumo.

por -
0 268 vistas

1. Oregon, Plan de Alaska y prepararse para la marijuana legal

En noviembre 2014 , Oregon y Alaska siguieron a Washington y Colorado en la legalización de la marihuana recreativa.
Cada medida electoral obliga al Estado a diseñar y construir un mercado comercial dentro de sus límites. Cada medida de sus respectivas legislaturas estatales y sus organismos reguladores del alcohol para trabajar juntos en el diseño de los reglamentos que rigen la marihuana legal, esto será en el 2015. Será importante mirar las normas de regulación que se establezcan en Oregon y Alaska en este nuevo ámbito de la política. Estas reglas también pueden determinar el éxito o el fracaso de las políticas de marihuana en cada estado, y el camino tomado también ofrecerá una luz a esta política expansiva para ver cómo los estados están aprendiendo el uno del otro..
Por último, y de particular interés, Oregon se convertirá en el primer estado en legalizar la marihuana, compartiendo una frontera con un estado (WA) que ya ha aprobado la legalización.

2. Identificación de los siguientes Estados que van a legalizar la marihuana

En comparación con el 2014, el 2016 puede tener un ambiente político más favorable para los estados que buscan poner iniciativas de legalización en la boleta electoral, y el 2015 será muy importante para esos esfuerzos.  Los Estados en esta carrera de legalización (incluso Florida para la marihuana medicinal) nos han demostrado que las iniciativas electorales son caras, necesitan mucha mano de obra, y requieren una amplia planificación por parte de los partidarios y opositores. Aquellos que tratan de promover la causa de la legalización en el 2016 comenzarán con la organización de los sectores populares, la planificación de unidades para la firma, la contratación de personal, coordinación de voluntarios, redacción y difusión de texto electoral y recaudación de dinero.
El 2015 mostrará qué estados son serios acerca de estos esfuerzos para el 2016. Se espera ampliamente que California avance con su iniciativa , y Florida pueda intentar otra aprobación de la marihuana medicinal, después de no haberlo conseguido en el 2014. Otros estados también pueden seguir a Florida. Como resultado de ello, para comprender mejor que iniciativas electorales empujar , seguir el dinero, al personal y los voluntarios y a llas campañas en los medios de comunicación) en el 2015.

3. Política del Cannabis y Acción Legislativa del Estado

En algunos estados, el proceso para la iniciativa electoral no es tan atractivo para quienes buscan el cambio en todo el estado. Como resultado, el campo de batalla para la promulgación de artículos como la legalización de la marihuana recreativa o médica no esta en las urnas, está en la legislatura estatal. Como comience el 2015, será crucial identificar las propuestas legislativas estatales que impliquen políticas de marihuana y controlar su progreso durante las sesiones legislativas. Esos esfuerzos incluirán la legalización recreativa, la despenalización o legalización médica. Algunos estados, como Tennessee, pueden considerar relajar la prohibición de la producción de cáñamo. Sin embargo, en otros estados, las propuestas legislativas pueden tratar de reafirmar o clarificar las prohibiciones legales sobre la marihuana.

4. El cannabis y los Tribunales

descargaEn el 2014, hubo demandas múltiples que rodean las políticas de marihuana y que se puede saber su resultado en el 2015. Un caso de Colorado, en el que un empleado está desafiando la legalidad por dar positivo por marihuana por consumir con fines médicos se decidirá pronto. En el 2013, el Tribunal de Apelaciones de Colorado confirmó el derecho del empleador a despedir al empleado, ya finales de 2014, la Corte Suprema de Colorado escuchó los argumentos orales del caso. Su decisión es probable que resuelva la cuestión de pruebas de consumo de marihuana hechas por el empleador.
Además, Nebraska y Oklahoma demandaron a Colorado por legalizar la marihuana, alegando que el Estado está violando la ley federal y causando una carga a los estados fronterizos. La demanda fue presentada directamente ante la Corte Suprema de Estados Unidos, ya que la Corte tiene jurisdicción sobre los conflictos entre los estados. ¿Cómo maneje la Corte Suprema esta presentación se arrojará luz sobre la voluntad de los tribunales federales para participar en este ámbito de actuación en la actualidad y en el futuro.

5. Las respuestas a las preguntas sobre la política de marihuana de DC

Como Oregón y Alaska, Washington DC legalizó la marihuana en la jornada electoral del 2014. Sin embargo, desde que la Iniciativa 71 pasó, muchas preguntas se han planteado. La Iniciativa 71 que legaliza los “homegrows” para marihuana recreativa , dejaron al Consejo DC encargado de la creación de un mercado comercial y del sistema regulatorio. La legislación en este sentido fue está en obras, pero se complicó cuando el escrito del representante. Andy Harris (R-MD),trató de neutralizar Iniciativa la 71 y prevenir a DC de la legalización de la marihuana.
Sin embargo, el escrito del movimiento simplemente impide al distrito la formación de un mercado comercial y su régimen normativo, mientras que guardarsilencio sobre el derecho de los residentes de DC a cultivar en casa marihuana. La claridad sobre el futuro de las políticas de marihuana en DC casi seguro que se dejará a los tribunales federales. Los desafíos legales se despejaran en el 2015 año en el que comienza ese proceso.
Además, bajo la Ley de Autonomía del Distrito de Columbia , el Distrito debe transmitir la Iniciativa 71 al Congreso, donde el Congreso tiene la oportunidad de tumbar la medida. Si el Congreso lo hace, la cuestión se resolverá en gran medida; si no lo hacen, complica aún más la orientación del Distrito sobre el tema. La inacción del Congreso probablemente estimulará los esfuerzos adicionales para la claridad de los tribunales.

6. Colorado y Washington (y Uruguay) Continuar Legalización

descargaLos dos primeros estados en legalizar la marihuana recreativa continuará su experimento en el 2015. En Colorado, los esfuerzos para hacer frente a los problemas alrededor de los comestibles, pruebas de productos, y cultivos caseros estarán en el orden del día. De hecho, el grupo encargado de trabajo sobre comestibles envió una serie de recomendaciones a la legislatura estatal, después de no poder ponerse de acuerdo en un conjunto unificado de sugerencias. La nueva sesión legislativa en Colorado concluye en mayo, lo que significa que vamos a poder ver la acción (o inacción ) en los primeros meses del año.
Washington, se enfrentará a preguntas acerca de la oferta de marihuana a de los tipos de mercado y de impuestos, los cuales afectan seriamente el precio de la marihuana legal. El desafío de la política de Washington se enfrenta a que la marihuana recreativa podría ser demasiada costosa y llevaría a los consumidores al mercado negro, la manera en que el Estado haga frente será otro elemento importante que se verá en este 2015.
En el frente internacional, Uruguay seguirá con su propia implementación de la marihuana legal . Hasta ahora, ha habido baches en el camino del país de América Latina que se convierte en el primer país del mundo en legalizar. El país está trabajando duro para preparar la burocracia y una base de consumidores para el experimento. Al mismo tiempo, Uruguay seguirá avanzando en este ámbito con el Presidente electo Tabaré Vásquez que vuelve al poder en marzo y mientras toma un enfoque cuidadoso y escéptico para el despliegue. La eficacia de la aplicación de Uruguay y la paciencia del nuevo presidente para el proceso serán centro de atención en el 2015.

7. Datos, Datos, Datos

Cualquiera de los defensores partidarios o adversarios de políticas marihuana hacen afirmaciones concluyentes con pocos datos. La realidad es que es demasiado pronto, no hay datos suficientes y las líneas de base por el que varios datos se comparan son imperfectos.
¿Los datos sobre el uso, la salud pública, la seguridad pública, la seguridad del tráfico, la delincuencia, la aplicación, etc., nos dicen algo? Absolutamente. Sin embargo, están muy lejos de contar toda la historia. En cambio, la paciencia es la clave. El 2015 (y años posteriores) ofrecerá flujos constantes de datos de Colorado y Washington, y eventualmente de otros estados. Con el tiempo, vamos a tener una mejor idea sobre el impacto de la legalización de la marihuana recreativa en indicadores sociales clave.
Así, no sacar conclusiones basadas en los datos hasta el momento. En su lugar, esperar a ver qué datos adicionales nos da el tiempo. Un buen propósito para el Año Nuevo para los observadores de la política de marihuana será: una respiración profunda y pensar en datos empíricamente, no emocionalmente.

8. Los candidatos presidenciales y cannabis

descargaUna certeza sobre el 2015 es que marcará el inicio de la campaña presidencial del 2016 en EEUU. Mientras los demócratas esperan oír la decisión de Hillary Clinton, un montón de republicanos se están alineando (en voz baja o de otro tipo) para tener el éxito Barack Obama. El próximo presidente puede tener un impacto sustancial en las políticas de marihuana en los Estados Unidos. En este momento, los experimentos en Colorado y Washington siguen procediéndose, sin la intervención del gobierno federal a causa de un acuerdo informal entre el Departamento de Justicia y los Estados. Tal política podría revertirse el el 20 de enero del 2017, con un nuevo presidente con una posición diferente con la marihuana.
Como docenas de estados han aprobado la marihuana medicinal, y ahora cuatro estados y Washington DC han aprobado la marihuana recreativa, la política del cannabis absolutamente será parte de las conversaciones en el 2016 y esa conversación se inicia este año. ¿Qué es tan fascinante de la política de la marihuana y que a diferencia de la mayoría de temas no cae perfectamente a lo largo de las líneas de los partidos? Algunos demócratas y republicanos la apoyan y otros demócratas o republicanos se oponen a ella. Hasta el momento, los posibles candidatos han sido callados sobre el tema, con algunas excepciones. El gobernador de Texas Rick Perry ha discutido abiertamente la despenalización. El senador de Kentucky Rand Paul ha hablado de la necesidad de reforma las políticas de drogas. El ex secretario de Estado estadounidense, Hillary Clinton, ha dado a entender que ella se siente cómoda dejando que los estados experimenten como han hecho.
Aquellos que estén considerando una carrera por la Casa Blanca deben ser capaces de permanecer quietos u ofrecer consejos a sus opiniones políticas sobre la marihuana. Sin embargo, como los candidatos declaran, los periodistas están buscando ganchos de noticias, los votantes comienzan a dirigir a los que dirigen y los asesores de debate comienzan a salpicar con preguntas a aspirantes a presidentes, la marihuana seguramente se convertirá en un grave problema de una manera que no lo ha hecho en las campañas presidenciales anteriores . Las próximas elecciones no serán simplemente una discusión sobre si un candidato ha inhalado marihuana en el pasado, sino de cómo un presidente tratará a los que opten por inhalar en el futuro.   Articulo completo aquí

 Por Jhon Hudak

John Hudak es un compañero en Estudios de Gobierno y Jefe de Redacción de blog FixGov . Su investigación examina las cuestiones del poder presidencial en los contextos de la administración, el personal y las políticas públicas

por -
0 1.498 vistas

La nación de Uruguay legalizó la marihuana, mas o menos, al mismo tiempo que Colorado y el estado de Washington, pero la imagen allí en muy diferente. Las leyes exigen un mercado estatal y el gobierno de Uruguay a puesto un precio bastante módico al gramo de marihuana. Este podrá conseguirse por 1 dolar.

Esto es una socialización del cannabis, y esta entendida como un movimiento para destripar a los cárteles. Pero, ¿Hay aquí algo interesante para inversores estadounidenses?

Nada es inmediatamente obvio, sin embargo, algunas compañías, incluyendo Plandaí Biotecnología han establecido recientemente instalaciones de crecimiento y pruebas allí.

La gran escena, sin embargo, es que hay más de una manera de organizar la nueva industria.

La fase de creación de cualquier gran empresa es el momento en el que surgen las grandes y típicas preguntas. Qué pasa ahora , la próxima semana o el próximo mes son probablemente las que mas se nos repiten de forma permanente. Las elecciones son importantes porque cada modelo económico apoya diferentes objetivos sociales .

A pesar de que hay muchas alternativas, merece la pena examinar las tres opciones posibles:
-El modelo Uruguayo
-El modelo basado en: Cultivar y Compartir
-El modelo que apoya el tratarla como el alcohol, en cuanto a impuestos y regulación ( Este último apoyado por el proyecto de políticas sobre la marihuana).

Una industria estatal de EEUU.

Uruguay es el país más progresista de América Latina , donde el consumo de drogas nunca ha sido ilegal, pero donde la venta legal tampoco es muy popular . Sin antecedentes de prohibición , la marihuana es un problema, el cual tras presentarlo, provoca el encogimiento de hombros de la mayoría. La legalización es esencialmente una nota a pie de página en una historia que ha incluido una dictadura militar y la llamada “guerra sucia” en la que miles de sudamericanos han desaparecido.

Conforme a la ley recientemente promulgada, los individuos pueden cultivar hasta seis plantas en casa o unir una cooperativa de crecimiento con no más de 45 individuos. Comenzando en marzo, las farmacias también podrán vender marihuana controlada por el Estado a consumidores registrados. El objetivo, como describió el ex-Presidente Jose Mujica, es pura y llanamente el de poner a los cárteles fuera del negocio.

Hasta la legalización en Colorado y Washington , la marihuana también era, al menos en teoría, una industria estatal en los EE.UU. , con la únicas instalaciónes de cultivo legal a cargo de la Agencia de Control de Drogas. El objetivo era claramente la prohibición , lo que hacia muy difícil la investigación y el aprendizaje alrededor de la planta.

Más relevante , quizás, son las licorerías estatales que existen en más de un tercio de los EE.UU. Aunque el motivo inicial pudo haber sido eliminar el afán de lucro de la venta de alcohol, (durante la era de la templanza, el alcohol también se vendió sólo en “dispensarios”) la razón por la que sigue el control estatal son, probablemente, los ingresos que generan las ventas de alcohol .

En cualquier caso, tanto la fuerza como la debilidad del control del Estado pueden ser la determinación con la cual un objetivo puede ser perseguido con la que se puede perseguir un objetivo declarado. Y normalmente, esta es fuerte y nada flexible.

Cultivar y dar.

Washington, DC, se encuentra ahora en un submundo extraño donde parece ser legal el uso y desarrollo de la marihuana recreativa, dentro de unos límites, pero no para comprar o vender. Suponiendo que este sea un sistema aplicable, ¿qué pretenden conseguir? ¿Regalos de corazón abierto y trueque?

Marcos Kleiman sugirió que el modelo de cultivar y dar puede ser una manera de evitar el exceso de consumo, aunque no está del todo claro cómo un producto que es barato y no reglamentado, apoyaría un uso razonable. Como alternativa, se propone que la producción y la venta se limitará a las cooperativas propiedad de los consumidores, sin fines de lucro, empresas, o corporaciones de beneficio público, propiedad de accionistas, cuyos fines incluirían la promoción de un consumo moderado y cuyos consejos incluirían expertos en salud pública, pediatría ,y la prevención del abuso de drogas. Bajo este modelo, la regulación de la marihuana se convertiría en el negocio de las organizaciones sin ánimo de lucro, tanto como el cuidado de los pobres se ha desplazado desde el gobierno a las iglesias.

¿Qué podría salir mal con este modelo?

No está claro que el mundo sin ánimos de lucro sea totalmente desinteresado, o vaya funcione correctamente. Un modelo económico que excluye el intercambio de moneda no es realmente un modelo económico. Es una invitación para el comercio ilegal. Dependiendo de la predicación pública para disuadir la intoxicación también se podría ver como una ligera versión de: “Dí que no a las drogas”. Esta es una abdicación de la responsabilidad pública. Se deja la puerta abierta a los malos actores .

Tributar y regular como el alcohol.

Este es el modelo para muchas de las legislaciones estatales . Se evita los riesgos de control unilaterales ; conserva el afán de lucro y las oportunidades para la inversión. Como un artículo de fe capitalista , esto podría conducir a una reducción de precios y a un aumento de la calidad.

Esta, también es tachada en ocasiones de teoría errónea. Tanto si se elimina el mercado negro, el precio de venta al público, dependería de la política fiscal, entre otras cosas. También no hay ninguna razón en particular para suponer que el comercio legal fomentará la moderación, incluso si los ingresos fiscales están dirigidos hacia la educación y rehabilitación de drogas . Existe también el riesgo de la creación de monopolios, los cuales ya se han apresurado a señalar aquellos que se preocupan por la historia de las grandes tabacaleras, de la industria del alcohol o de la farmacéutica .

Para poner esto en perspectiva , vale la pena tocar base con el Cole memorandum , aquí . La directiva de este departamento de Justicia establece ocho prioridades para la aplicación de las nuevas leyes relacionadas con la marihuana . El memo es más que un mensaje de “manos arriba” para la aplicación de las leyes. Es un muy buen, aunque incompleto , intento de describir las prioridades de la sociedad – proteger a los menores , conservar los terrenos y espacios públicos y el crimen organizado. El punto aquí, sin embargo , es que hay ocho de ellos. Los inversores y los empresarios podrían añadir unos cuantos más. Ganar dinero no es una cosa mala.

Ocho, doce, catorce.

Esa es la fuerza del modelo de tributar y regular. Tanto el modelo de control del Estado como el modelo que podría describirse como el modelo de: Amor, paz y felicidad, tienen sus encantos, pero para el largo plazo , un sistema relativamente uniforme de tasación y regulación de la industria de la marihuana recreativa parece como la alternativa que combina la potencia y la flexibilidad . Dentro de diez años sabremos .

Por Ana Wallace

por -
0 1.372 vistas

Mientras en algunos países te pueden enviar a la cárcel durante muchos años por consumir marihuana, en otros como Estados Unidos, ese mismo consumo te mete de lleno en el saco de las ofertas para menús, por ser consumidor.

Si, hace unos días, un directivo de la cadena de comida rápida norteamericana Burguer King lanzaba a los medios de comunicación sus nuevos menús para los “stoners” (forma de llamar e identificar a los fumetas en los países de habla anglosajona).

El directivo Bill Baron, CEO de Burguer King, dijo “seamos realistas, no somos los primeros en hacer esto” y tenía mucha razón, cadenas como Taco Bell ya utilizan este tipo de reclamo y y su nueva salsa picante Sriracha de Papa John dice “Tengo el deseo de picar malas hierbas. Además otro ejemplo es el de un restaurante de suhsi de éxito que tiene la marihuana como otro nuevo ingrediente en varios de sus platos.

Para los seleccionados

Y es que la cantidad de usuarios de marihuana es bastante numerosa y ésta, como efecto secundario da mucha hambre. Las empresas de comida rápida se han dado cuenta de esta característica de los usuarios de cannabis y quieren cubrir este espacio. En este caso una de las compañías lideres a nivel mundial de la hamburguesa ya se han puesto “manos a la obra” y sencillamente con sus menús “Stoned Selection” quieren cubrir este aspecto. Bill Baron comentó a los medios que estos menús estarían dispuestos a partir de la 1:00 de la madrugada y nacían para dar un servicio especial a unas personas que sus establecimientos ya estaban percibiendo.La industria legal de la marihuana está abriendo un sin fin de posibilidades nuevas que los empresarios no pueden desatender, y en este caso, el apetito voraz que produce el consumo de marihuana puede ser otro filón para las empresas especializadas en la restauración y hostelería.

Las pizzas con cannabis también son otra incursión de la marihuana en la industria gastronómica (ya hay varias pizzerias que ofrecen cannabis en sus pizzas) y aunque no es lo mismo apaciguar el gran apetito producido por el consumo de marihuana que utilizar el cannabis como ingrediente en tus platos o comida, es muy evidente que esta planta, va y está, muy relacionada con el hambre y como ingrediente muy exclusivo.

Servicio para stoners

El consumo de cannabis produce en la mayoría de los casos un hambre atroz y obviamente también “coloca”, es por eso que cuando el directivo de la cadena de comida rápida lanzaba a la prensa su propuesta en menús, también anunciaba la facilidad de utilización del servicio para “stoners” a partir de la media noche. De hecho al acortamiento de productos en el menú también se les uniría una forma más sencilla de demanda. Evidentemente a esas horas y “con el humo en el cuerpo” todo lo que sea facilitar la demanda del menú será agradecida.

La industria que no es del cannabis está empezando a mirar a la marihuana o a sus consumidores como un nuevo y potente nicho de mercado para sus productos. Los consumidores de cannabis se cuentan por millones y claro, las grandes, medianas o pequeñas empresas no pueden dejar de lado a este consumidor que se encuentra en todos los estratos de sociedad, desde los pobres a los ricos y por supuesto pasando por la acomodada clase media.

En mi opinión, las industrias de alimentación o restauración hacen bien en poner el ojo en este tipo de clientes consumidores de marihuana, porque aparte de que te abre el apetito, al consumidor le gusta que le den un trato especial y que le faciliten el servicio, por eso, a los anuncios como los de la cadena Burguer King en los estados donde es legal en Estados Unidos, muy seguramente le seguirán otras cadenas de restaurantes de comida rápida.

Los “fumetas o fumaos” en EEUU y a partir de ahora, cuando lleguen a estos establecimientos a por su menú y cuando sus ojos rojos sean identificados por el dependiente de turno, éste rápidamente les guiará hacia sus menas especiales, el de los “fumaos”. Por Mac.

por -
0 1.784 vistas

Los medios principales han escrito mucho últimamente sobre los comestibles de cannabis. Algunos lugares en el mundo han dado una oportunidad a la legalización total del cannabis, lo que implica que se puedan vender en tiendas diferentes artículos con cannabis a cualquier persona mayor de 18 años. Estos artículos se están haciendo cada vez más comunes por numerosas razones, motivo por el que están siendo vigilados en los últimos meses.

Fumar
En nuestro último fascículo “Fumar y vaporizar” explicamos por qué fumar cannabis puede suponer un problema para algunas personas.  Especialmente cuando se utiliza como medicación a largo plazo o para enfermedades que afectan al sistema respiratorio, puede ser interesante considerar otras opciones disponibles.

Smoking_vs_Eating_Cannabis01Igualmente, fumar cannabis debería considerarse también como un método válido y rápido de medicación dependiendo del síntoma que está intentando aliviar el paciente. Por ejemplo, un paciente de asma debería evitar fumar cannabis cuando tiene serias dificultades para respirar si hay otras opciones disponibles. Cuando fumar es la única solución, el cannabis aún puede mejorar la capacidad pulmonar en algunos casos, pero no en todos: también podría empeorar el estado del paciente temporalmente (igual que fumar tabaco). La vaporización es una mejor opción pero, de nuevo, dependiendo de la gravedad del ataque de asma podría afectar negativamente al usuario ya que el vapor puede ser bastante duro y difícil de respirar para unos pulmones debilitados.

Hay muchos pacientes que son incapaces de consumir cannabis fumándolo o vaporizándolo. Para estas personas, o para fines recreativos, existe la solución de ingerir el cannabis como comestible, también llamado a veces por su palabra en inglés “medible” (comestible para fines médicos).

Comer
Para hacer un comestible primero se debe preparar el cannabis que se mezclará con el resto de ingredientes. La base más recomendable para los comestibles es una mezcla a base de aceite en la que se infusionan las flores de cannabis (o cualquier parte de la planta a utilizar). El resultado de esta preparación suele ser una mantequilla de cannabis (“cannabutter”, en inglés) aunque también existen otros muchos métodos. Una vez está lista la mantequilla de cannabis, esta se puede hornear, utilizar en una salsa, convertirla en una bebida, etc.

Smoking_vs_Eating_Cannabis02Hay muchas diferentes formas de comestibles en el mercado legal del cannabis: galletas, caramelos, snacks salados, etc. Estos productos son muy populares ya que no requieren el hábito de fumar y, en un contexto médico, se pueden administrar a prácticamente cualquier paciente (aunque en estas situaciones es preferible ingerir los cannabioides necesarios a través de cápsulas rellenas de aceites de cannabis muy puros para obtener mejores resultados).

Tanto si solo se está consumiendo un comestible adquirido en un dispensario o se hace desde cero, es necesario conocer algo el proceso.
Al adquirir un comestible es importante leer cuidadosamente la(s) etiqueta(s). En esta debería aparecer de algún modo la dosis que se ha utilizado, tanto en términos de gramos o cannabis infusionados, la cantidad de cannabinoides en miligramos o incluso el número de comidas que se pueden hacer con todo el artículo. Sin embargo, y especialmente si no es usted un experto, no podrá fiarse únicamente de estas indicaciones ya que ninguna es lo suficientemente precisa para ofrecerle una información 100% exacta. La mejor solución es siempre preguntar al comerciante que le ha vendido el producto sobre la cantidad que se debe servir.

Al realizar un producto desde cero, también es muy importante tener en cuenta la dosis.Consultar las mejores prácticas de diferentes fuentes le permitirá obtener una visión global sobre la cantidad que se considera “razonable” o simplemente “suficiente”, independientemente de la variedad de cannabis utilizada. Especialmente si fuma cannabis, no crea que la misma cantidad que pone en un porro resultará en el mismo nivel de intoxicación y en el mismo tipo de efectos.
En ambos casos la clave para tener una buena experiencia con los comestibles es tener paciencia. Tomar una pequeña cantidad y esperar que se manifiesten los efectos es un buen primer paso para evaluar la potencia del producto y ayudarle a decidir más tarde si desea ingerir más o no. Así es: cuando se come el cannabis el cuerpo no lo procesa de la misma forma que cuando se fuma o vaporiza. El THC contenido en el comestible lo procesará el estómago y lo metabolizará el hígado. El proceso es más lento que cuando se fuma o vaporiza dada la naturaleza inmediata de la ingesta de cannabinoides en estos últimos casos. Los comestibles llevan mucho más tiempo en afectar al usuario; ¡lea más al respecto a continuación!

¿Por qué pasar a comestibles?

Smoking_vs_Eating_Cannabis03

-Más potente que fumar o vaporizar

Cuando se calienta el cannabis y se inhala en forma de vapor o humo, los cannabinoides se liberan con cada calada del porro/pipa/vaporizador a los pulmones, el corazón y el cerebro en cuestión de minutos (5 a 10 min). Cuando se ingiere el cannabis, es el organismo el que lo procesa, lo que puede llevar varias horas (30 min a 2 horas) y la liberación de cannabinoides se produce de forma ondular. Esto crea el sentimiento de un “subidón” superior que la gente asocia con los comestibles de cannabis, lo que lo convierte en parte en un método más eficiente y potente. No obstante, la cantidad de cannabinoides liberados es en realidad de una concentración mucho menor que cuando se inhala.

-Efectos de más larga duración

Los efectos accionados por la ingesta de cannabis pueden durar mucho más que aquellos ofrecidos por la inhalación, desde 2 a 12 horas dependiendo del producto, usuario y contexto. Para los pacientes que buscan un alivio inmediato a dolores agudos o ansiedad, el tiempo relativamente largo que tardan los comestibles en hacer efecto será un problema, pero para otros, por ejemplo en el caso de tensión muscular o dolor crónico, esto puede ser muy beneficioso dado el alargado periodo de intoxicación que producen.

-Diferentes comestibles para diferentes experiencias

Consumir cannabis en forma de comestible puede proporcionar una experiencia tan variada como al fumarlo o vaporizarlo. La variedad utilizada, el estado del consumidor antes del consumo, los fluidos y la comida ingeridos antes del consumo… todos estos son parámetros que pueden hacer que la experiencia con comestibles vaya en una dirección u otra. Pero también es posible elegir el comestible adecuado para la experiencia adecuada.

-Procesados a través del estómago: pasteles, galletas, pretzels, etc. Los efectos pueden tardar hasta 2 horas en aparecer, pero pueden durar luego 6 o más horas.
-Procesados a través de la saliva: caramelos, tinturas, etc. Los efectos pueden aparecer a los 30 minutos y durar de 2 a 3 horas.
-Otros: bebidas y todo lo que se derrita pero se pueda comer (caramelo, chocolate, etc.) La aparición y los efectos pueden variar ¡Consulte a su comerciante o dispensario de cannabis medicinal!

Por Sylent Jay

por -
0 1.558 vistas

Por el Dr. Ethan Russo

Los consumidores de cannabis han mantenido siempre que los diferentes tipos (cepas o variedades químicas) producen efectos distintos, tanto respecto a su psicoactividad como a sus propiedades terapéuticas. Las cepas suelen recibir las denominaciones de sátiva, índica, o híbrida. Sin embargo estas etiquetas son muy engañosas tal como se vienen aplicando en el mercado. Por contra, la comunidad científica ha solido centrarse en el tetrahidrocannabinol (THC) como la variable principal o la única importante. Está claro que hasta hace muy poco, la crianza selectiva de cannabis para el mercado del ocio y el medicinal ha dado lugar a cannabis con predominio de THC excluyendo otros cannabinoides. Algunos investigadores han hecho hincapié en la importancia de los otros componentes como importantes moduladores de los efectos del cannabis, especialmente los terpenoides, compuestos aromáticos del cannabis que, al igual que los cannabinoides, son producidos en los tricomas glandulares (McPartland & Russo, 2001, Russo 2011).

¿Cuáles son los otros cannabinoides del cannabis?

El fitocannabinoide más habitual, además de THC, es el cannabidiol (CBD). Antes era común en las razas de cannabis autóctonas procedentes de Afganistán y Marruecos, por ejemplo, pero ha desaparecido en gran parte del cannabis recreativo. También está presente en las fibras de cáñamo y en algunos tipos de semillas, pero generalmente en cantidades bajas. En el ámbito medicinal, el CBD ha recibido una creciente atención debido a sus muchas propiedades terapéuticas que incluyen el alivio del dolor y los beneficios anti-inflamatorios, sin provocar intoxicación o sedación. También reduce los efectos secundarios del THC cuando se administran juntos, en concreto la ansiedad y la taquicardia. Tomados juntos, los dos componentes pueden dan lugar a sinergia en muchas aplicaciones.

Otro componente del cannabis de interés es el tetrahidrocannabivarín (THCV), que tradicionalmente se encuentra en pequeñas cantidades en las variedades químicas de cannabis de África Meridional. Actualmente se encuentra bajo investigación como tratamiento para el síndrome metabólico, considerado a menudo como preludio del desarrollo de diabetes tipo II.

Entre otros fitocannabinoides bajo investigación figuran el cannabigerol (CBG) para el cáncer de próstata, y el cannabidivarín (CBDV) para la epilepsia.

¿Y respecto a los terpenoides?
Las abundantes pruebas apoyan que estos componentes de baja concentración influyen sobre los fitocannabinoides en los preparados totales de cannabis por adición de sus propios beneficios terapéuticos o por disminución de los efectos secundarios del THC. Digno de especial mención son el limoneno, de conocidos efectos antidepresivos, el pineno, que atenúa los déficit de memoria a corto plazo generados por el THC, el mirceno, que es sedante, y el beta-cariofileno, que estimula el receptor no psicoactivo CB2 provocando efecto antiinflamatorio y analgésico. Futuras investigaciones dilucidarán la importancia relativa de estos agentes en los diversos preparados de cannabis.

Por el Dr. Ethan Russo

Sobre el autor:
El Dr. Ethan Russo es un acreditado neurólogo que trabaja como Asesor Médico Principal para GW Pharmaceuticals. En el pasado fue presidente de la Asociación Internacional por los Medicamentos Cannabinoides y en la actualidad preside la International Cannabinoid Reseach Society.

por -
1 40.335 vistas

Las mujeres jamaicanas embarazadas que buscan alivio de las náuseas y el estrés a menudo recurren al cannabis en forma de un té o un tónico para aliviar sus síntomas.

Hace casi 40 años, la Dra. Melanie Dreher fue elegida por sus profesores para ir a Jamaica y estudiar los efectos del consumo de cannabis en las mujeres embarazadas y sus bebés. Dreher vivió en el pueblo rural de Jamaica , y descubrió que el uso de cannabis en la vida diaria era de rutina. Llevó a cabo varios estudios en la comunidad basados en el estudio de la salud y en el desarrollo de las mujeres y niños jamaicanos, y publicando varios informes que mostraban que los niños nacidos de madres que consumían cannabis se ajustaban mejor que los niños nacidos de madres que no usaban la planta.

Dreher estudió 24 lactantes jamaicanos expuestos a la marihuana en el vientre, y a 20 bebés que no fueron expuestos. Descubrió que su cultura vigila su propia ingesta de cannabis y considera que la hierba es un sacramento. Los resultados del estudio no mostraron ningún impacto negativo en los niños nacidos de madres que consumían cannabis; por el contrario, parecían sobresalir.

1404-MDreher
Dra. Melanie Dreher

A menudo, los estudios sobre el consumo de cannabis por mujeres embarazadas norteamericanas afirman demostrar que puede causar defectos de nacimiento y problemas de desarrollo; Sin embargo, esos estudios no aíslan el consumo de cannabis a partir de sustancias nocivas como el alcohol y el tabaco, o incluso de metanfetamina y heroína.

El financiador principal de Dreher, del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, no estaba satisfecho con los resultados de su trabajo de campo e interrumpió la financiación de su investigación.  Dreher dijo en una entrevista: “Estaba claro que el NIDA no estaba interesado en seguir financiando un estudio que no producía resultados negativos. Me dijeron que no volviese a presentarlos. Nos perdimos la oportunidad de seguir el estudio a través de la adolescencia y hasta la edad adulta “.

Ahora, la Decana de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Rush, y su trabajo de campo de Dreher lo evoluciona en su libro Mujeres y Cannabis: Medicina, Ciencia y Sociología .

Vídeo Dra. Dreher

por -
1 469 vistas

El titular de la Sedronar, Juan Carlos Molina (foto), volvió a insistir en que le “preocupa más la cantidad de alcohol que toman los chicos que lo que puedan consumir de marihuana” y dijo que está “sociabilizado” que los padres compren el alcohol para los menores. El cura le concedió una entrevista al diario Página 12 a un año de su asunción a la secretaría que combate el consumo de droga.

“A mí me preocupa más la cantidad de alcohol que toman hoy los chicos que lo que puedan consumir de marihuana. Es mucho más problemático. Tenés ya desde los diez años consumo alcohol”, aseguró Molina, quien hace poco tiempo desmintió que haya manifestado estar a favor de la despenalización de todo tipo de consumo de droga.

“(Droga es) toda sustancia que produce algún efecto sobre el otro. Tenés el alcohol, el tabaco, que son las lícitas, las legales. Tenés todos los psicofármacos recetados, también son una droga; y tenés las que no están permitidas para el consumo, la marihuana, la cocaína, todos los sintéticos. En el universo de la Sedronar entra todo. Como prevención entra todo. A mí me preocupa más la cantidad de alcohol que toman hoy los chicos que lo que puedan consumir de marihuana. Es mucho más problemático. Tenés ya desde los diez años consumo alcohol”, afirmó Molina en una entrevista con el diario Página/12.

El sacerdote dijo además que la problemática es pareja a nivel social. “Hoy se toma mucho en todos lados. De hecho está sociabilizado que las previas se hacen en las casas de familia. ¿Qué diferencia hay? Unos lo toman en la esquina y otros en el garaje de la casa, aunque se le tiene más miedo al que toma en la esquina. Toman en la casa con una importante anuencia de la familia. ¿Quién es el que compra el alcohol? El adulto, porque está prohibida la venta a menores”.

“Esto se resuelve haciendo una buena campaña educativa. Nosotros propusimos tres leyes: primero la limitación de publicidad de alcohol en eventos culturales y deportivos.Hoy está dando vueltas en el Congreso. Quién es el sponsor de la Selección Argentina, cuál es el festival de rock más importante. Me parece que tenemos que trabajar desde ese lado, generar cultura. Yo estoy saliendo a repartir equipos de mate por todos lados. El sabor del encuentro es el mate para los argentinos, el asado, el partidito de fútbol con amigos, los fideos del domingo”, agregó.

Por último, se refirió a la tendencia a pensar que la solución al consumo de drogas viene por el lado de la seguridad. “Los temas se instalan de acuerdo a cómo viene la ola. Está instalado que en la Argentina tenemos un gran problema de inseguridad y que esto se combate con más policías. La gente está educada para escuchar eso. No está preparada para escuchar que tenemos que poner computadoras en los centros de rehabilitación, para escuchar que tenemos que darles trabajo a los pibes que consumen. Un gran preventor y recuperador en las adicciones es el mundo del trabajo, acompañado por un equipo terapéutico. No es la química”.

“Las estadísticas dicen que muchos de los jóvenes que salen de las comunidades terapéuticas vuelven a recaer a nivel mundial. ¿Cómo hacemos para que haya reinserción en serio? La gente no está preparada para escuchar eso. Si no estuvo preparada para escuchar que el preso que trabaja, cobre su sueldo… Por trabajar, no por estar preso. Los grandes comunicadores del mediodía siguen insistiendo con eso, incluso sabiendo que están mintiendo en el mensaje. Imagínate que yo vaya a decir que voy a crear un trabajo para los pibes que se drogan. Me van a decir ´bueno, entonces me voy a drogar para que me paguen´”, concluyó.

por -
0 6.434 vistas

El 2014 ha sido un año muy especial en el comienzo de la legalización de uso recreativo de la marihuana en el mundo. Los estados de Washington y Colorado en EEUU y Uruguay en América del Sur han comenzado con esta historia de la legalización. Alaska, Oregon y Washington DC en el 2015 se unirán a la tendencia

El mes pasado la fiscal jefe de California, Kamala Harris,  antes de auto definirse como la “poli mayor” del Estado, hablo a la prensa de la inevitabilidad de la legalización de la marihuana. La fiscal general del mayor y más importante estado norteamericano, habiendo sido siempre una alumna aventajada, analizó los hechos y acontecimientos actuales  con el cannabis y llegó a la conclusión de la inevitable legalización de la marihuana, así se lo hizo saber a la prensa.

Distintos lugares, misma situación
En latinoamerica, ya no es solo Uruguay el país que cree que la legalización del cannabis es muchísimo menos dañina que la ilegalizacion. Chile,  Argentina, Colombia, Costa rica, México y los países caribeños son ejemplos de como de norte a sur la gran ola verde de la legalización, esta vez si, ha llegado para quedarse.
En Australia, el primer ministro Toni Abbott apoya legalización del cannabis terapéutico y varios estados australianos ya se le habían adelantado a favor de esta opinión.
Y en Europa, ya no es solo Holanda la única nación donde se puede encontrar marihuana sin tener que pasar por el mercado negro del narcotrafico, ademas de España, en Bélgica, Suiza, Reino Unido, Francia y  Dinamarca existen asociaciones a modos de clubes.
En el norte de África, países como Marruecos están barajando la posibilidad de producir y comercializar cannabis con sus productos derivados. Mas al sur del mismo continente, pretendientes al poder de países como Zambia también tiene en la legalización y producción de la marihuana una de sus mas importantes iniciativas electorales.
Si recordamos la historia, y nos fijamos en que una gran parte del mundo se guía y fija en lo que naciones como Estados Unidos prohíben o legalizan, y además le añadimos lo que piensa la fiscal posiblemente mas importante de EEUU, solo nos queda esperar la inevitable legalización de la marihuana en los próximos años, primero allí, que ya se esta produciendo y luego como fichas de domino en casi todo el mundo.

El comienzo de la oleada
No quiero decir que porque los estadounidenses lo legalicen los demás les vayan a seguir,  solo digo y ya van por ahí las voces de sus vecinos, que ningún país va a querer que su país contiguo se quede con la tarta económica de la legalización mientras ellos la prohíben y encarcelan a sus ciudadanos. Evidentemente y con esa opinión comienza la ola y desde luego, va a llegar a casi todos los países.
En mi opinión y viendo como los acontecimientos que rodean esta cuestión se están sucediendo, lo mas inteligente es ponerse las pilas y regular este consumo de los ciudadanos y saber aprovechar los impuestos generados por esta cuestión y, como ya se hace con el alcohol y el tabaco, revertirlos entre esos mismos ciudadanos en forma de mejoras sociales, medicas o educacionales.

Es inevitable…
El ser humano tiene la capacidad de adaptarse a los nuevos cambios en la vida y el cannabis nos esta poniendo a prueba.

Si a toda esta corriente de opinión y de cambio de política estatal, se le añade el cambio generacional de la población, sumado a las nuevas formas de llegar la opinión e información gracias a las nuevas tecnologías, comprenderemos más fácilmente a esta fiscal de California cuando ve la inevitable legalización de la marihuana.

No es cuestión de si será o no será, la cuestión es saber cuando pasará.

Nuestros políticos y dirigentes deben de saber como gestionar esta cuestión en favor del ciudadano, no en contra de él y, por supuesto, deben estar preparados en este tema, por la que viene. Por Mac.

por -
0 681 vistas

Activistas por la justicia social lamentan que después de décadas en las que las minorías fueron encarceladas por el uso y la venta de marihuana, la mayor parte de la riqueza proveniente de la naciente industria de cannabis legal se acumule en las manos de los mismos sectores privilegiados.
Hablar de la industria del cannabis, inclusive ahora que es más un negocio legal, se asocia todavía con tipos rastas de cabellos largos y hablar despacioso. La realidad es que en muchos sectores la marihuana ha superado esa imagen y está volando a alto nivel.

En los Estados Unidos, donde la legalización potencialmente seguirá extendiéndose por más estados, particularmente ahora que las encuestas muestran una mayoría de la población a favor, se habla de la “fiebre verde” en referencia al rápido desarrollo de la industria.

Pero las nuevas alturas son evidentes en otros sectores. El de la comida es particularmente notable.

Cocinar con marihuana ha superado la etapa de lo que se conoce como “comestibles”, que son los productos vendidos en los coffeeshops de Ámsterdam y los dispensarios legales en EE.UU. como brownies, galletas y palomitas de maíz. Como prueba están los muchos libros de recetas para preparar comidas con hojas, semillas y extractos de marihuana, que se encuentran en las librerías y en el internet.

Ahora la hierba ha llegado a las altas esferas de la gastronomía, y un buen número de los más distinguidos chefs del mundo, de Copenhague a Nueva York, exploran su potencial culinario, ofreciendo creaciones de cannabis en los menús de sus restaurantes famosos.

Caracterizada con un sabor a pistacho y aromas de nuez, de acuerdo con los conocedores, la marihuana se mezcla igual de bien con platos dulces y salados.

En el corazón de la campiña danesa, en uno de los mejores restaurantes de Escandinavia – el pintoresco castillo Slot Dragsholm – el chef Claus Henriksen, una estrella en ascenso en el firmamento gastronómico mundial, está haciendo noticia. En su menú, entre muchas otras finas delicias aparecen: queso de cabra fresco aromatizado con hojas de cannabis, salchichas de cerdo con crema y salsa de cannabis y un sorbete de cannabis en una cama de puré de manzana. Otros restaurantes de primera clase, incluyendo Noma, que ha sido elegido cuatro veces el mejor restaurante del mundo y el reconocido Restaurante de Roberta en Brooklyn, también incluyen discretamente en sus menús, platos en los que el cannabis enriquece el sabor de peces tropicales y postres variados.

TRANSACCIONES MILLONARIAS 

En los Estados Unidos, entretanto, en las reuniones de alto nivel que la Asociación Nacional de la Industria de Cannabis, (NCIA), tiene con miembros del Gobierno y colegas empresarios, sus representantes, vestidos con corbata, camisas blancas impecables y trajes de la mejor calidad, discuten transacciones millonarias.

“Al igual que cualquier otro sector de negocios en el país, tenemos gran interés en garantizar que la política federal sea favorable a todos los propietarios de empresas relacionadas con la producción de marihuana y derivados, que son creadores de mucho empleo”, explicó Aaron Smith, el director ejecutivo de la NCIA durante una reciente reunión en Manhattan con políticos y directores de la industria.

El tema principal de discusión era el potencial de la industria de cannabis, particularmente cuando hay más estados considerando aprobar la legalización y las encuestas muestran que por primera vez la mayoría del público está de acuerdo.

El movimiento económico alrededor de las empresas relacionadas con la yerba se empieza a comparar con el de Silicon Valley en términos de inversionistas, fondos de inversión, capitales de riesgo dispuestos a verter enormes cantidades en el sector. El mercado legal de marihuana en Estados Unidos se calcula entre 20 y 50 mil millones de dólares con potencial de gran crecimiento a medida que más estados aprueben el uso recreacional.

Activistas por la justicia social lamentan que después de décadas en las que las minorías fueron encarceladas a tasas increíblemente desproporcionadas por el uso y la venta de marihuana, la mayor parte de la riqueza proveniente de la naciente industria de cannabis legal se acumule en las manos de los mismos sectores privilegiados de empresarios blancos ricos.

Y mientras los legisladores estadounidenses legalizan el cannabis en un puñado de estados y despenalizan en otros, los “potempresarios” emergen de las sombras para llevar tecnología a la industria creciente y los startups se multiplican a tal velocidad que se habla de una revolución en ciernes en la parte tecnológica. En el mercado se encuentran WeedMaps, que son los mapas de Google para rastrear los dispensarios de marihuana; Leafly, que es una plataforma para medir el ritmo y la opinión de la gente; Yelp, para comparar las varias cepas de la planta, y MassRoots, una red social para los entusiastas de la marihuana. La ‘fiebre verde’ generó 207 millones de dólares en ventas de marihuana recreativa en Colorado durante los primeros nueve meses del año, según el Departamento de Rentas del Estado. En ese período, la marihuana recreativa y médica combinadas recaudaron 52.5 millones de dólares en ingresos para el estado a través de impuestos, licencias y derechos.  Por Cecilia Rodríguez

Por Mac.- Como decía un político norteamericano “La pregunta no es si habrá o no legalización, sino cuando será”

Los gurús económicos de Wall Street y los políticos en Estados Unidos tienen muy claro que la marihuana esta condenada a ser legalizada o regulada. Si nos fijamos en la corriente de la primera potencia mundial, no cabe ninguna duda que los estados norteamericanos están cayendo del lado de la legalización médica o recreacional, de uno a uno y en cascada, como fichas de dominó.

A esa corriente, hay que unirle las voces de su vecino mexicano que están alertando con no quedarse atrás en el reparto de la “tarta de oro dulce y verde” que es el mercado legal del cannabis. De hecho, políticos de primera linea como el antiguo Presidente Fox están alzando sus voces en este sentido. Los mexicanos no van a permitir que se pueda comprar a un lado de la frontera legalmente, y a partir de la suya ya no se pueda hacer la compra legal.

Si añadimos que más al sur del país azteca, ya hay alguna nación donde se ha legalizado y otras donde están valorando muy en serio el tomar esa medida, solo queda pensar que las fichas de dominó no van a parar de caer en México.

Más al norte de EEUU, Canadá también a puesto ya los cimientos de esta gran industria que a nadie se le escapa.

En la vieja Europa lo normal será ver que hace nuestro amigo “el Tio Sam” y luego actuar. Y, como dice el refranero español “cuando veas las barbas de tu vecino cortar pon las tuyas a remojar”
Con este simplista y lógico análisis lo único que quiero es despertar las mentes y empezar a poner los cimientos de una industria que tenga el cannabis como protagonista principal.
La industria va a mover miles y miles de millones en todo el mundo, sencillamente como el tabaco y el alcohol. La marihuana siempre estuvo ahí y  va a seguir estando, por lo tanto regulemosla como otras sustancias.

La gran carrera de las empresas por tomar posiciones en esta industria o sector ya ha comenzado y los gobiernos deben de poner las bases para que pueda florecer creando riqueza y puestos de trabajo. En Estados Unidos e Israel ya han comenzado con la carrera y aquí no deberíamos “dormirnos en los laureles”. Las demás naciones y máxime cuando todas tienen muchos consumidores dispuestos a pagar por servicios o productos, deben tomar cartas en el asunto y no esperar  a ver como soplan los vientos en unos u otros.

Como ejemplo, uno de los primeros nichos de mercado que empiezo a ver diferente de Europa a EEUU, es que mientras los clubes o asociaciones de cannabis en España o Europa se crean bajo el prisma de no ser lucrativos, en Estados Unidos si que son empresas privadas en forma de dispensarios y por lo tanto tiene que competir como en cualquier mercado legal y eso produce competitividad, con todo lo que eso supone.

El coffeeShop holandés también podría ser otra forma de negocio privado que recauda.

¿Por qué no nos fijamos en como está naciendo esa economía verde al otro lado del charco? ¿Por qué nos nos fijamos en la cantidad de recursos para las arcas del estado o instituciones que están produciendo sus medidas? La industria legal del cannabis va a llegar para quedarse, ¿Por qué nuestros gobiernos no preparan su tejido industrial? ¿Que nadie se da cuenta de que el mercado del cannabis va a coger el camino de la legalización? O ¿Pensamos que va a ser legar en Estados Unidos y otros países como aquí va ser ilegal? Pongámonos las pilas.

Ah y otra cosa, los detractores del cannabis a nivel mundial están perdiendo la batalla que tenían ganada desde hace 75 años, sencillamente porque utilizan argumentos de principios del siglo XX contra los pro-cannabis que utilizan argumentos, pero de principios del siglo XXI.

En mi opinión, la carrera ya ha comenzado y queremos industria propia y local del cannabis, no trabajar para la industria del cannabis de otros países donde sus gobiernos o sociedades si que hicieron sus deberes.

Por Mac

por -
0 238 vistas

-Juan Manuel Sepúlveda, oncólogo del Hospital 12 de Octubre, y Guillermo Velasco, profesor de la Universidad Complutense, desarrollarán un estudio pionero sobre el efecto antitumoral del cannabis

-“Al ser un fármaco libre, sin patente, pocas industrias farmacéuticas quieren hacer esta inversión”

-“Hace unos años sólo se ponía el acento en lo malos que son los cannabinoides. Ahora hay un cambio en la mentalidad que viene de Estados Unidos”

En otoño de 2015 Juan Manuel Sepúlveda, oncólogo en el Hospital 12 de Octubre, y Guillermo Velasco, profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid, comenzarán una investigación pionera con la que pretenden demostrar que el cannabis no sólo actúa como paliativo contra el cáncer sino que también puede tener actividad como antitumoral (en concreto para los glioblastomas, un tipo de tumor cerebral).

Ellos han tenido suerte: la organización  Medical Cannabis Bike Tour (dedicada a la promoción de la investigación con cannabis y su uso terapéutico) les ha donado 100.000 euros para su proyecto, pero destacan lo complicado que resulta encontrar fondos para este tipo de estudios.

Esta es sólo la tercera prueba que se va a hacer en el mundo para investigar el efecto antitumoral de los cannabinoides pese a todos los indicios que apuntan a sus virtudes. ¿Por qué apenas hay investigación en este campo?

Sepúlveda: Por un lado porque la información tampoco es tan antigua, quizá desde 2004, y no ha habido mucho tiempo para desarrollarla. Y segundo porque al ser fármacos libres la síntesis es muy sencilla, no tiene patente, y hay pocas industrias farmacéuticas que quieran hacer esa inversión. Y los sistemas públicos de inversión no han generado líneas de investigación en este campo todavía.

Velasco: Llevar un nuevo fármaco a la clínica lleva tiempo, no es fácil. Normalmente tiene que haber una gran industria farmacéutica detrás que vaya a tener algún beneficio. Si la industria no lo empuja es complicado. Nosotros contamos con la ventaja de que el cannabis es una sustancia popular, para bien o para mal es conocida, pero aún así es complicado. Ahora está arrancando porque hay un cambio de conciencia: si la planta tiene unas propiedades hay que probarlas. El cambio viene de Estados Unidos, se traslada al resto del mundo y hay una cierta explosión de este tipo de estudios. Y quizá no funcione en humanos. Pero si funciona ayudará a que otros estudios empiecen a expandirse y se vea en qué medida puede ser útil.

Yo tampoco creo que vaya a ser la droga mágica contra el cáncer. Creemos que el cannabis puede actuar contra, al menos, un tipo de tumor cerebral, en combinación con otro tipo de fármacos y para determinados pacientes, puede ser un elemento más a unir al cóctel de compuestos antitumorales. Quizá en 25 años…

Da la sensación de que hasta ahora todos los esfuerzos investigadores se han realizado para demostrar lo malo que es el cannabis y no para buscar aspectos positivos.

Velasco: Sobre todo por parte del NIDA, la agencia antidroga de EEUU. Hubo bastante esfuerzo en los 80 y 90 para intentar probar lo malo que podía ser en distintos aspectos, incluyendo la acción antitumoral. Hicieron un estudio muy grande tratando ratones con dosis muy altas de cannabinoides para ver si se daba un aumento de los tumores. Y más bien encontraron lo contrario. Todavía hay gente que va por ahí, pero va cayendo por su propio peso.

Hay tantos investigadores haciendo estudios que hay una base científica sólida para apoyar distintas aplicaciones terapéuticas. La situación ha cambiado. Hace unos años las administraciones sólo ponían el acento en lo malo que era, y ahora se empieza a decir que, aunque hay aspectos negativos, por supuesto —en la utilización lúdica de los cannabinoides—, también hay una evidencia científica de que puede tener una utilización terapéutica. Creo que cada vez hay una mayor conciencia social que se va trasladando a los gobernantes.

Estos tratamientos con cannabinoides, ¿pueden tener algún tipo de limitación en pacientes por ejemplo en función de la edad?

Velasco: En general si haces un tratamiento crónico a un niño que se está formando es verdad que potencialmente los cannabinoides podrían tener una parte negativa. Puedes interferir en la sinapsis, podrías tener más posibilidades de tener esquizofrenia. Pero supongamos que se demuestra que tiene una eficacia en tumores cerebrales. A lo mejor compensa, si el efecto terapéutico es bueno, aunque tenga efectos secundarios. Habría que valorarlo como con cualquier otro medicamento. No creo que ninguna quimioterapia sea buena para nadie, pero decides por el mal menor. Y en este caso creo que el efecto sería muy leve.

¿Hay algún tipo de evidencia de que los cannabinoides podrían funcionar contra otros tipos de cáncer?

Sepúlveda: En glioblastomas quizá sea lo que más se ha investigado y avanzado en la parte preclínica, pero también hay información para cáncer de mama y otros.

Velasco: En modelos animales hay 10 ó 12 tipos de cáncer diferentes donde se ha probado que puede ser útil. El cáncer de colon, de mama, de pulmón, el melanoma, el calcinoma de piel… Pero no todo lo que funciona en un modelo animal tiene que funcionar en humanos. Hay una idea entre cierta comunidad de que el cannabis puede ser antitumoral. Pero no se basa en ningún hecho científico probado en humanos. Necesitamos ir a estudios en humanos para demostrarlo.

Actualmente el cannabis sólo está permitido para tratar la esclerosis múltiple. También se conocen sus virtudes como paliativo en cánceres. ¿Hay algún otro uso conocido?

Sepúlveda: Bueno, para el cáncer no está permitido. Para la esclerosis sí, existe un fármaco llamado Sativex. En Europa, Canadá y EEUU los cannabinoides se han ido aprobando para diferentes usos. Hay ensayos en epilepsia, enfermedad de Huntington…

Velasco: En EEUU está autorizado un medicamento para actuar contra la sensación de vómito y como estimulador el apetito.

Velasco, usted lleva varios años ya trabajando con el cannabis. ¿Qué ha averiguado que le haya sorprendido?

Velasco: Hemos estudiado mucho el mecanismo de acción, cómo funciona. Hay cosas muy interesantes a nivel molecular. En general es sorprendente que los cannabinoides pueden tener muchas aplicaciones. Lo más extendido desde el punto de vista terapéutico es sobre el vómito y como estimulador del apetito. Pero también como anti inflamatorio. Cada vez hay más aplicaciones, es sorprendente cómo estas moléculas se utilizaban originalmente. Hasta los años 40 se podían encontrar en las farmacias tinturas de cannabis y cosas de ese estilo.

En un momento determinado cambió la legislación en USA, principalmente por una guerra entre productores de cannabis. Y por un lobby se prohibió el cultivo de marihuana con capacidad psicoactiva. Y a partir de de ahí se estigmatizó, pero ha sido una planta que se utilizaba para tratar muchas enfermedades, con más o menos base científica, pero siempre se utilizó. Esto es simplemente una normalización.

A nivel personal, ¿son partidarios de la regulación del cannabis con fines lúdicos?

Velasco: Yo no creo en las prohibiciones en general. Yo no fumo, pero creo que no tiene sentido que a alguien se le pueda castigar con un delito contra la salud pública por tener una planta en casa. La tendencia es que si otras drogas legales se pueden comprar en un bar o estanco debería estar regulado. Se puede acceder a una cierta cantidad, con una cierta calidad… que la gente sepa cuáles son los principales problemas. Igual que con el tabaco, que pusiera “la marihuana puede afectar a la memoria a corto plazo”. Hay que tratar a la gente como adultos.

La lucha contra las drogas ha hecho mucho daño. Si lo regulas y controlas te quitarías muchos problemas. Hay mucho prejuicio, y en el caso concreto de la marihuana mucho más, sobre todo en comparación con otras drogas legales. Y en cambio no tiene los efectos dañiños —hepáticos, por ejemplo— como puede tener el alcohol. No puede ser que la marihuana esté clasificada al mismo nivel que la morfina o la metanfetamina, que tienen un potencial adictivo enorme que no tiene el cannabis.

Sepúlveda: Mi opinión es muy parecida. Pienso como ciudadano que las regulaciones de lo que los ciudadanos tomen no le corresponden al Estado.

por -
0 437 vistas

 Por Diego Rubinzal.- La marihuana es la droga ilícita de mayor consumo mundial. Los especialistas estiman que ese negocio mueve alrededor de 150.000 millones de dólares anuales, cifra muy superior al mercado de la cocaína (85.000 millones) o de la heroína (65.000 millones).

En ese contexto, el presidente José Mujica impulsó la legalización de la marihuana en territorio uruguayo. El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, calificó la decisión como un gesto de “valentía”. La iniciativa fue aprobada por el Parlamento a finales del año pasado. La ley establece un marco regulatorio para la producción, comercialización y consumo de marihuana. Por ejemplo, la norma permite cultivar hasta seis plantas de ca-nnabis para consumo personal.

Los resultados de esa experiencia serán observados de cerca ante el evidente fracaso de la denominada política de “guerra a las drogas”. La única consecuencia tangible de esa estrategia punitiva, según el liberal conservador Milton Friedman, fue incrementar la rentabilidad de los narcotraficantes. El gurú de la Escuela de Chicago sostuvo que “es muy difícil que un pequeño empresario pueda dedicarse al negocio de importación de drogas, porque nuestros esfuerzos por impedirlo esencialmente lo hacen enormemente costoso…, así que la única gente que puede sobrevivir en ese negocio es… (quienes) tienen suficiente dinero como para tener flotas de aviones, métodos sofisticados y cosas así. Además de eso, al no permitir a esos productores y arrestar, por ejemplo, a los cultivadores locales de marihuana, el gobierno mantiene alto el precio de esos productos. ¿Qué más querría un monopolista? Tiene un gobierno que se la pone muy difícil a todos sus competidores y mantiene alto el precio de sus productos. Es como estar en el cielo”.

El debate está instalado en toda la región. En la última cumbre de las Américas, los jefes de Estado y de Gobierno encargaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) la preparación de un informe sobre esta problemática.

La OEA estimó que los ingresos generados por el narcotráfico alcanzan los 300.000 millones de dólares anuales. La producción y comercialización de drogas prohibidas es una actividad económica muy rentable, tal como lo demuestra el negocio montado detrás de la cocaína. La mitad de esa producción, originada en Bolivia, Perú y Colombia, es destinada a los mercados consumidores de los países de América del Norte.

El secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, explica que “para producir un kilo de cocaína se requieren alrededor de 450 a 600 kilos de hojas de coca, y un granjero colombiano recibe 1,3 dólar por kilo; un kilo de pasta base de cocaína se cotiza en 585 a 780 dólares; sin embargo, la venta en el lugar a un traficante ya le puede reportar hasta unos 2700 dólares. En los puertos de Colombia, el precio es de 5500 a 7000 dólares. En la frontera norte de México puede subir hasta 15.000 dólares y en los Estados Unidos el kilo se vende al mayoreo a 27.000 dólares o más”.

A su vez, el pesaje original de la droga se duplica con la refinación y agregado de aditivos. “En Estados Unidos, el gramo de cocaína se vende a 165 dólares, lo que equivale a 165.000 dólares por kilo. Esta cifra, multiplicada por dos, da un total de 330.000 dólares por la venta en las calles, así es como el kilo de pasta base vendido a un precio de 585 a 780 dólares pasa a valer 330.000 dólares”, sostiene Insulza. En esa línea, los especialistas estiman que el 50 por ciento de los ingresos de la cocaína va a parar a mano de los microtraficantes que se mueven en las calles de los grandes centros de consumo.

Los inmensos volúmenes de fondos luego son “blanqueados” a través de entidades financieras, compañías de seguros, corredores de bolsa, agencias de cambio, empresas inmobiliarias. En “¿Por qué no se despenalizan las drogas? Razones de la vigencia de una política fallida” (Revista Latinoamericana de Seguridad Ciudadana Flacso Ecuador), el licenciado Daniel Pontón Ceballos concluye que “estos flujos de dinero van a parar en su gran mayoría a plazas offshore, países con sigilo bancario y los mismos centros financieros mundiales, como Londres, Nueva York, entre otros. Por lo tanto, es posible inferir que el lavado de dinero proveniente de actividades como el narcotráfico es parte sustancial del pulmón de la economía mundial”

por -
0 725 vistas

Parece que en Estados Unidos el debate sobre la legalización de la marihuana no se detiene. Si en Europa es difícil saber dónde es legal la posesión de semillas de marihuana, o su consumo recreativo o medicinal, en EEUU la situación es aún más complicada por su sistema federal. Hace unos de días se ha votado en Washington a favor de la despenalización de la posesión de marihuana. Esto puede significar un punto de inflexión aunque solo sea por el valor simbólico de este resultado en la capital de los Estados Unidos.
Junto a este estado, Oregón también ha despenalizado el consumo, la posesión y la venta de marihuana, aunque por otro lado Florida ha rechazado la autorización para consumo médico. Esto acrecienta las diferencias entre estados que a veces comparten frontera pero cuyas legislaciones son opuestas en lo que tiene que ver con el uso de las llamadas drogas blandas. Esta nueva ley de Washington no busca legalizar su venta, sino su posesión (de hasta 56 gramos para consumo personal y el cultivo de hasta seis plantas en casa).
Además esta propuesta, más allá de contentar a los consumidores, tiene implicaciones económicas y raciales. Se ha demostrado que el 90% de los detenidos con cargos de posesión eran de raza negra. Otro dato curioso es que antes las multas por posesión eran altísimas y han descendido para equipararse a las multas que se aplican por mal aparcamiento, toda una declaración de intenciones.
El debate está servido, aunque muchos ciudadanos piensan que la ciudad tiene problemas más graves de los que ocuparse que de la legalización de la marihuana. Lo cierto es que muchos ciudadanos estadounidenses confían en la marihuana como remedio terapéutico y como alternativa a tratamientos muy costosos y con graves efectos secundarios. Precisamente por eso el debate parece inagotable y sigue abierto a interpretaciones y diferentes perspectivas, porque en él se entrelazan tópicos, investigaciones serias realizadas en universidades prestigiosas, intereses económicos, y un largo etcétera de pros y contras. Cada vez que un país o un estado toman una decisión sobre este tema, el resto mira con atención los resultados porque todos parecen atravesar los mismos problemas con este espinoso tema.

por -
2 1.876 vistas

Según la nueva edición del diccionario de la real academia de la lengua “castellana” y en su última edición, la marihuana tiene otra forma oficial de poderse llamar, la “María”.

Por Mac.- Que la marihuana es una “Yerba Santa” ya lo sabíamos algunos, pero que uno de los idiomas que más se habla en el mundo, el español, le otorgue esa categoría a partir de ahora, ya es una realidad. Sencillamente acepta y describe el nombre de maría como otra forma de llamar a la marihuana.

El cannabis es una planta que últimamente es denominada asesina de células cancerígenas, éstas lo único que buscan es hacer el mal a los seres humanos y nosotros solo queremos que desaparezcan de su organismo lo antes posible.

En otras enfermedades como el sida, la marihuana también es una gran aliada por hacer la vida a estos enfermos más llevadera. Para todos las personas, el dolor es la forma de sufrimiento más generalizadas y, la maría está dispuesta a disipar parte de esta plaga que ataca a los seres humanos.

La planta también es aclamada y venerada por la ecología, ella es una sustituta perfecta de una infinidad de productos que altamente contaminan y que son parte de nuestra vida cotidiana. Además su cultivo es perfecto para la limpieza de las tierras donde los accidentes nucleares no han dejado nada sano. No hace falta para su cultivo utilizar ningún tipo de pesticidas ni sustancias que maltratan y contaminan el medio ambiente.

La maría también es perfecta para la alimentación, los aceites extraídos de sus semillas tienen la composición perfecta de ácidos grasos omega 3 y 6, que tan saludables son para nuestro cuerpo, y en especial para el corazón, que lo acepta y te lo agradece. El forraje que proporciona esta “santa planta” para la alimentación de los animales también es perfecta para esa practica, siendo ecológica, sana y barata.

Otros usos extendidos

El cáñamo, otra denominación del cannabis, es productor de fibras utilizadas desde hace miles de años por el hombre y para crear telas y prendas, transmitiendo conocimientos a través de la utilización de su papel o ayudándole en sus aventuras como fue el descubrimiento de las Américas -las velas de los barcos de Cristóbal Colon eran de cannabis-.

Y así podríamos alargarnos en muchos folios hablando de esta santa planta que lo único que ha hecho desde su descubrimiento, ya hace miles de años, es ayudar al ser humano siendo su aliada en la aventura de la vida. Alimentación, energía, vestimentas, materia prima para un sin fin de cosas y todo eso proporcionado por la sabia naturaleza creada por…

Por eso hace unas semanas, cuando en la última revisión del diccionario español o castellano nos anunciaron los sabios de las letras, que a partir de ahora, estará bien dicho y escrito llamar a la marihuana “maría”, no es que lo viese bien, es que no sé como hasta ahora aún no se había tomado esa decisión tan santa.

En mi opinión la marihuana, claro que es la maría, pero maría de la buena, de esa que en cualquier momento te puede ayudar con el frio dándote calor, dándote de comer, tu corazón siempre querrá estar con ella, no te contaminará por ser bandera de lo verde, te hará levitar, no te matará, luchará contra tus dolores, alimentará a los animales y luchará contra tu peor pesadilla llamada cáncer…y ¿ahora le llaman maría?

Por Dios, ella es la María, la madre de todas las plantas. Por Mac

por -
0 759 vistas

Por Rodrigo Urrego.-  El imperativo categórico propuesto por Chamfort “gozar y hacer gozar sin hacerse daño a sí mismo ni a los demás” es el resumen de la filosofía hedonista, del pensamiento libertario asociado a la responsabilidad asumiendo sus consecuencias. El consumir marihuana es un asunto de uso de la libertad individual que debe ser tratado desde la problemática de la salud pública. Es ridículo seguir atacando el problema de las drogas con prohibición judicial y represión policial. Y sobre todo cuando hablamos de Marihuana (Cannabis sativa). Sin importar cuál sea nuestra orientación política, religiosa o sexual, todos sin excepción cultivamos una mata de marihuana en nuestro cerebro, que produce endocannabinoides, responsables de los efectos de la marihuana.

Fueron investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén los que encontraron la molécula responsable de los efectos de la marihuana; se trata del tetrahidrocannabinol, también conocido como el THC, el cual interactúa con receptores neuronales brindando en general una sensación de placer, de serenidad, de escape a los agites de la vida moderna. Pero a finales del siglo XX se descubrió que nosotros producimos dos sustancias con efectos similares al THC, se trata de la anandamida y el 2-AG, los cuales son más conocidos como canabinnoides endógenos que intervienen en la regulación del dolor, la ansiedad, el hambre, entre otros.

Pero esto no es nada nuevo, diferentes culturas ya habían comprobado sus sorprendentes propiedades, por ejemplo, en el siglo XV la planta era usada para aliviar problemas de epilepsia en lo que hoy conocemos como Irak, mientras que en la India se incorporó a los rituales religiosos dado su efecto embriagador, requerido para estimular el viaje al interior del ser. A principios del siglo XX en los EE.UU. el cannabis comenzó a ser utilizado en una gama amplia de afecciones, desde la migraña hasta las úlceras fueron tratadas con el extracto natural de la polémica planta.

La marihuana ha sido clave en la industria farmacéutica, hoy en día en el mercado se pueden encontrar compuestos análogos al THC para contrarrestar las náuseas provocadas por la quimioterapia, para estimular el apetito en los enfermos de sida, para combatir todo tipo de dolencias, por ejemplo, entre los usuarios de la marihuana están casi 100.000 niños estadounidenses que padecen “epilepsia refractaria”, resistente a los antiepilépticos convencionales pero no a la cannabis. Igualmente, el investigador Guillermo Velasco de la Universidad Complutense de Madrid, reporta que los derivados de marihuana contribuyen a reducir el crecimiento de diversos tumores, utilizando una exquisita ruta molecular para inducir la muerte de las células cancerígenas.

Por otro lado, la legalización de la marihuana y otras drogas ilícitas pueden ayudar a exterminar la economía del narcotráfico que tanto daño y tantos muertos le ha costado a nuestro país. Según la Organización de los Estados Americanos, apenas 1% del total de ventas del ilícito negocio les queda a los campesinos e indígenas cultivadores de la región andina, el resto queda en los intermediarios, o sea en los grupos delincuenciales, que mueven en ventas cerca de US$320.000 millones. Dinero suficiente como para corromper a la justicia, a la policía, a los militares, comprar armas y montar ejércitos criminales.

picture-10631-1400287060La marihuana existe y no se va a poder erradicar, la solución consiste en legalizar manteniendo una fuerte política de prevención, el problema es que acá preferimos gastarnos el dinero fortaleciendo el pie de fuerza y no en campañas de salud pública. Por ahora, démosle a probar una infusión de cannabis a esas úlceras de la política colombiana que siguen abogando por la prohibición. ¡Qué bien le hacen a los carteles de la droga!     Por Rodrigo Urrego